La fundación pontificia ACN trabaja en 32 nuevos proyectos por 1,8 millones de euros para apoyar la reconstrucción material y espiritual de los cristianos sirios.

La fundación pontifica Aid to the Church in Need (ACN) lanza  un programa para la restauración de Alepo, una de las poblaciones que más ha sufrido las consecuencias de la guerra.  Entre los siete proyectos de reconstrucción de la ciudad se encuentran tres catedrales: la armenia católica, la maronita y la siro-católica. Estos templos, además de representar la riqueza de ritos en Alepo, son un símbolo de las raíces históricas cristianas de la ciudad.

 

Catedral católica de Armenia en el distrito de Al-Telal de Alepo.

 

“Las iglesias son como los faros en el océano, dan seguridad y esperanza y es uno de los primeros pasos para el retorno de los cristianos desplazados, como bien sabe ACN, que tanto se ha involucrado en la reconstrucción de los pueblos arrasados por el ISIS en Irak”,” recalca el padre Andrzej Halemba, responsable de proyectos para Siria de la fundación. ACN apoyó el año pasado la reconstrucción de la catedral greco melquita de Homs.

Además de dos salas parroquiales y un centro bíblico, también se ha prometido ayuda para llevar a cabo los trabajos de renovación en un centro para niños autistas, que atienden las religiosas misioneras franciscanas desde hace 21 años y que debido a la falta de calefacción durante la guerra sufre gravísimos problemas de humedad, poniendo en riesgo la salud de los 15 niños que cuidan diariamente.

 

Repair of the "La Source" Center for autistic children, Franciscan Missionary Sisters of Mary in Aleppo

Reparación del Centro “La Source” para niños autistas, Franciscanas Misioneras Hermanas de María en Alepo

 

Todo esto sin dejar de lado los programas de ayuda a los cientos de familias desplazadas que ACN lleva realizando desde los comienzos de los conflictos en 2011, en Alepo y en otras ciudades como Homs o Lataquia. “Aunque queremos que esas familias regresen a sus hogares y puedan empezar una nueva vida, todavía queda bastante por hacer para que eso sea posible. Entre tanto no podemos cortar nuestra ayuda porque las iglesias locales no pueden sobrellevar ese peso. Según cifras de ACNUR, 13,1 millones de personas requieren asistencia humanitaria en Siria. Los que más sufren son los más pobres”, explica Halemba. Por este motivo la fundación investirá dos tercios de los 1,8 millones de euros en nuevas ayudas de emergencia. Los programas de ayuda comprenden entre otros, el pago de los alquileres de 340 familias en Homs, asistencia médica a otras 700 en Alepo así como un apoyo mensual para la alimentación y sanidad durante los próximos seis meses a 1.725 familias con falta de medios en Lataquia.

Con estos 32 proyectos recientemente aprobados, el número total de proyectos que la fundación internacional ACN está llevando a cabo en Siria durante 2018 llega a 121. La ayuda dada en este año ascenderá a casi siete millones de euros.

“¡El sufrimiento no ha acabado todavía! Nos encontramos con retos inmensos para poder paliar las heridas enormes de los últimos ochos años, pero no podemos olvidar que el futuro de estas personas está en nuestras manos y tenemos una responsabilidad”, recuerda el padre Halemba.

Padre Armanino a ACN: “Si llegan a Mali será un secuestro largo, como el de la Hermana Gloria.”

 

“Fue un ataque rápido y bien dirigido. Los secuestradores conocían los movimientos del Padre Pierluigi y ya le habían elegido como víctima”. Es así como el Padre Mauro Armanino, misionero de la Sociedad de Misiones Africanas en Níger, cuenta a Aid to the Church in Need (ACN) el secuestro de su hermano, el Padre Pierluigi Maccalli, desaparecido el lunes por la tarde a 125 kilómetros de la capital Niamey, en la misión en la que trabajaba este sacerdote italiano.

