Pakistán: Un coche para la parroquia de Khushpur

El pueblo de Khushpur, insignificativo visto desde fuera, es considerado el “Vaticano de Pakistán” porque es, por así decir, el corazón de la Iglesia Católica pakistaní. Hasta el día de hoy, su comunidad católica ha dado a la Iglesia dos Obispos, más de 35 sacerdotes, más de cien religiosas y varios religiosos. Además, desde 1952 existe en Khushpur el Centro Nacional de Formación de Catequistas, en el que se forman catequistas de todo el país. De Khushpur provenía también el devoto católico Shabaz Bhatti, quien criticó como ministro de Minorías la ley antiblasfemia y que apoyó a Asia Bibi. En marzo de 2011 fue ametrallado y asesinado cuando se encaminaba al trabajo. Sabía que su vida corría peligro, pero estaba dispuesto a morir por Cristo.

El pueblo de Khushpur, insignificativo visto desde fuera, es considerado el "Vaticano de Pakistán".
El pueblo de Khushpur, insignificativo visto desde fuera, es considerado el “Vaticano de Pakistán”.

Con sus casi 8.000 católicos, Khushpur, ubicado a 40 kilómetros al sur de Faisalabad, es el pueblo más grande casi exclusivamente católico de la actual República Islámica de Pakistán. En este país, los cristianos representan una pequeña minoría que se ve expuesta a numerosas discriminaciones, problemas y ataques.

La parroquia de Khushpur es muy activa y las numerosas vocaciones que surgen en ella hablan por sí solas. Las festividades católicas se celebran por todo lo alto, sobre todo, la fiesta de Cristo Rey, en la que tiene lugar una procesión de varias horas. La gente se mantiene firme en su fe y vive intensamente el año eclesiástico. La oración y los sacramentos son muy importantes en el día a día de los creyentes.

Con sus casi 8.000 católicos, Khushpur, ubicado a 40 kilómetros al sur de Faisalabad.
Con sus casi 8.000 católicos, Khushpur, ubicado a 40 kilómetros al sur de Faisalabad.

Para la pastoral, un vehículo es imprescindible porque la parroquia abarca un extenso territorio en el que los sacerdotes y catequistas tienen que asistir a los fieles. Hay que visitar a enfermos y celebrar la Santa Misa en lugares alejados de la parroquia. Además, hay varias actividades pastorales para las que se necesita a toda costa un coche. Por este motivo, queremos contribuir con 9.000 euros a que la parroquia pueda adquirir un vehículo para la pastoral.

Referencia: 328-01-29

up

Latest News

El párroco Pedro Narbona: “No hay que dejarse envenenar el alma” Después del grave ataque en Santiago de Chile a...
29 octubre, 2019
Tony Pereira tiene 51 años, es chef de cocina internacional y vive en Venezuela. Graduado en varias prestigiosas academias de...
«La situación en la que viven los cristianos de nuestra diócesis es difícil; una y otra vez se enfrentan a...