Un asalto bien planeado que se llevó a cabo en pocos minutos, según explicó el Padre John que vive en la misma misión que el secuestrado Padre Maccalli.

El Padre Armanino detalló a ACN que “el lunes por la tarde  el padre John estaba visiblemente traumatizado por cómo había sucedido todo. El Padre John, que es de nacionalidad india, se encontraba en otra habitación a pocos metros de la del Padre Pierluigi, narró que los secuestradores llamaron a la puerta, tomaron al sacerdote y se fueron haciendo disparos al aire. Por la forma en que se desarrollaron los hechos, se cree que el objetivo era un sacerdote occidental, de lo contrario no habrían dejado allí al hermano indio”.

El Padre Maccalli acababa de regresar de un período de descanso en Italia. “Yo le recogí del aeropuerto el sábado pasado, recuerda Armanino. Esto lo sabían los secuestradores y por eso actuaron es ese momento. Ciertamente no ha ayudado el hecho de que el gobierno no haya hecho nada a pesar de que sabía que había bandas armadas en la zona”.

Según el Padre Armanino, entre los diversos motivos relacionados con el secuestro -además de que seguramente pidan una cantidad económica por el rescate y la búsqueda de la atención de los medios de comunicación internacionales- está la intención de asustar a las comunidades cristianas en una de las pocas zonas de Níger donde el cristianismo es la religión mayoritaria. “El hecho de que por primera vez se haya atacado a un sacerdote de la Iglesia católica demuestra que ya no hay límites para la violencia”.

Y corroborando la tesis de un ataque anticristiano, también es de interés el hecho de que otro grupo de secuestradores atentó poco después una casa de las Hermanas Franciscanas de María. Las religiosas lograron salvarse, algunas huyeron y otras se escondieron en la casa. “Han sido ellas las que han proporcionado información importante sobre los secuestradores, quienes hablaban el idioma del grupo étnico peul mientras saqueaban las casas. Peul es el nombre francés con el que en Niger se llama a los fulani. Es por ello que se cree que el Padre Maccalli esté probablemente en manos de los pastores islámicos que se han cobrado miles de víctimas en Nigeria, donde han sido responsables de numerosos ataques anticristianos y del asesinato de dos sacerdotes el pasado mes de abril.

El padre Armanino explica que no se cree que por el momento los secuestradores hayan llevado al rehén a Burkina Faso, ya que la frontera está muy controlada. Por lo tanto, el Padre Maccalli aún estaría en Níger, pero el temor es que los secuestradores puedan llegar a Malí, donde cuentan con más apoyo. “La que se llevó al Padre Maccalli es una pequeña célula, pero si llegan a Malí, la situación empeoraría para nuestro hermano ya que allí se encuentran muchos otros miembros de los fulani, que darían ayuda a los secuestradores. “En febrero de 2017, la hermana colombiana Gloria Cecilia Narváez Argoti, aún en cautiverio, fue secuestrada en Malí. Y tememos que también el secuestro del Padre Pierluigi pueda durar mucho tiempo”.

Se niega a convertirse al islam y es tirada desde un segundo piso

Binish Paul tiene 18 años, es cristiana y estudia en un instituto de Pakistán. El pasado 22 de agosto un joven musulmán llamado Taheer Abbas, la tiró desde un segundo piso donde se encontraban en su habitación, porque rechazó casarse con él y convertirse al Islam. Se trata del enésimo caso de violencia y de intento de conversión forzada como ha explicado a la fundación pontificia Aid to the Church in Need (ACN) la abogado de Binish Paul, Tabassum Yousaf.

“Desde hace algunos meses Taheer estaba presionando a Binish para que se convirtiera al Islam, pero ella siempre se había negado. En los siguientes días ocurrió este acto de violencia que ha dejado a la joven graves fracturas en las piernas y en la espina dorsal”. Como suele ocurrir en estos casos, la familia de la chica cristiana se encuentra en una difícil situación. Los padres acudieron a la comisaría de la policía local donde los agentes se negaron a registrar la denuncia. Por otro lado, el director del hospital no quiso elaborar el informe médico necesario para certificar sus lesiones. “Además han recibido graves amenazas por parte de los familiares del agresor. Si no cierran el caso les acusaran a todos de blasfemia”, afirma Tabassum Yousaf, también de fe cristiana. Afortunadamente el abogado presentó la denuncia directamente en el Tribunal, lo que hizo que se obligara al hospital a proporcionar el informe médico. Por ello se pudo arrestar al hombre el 24 de agosto.

 

Nuevo caso de violencia contra una mujer cristiana en Pakistán

Nuevo caso de violencia contra una mujer cristiana en Pakistán

 

“El problema principal cuando hay ataques similares en nuestra comunidad, es que los cristianos en Pakistán muchas veces pertenecen a los sectores más pobres de la población, y no conocen sus derechos. Por ejemplo, casi ninguno sabe que las denuncias pueden ser presentadas en el Tribunal. La resistencia de la policía a la hora de registrar el caso, unida a las amenazas por parte de los amigos y parientes de los agresores, han empujado a muchas familias a no denunciar los crímenes que sufrieron”. De hecho hay muchas conversiones forzadas de jóvenes cristianas de las que no hay noticia. “Yo misma fui presionada por un chico musulmán con quien salía mientras estudiaba en la escuela de leyes. Yo era la única chica cristiana en la universidad. Afortunadamente, mi familia y mis hermanos me protegieron, pero las jóvenes cristianas que proceden de familias humildes están indefensas ante sus agresores”. Según Yousaf, solo en Karachi -ciudad al sur del país- ocurren entre 15 y 30 casos como el de Binish todos los años, mientras que los referidos a la policía se cuentan con los dedos de una mano. “Hay muchas personas que tienen miedo porque la comunidad musulmana amenaza con violar y matar las mujeres de las familias”.

“En Pakistán es difícil obtener justicia si se pertenece a una minoría religiosa”, afirma Yousaf, ya que la magistratura está bajo una fuerte presión de los partidos políticos, los cuales no brindan a nuestros hermanos de un apoyo legal adecuado y justo. Muchos miembros de las minorías no saben que tienen derechos como lo tienen los musulmanes. Así que como abogada católica, considero que es importante aumentar sus conocimientos en este sentido y apoyarles desde un punto de vista legal. Este es mi servicio prestado a Dios y a mi Iglesia “.

Mons, Hindo a la fundación ACN: “Se está llevando a cabo un plan para echar a los cristianos de esta región”

“Desde hace muchos años estoy diciendo que los kurdos están intentando eliminar la presencia cristiana en esta zona de Siria”, afirma a Aid to the Church in Need (ACN) Mons. Jacques Behnam Hindo, arzobispo sirio católico de Hassaké-Nisibi, en la parte nororiental de Siria.

 

Archbishop Jacques Behnam Hindo of Al Hasakah-Nisibi

Mons. Jacques Behnam Hindo, arzobispo sirio católico de Hassaké-Nisibi

El prelado confirmó a la sede italiana de la fundación pontificia que se han cerrado algunas escuelas cristianas de la mano de la Federación democrática del Norte de Siria, región autónoma del norte y nordeste de Siria, no oficialmente reconocida por parte del gobierno sirio y conducida por una coalición dominada por el partido kurdo de la Unión Democrática.  “Desde el comienzo del año, la administración local ha tomado posesión de un centenar de escuelas estatales, en las que ha impuesto su propio plan de estudios y sus propios libros de texto. Los funcionarios kurdos que nos habían asegurado que no se acercarían a las escuelas privadas -muchas de las cuales son cristianas-, pero no sólo se han acercado a nosotros, sino que también han cerraron sus puertas”. La razón oficial del cierre de las escuelas cristianas en las ciudades de Qamishli, Darbasiyah y Malikiyah, es que estas instituciones se han negado a cumplir con el programa impuesto por las autoridades regionales. “No quieren que se enseñe en sirio antiguo, el idioma de la Iglesia, y no quieren que enseñemos la historia, porque prefieren inculcar su versión de la historia a los estudiantes”.

Monseñor Hindo no oculta su preocupación por el probable cierre de otras escuelas cristianas -hay seis más en Hassaké-, ni tampoco por el grave daño que el programa escolar “kurdo”, diferente del sirio oficial, causará a los estudiantes. “Le dije a un funcionario kurdo que así toda una generación será penalizada porque no podrá acceder a niveles más altos de educación. Él respondió que están dispuestos a sacrificar incluso seis o siete generaciones para difundir su ideología”.

Este asunto es una confirmación del intento de “kurdizar” la zona, un plan que según Monseñor Hindo también prevé echar a la comunidad cristiana local. “Estamos advirtiendo desde el año 2015 de este peligro. Quieren sacar a los cristianos para aumentar su presencia. Hasta la fecha, los kurdos representan solo el 20 por ciento de la población, pero tienen la gobernación de más de la mitad de la zona únicamente gracias al apoyo occidental “.

A través de ACN, el prelado lanza un llamamiento a la comunidad internacional y en particular a las naciones europeas: “Nos causa mucho dolor el cierre de nuestras escuelas. Desde 1932 la Iglesia administra estas instituciones y nunca nos hubiéramos imaginado que podrían ser cerradas. Occidente no puede permanecer en silencio. Si sois verdaderamente cristianos, debéis tomar cartas en el asunto y evitar nuevas violaciones de nuestros derechos y las amenazas a nuestra presencia en la región”.

 

 

 

Obispos y especialistas comentan los alcances  y propósitos de la reconversión monetaria

Días después de la aplicación de las medidas económicas tomadas por el gobierno de Nicolás Maduro el pasado 17 de Agosto en Venezuela existe una total desorientación y desamparo en la sociedad, tanto en los organismos empresariales como entre los comerciantes más humildes.

El alcance de las medidas no está claro. Tampoco su puesta en práctica. El gobierno ha dicho que se hará  cargo, por 90 días, de las cargas para el sector privado, pero no dice cómo. Así mismo aseguró que no se aplicaría el IVA –aumentado de 12% a 16%- a medicinas y alimentos, pero en la Gaceta Oficial aparece publicado que el impuesto es general y no aparece exonerado ningún renglón.

 

Venezuela – the totalitarian project continues

Venezuela: avanza el proyecto totalitario

 

Lo que parece seguro es que la reforma derivará en un brutal incremento de la inflación y, por consiguiente, en más penurias y hambre  para la población. El aumento de sueldos decretado, para empresas que ya vienen luchando por sobrevivir, es de un monto tal que se teme opten por cerrar o despedir una buena parte de la nómina.

¿Cuál es el objetivo? ¿Desmantelar el sector privado y conseguir que la población dependa completamente de la ayuda del Estado, que hoy tiene diferentes nombres: “bono de reconversión”, ”bolívar soberano”  o bien “carnet de la patria”? Este último según se anuncia, a partir de diciembre será requisito indispensable para comprar gasolina, so pena de pagarla a precio internacional, vale decir  en dólares, cuando el salario es en bolívares. Un funcionario gubernamental decía hace un par de días: “La clase media tendrá que entrar por el aro del carnet de la Patria”; en clara referencia al control estatal que se pretende ejercer sobre la sociedad.

 

thousands of Venezuelans are in need of help as they attempt to cross the frontier between Venezuela and Colombia

La frontera entre Venezuela y Colombia

 

La oposición ha llamado a protestas en todo el país contra lo que ya califican como “paquetazo”, en alusión a ajustes económicos aplicados en el pasado que, aconsejados por el FMI, ocasionaron convulsión social en Venezuela.

Carlos Larrazábal, presidente de la Federación de Cámaras de Comercios y Producción de Venezuela, en declaraciones a la fundación pontificia Aid to the Church in Need (ACN) reprochó que los anuncios son improvisados, inconsultos y no están siendo correctamente comunicados a la población. Asimismo, aseguró que el aparato productivo está en grave riesgo de quebrar, por la forma en cómo se están implementando las medidas: “estamos viviendo la mayor crisis económica de la historia, hiperinflación caída dramática de la producción, desempleo, colapso del sector petrolero, destrucción del sector productivo, todo debido a la puesta en marcha del modelo socialista del siglo XXI”.

 

Archbishop José Luis Azuaje of Maracaibo

Arzobispo de Maracaibo y presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, José Luis Azuaje

 

El Arzobispo de Maracaibo y presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, José Luis Azuaje, aseguró a ACN que “quienes gobiernan se aislaron  de las instituciones y del pueblo”. Sobre los últimos anuncios puntualizo: “El concepto de represión no es solamente caerle a golpes a una persona o grupo de personas, represión también es el desabastecimiento, el no tener alimentos, no tener energía eléctrica, el no tener servicios públicos acordes a la dignidad de las personas, el juego que existe con el precio de la gasolina; por eso decimos en el último comunicado que se ha generado una espiral de violencia, son elementos que violentan la tranquilidad del ciudadano, se les imposibilita el trabajo cotidiano para su desarrollo, esto lleva a que el ser humano se sienta profundamente golpeado en su dignidad. A lo mejor los poderosos viven tranquilos y viven en una burbuja, pero el que tiene que salir a ganarse la vida todos los días, por sus hijos y su futuro, ve cómo se le bloquean  sus posibilidades”.

En declaraciones para Aid to the Church in Need el arzobispo emérito de Cumaná, Mons Diego Padrón, hasta hace poco presidente de la CEV apuntaba: “Mi opinión personal es que son medidas tomadas muy a la ligera, lo que da la impresión de que se trata de una reacción sin demasiada consideración sobre la situación global. Han creado una gran confusión en la población, pues no es fácil entender la reconversión. No estoy convencido de que estas medidas vayan a mejorar la situación de la población. El simple cambio de números no resuelve el tema social de alimentos, sueldos, medicinas, empleos, seguridad. La angustia ha crecido exponencialmente en los últimos cinco días donde la incertidumbre y la frustración han invadido los espíritus de manera increíble”.

Mons. Ramón Ovidio Pérez Morales, obispo emérito de Los Teques y presidente del Concilio Plenario Nacional, analizaba así la situación: “Estas medidas van dirigidas a realizar el proyecto socialista para imponer el modelo comunista a costa de lo que sea, aún del sufrimiento de la gente. Quiebra toda posibilidad de emprendimiento y busca el sometimiento de la  ciudadanía a través de sus necesidades más elementales. Poco importa el sufrimiento de la población en un fanatismo cuasi religioso o ideológico, a lo cual se suma la incapacidad, la corrupción, el temor a dejar el poder. Se trata de un proyecto dirigido al control totalitario. Es muy grave, no es una improvisación  ni una simple equivocación de rumbo, es una tenaza que se va cerrando, todo bien conducido hacia la realización d un proyecto ideológico marxista-comunista. En el 2007, cuando se propuso la reforma constitucional, en un documento el episcopado explicó bien de lo que se trataba, que no era algo accidental sino de imponer un proyecto fracasado, inconstitucional y moralmente inaceptable. Si esto causa sufrimiento en la población, poco les importa, lo que vale es imponer el control político. El éxodo de millones de venezolanos preocuparía a cualquier gobierno, pero a éste no: el  éxodo está en la lógica del proyecto. Mientras menos gente menos oposición. Es la diferencia entre lo malo y lo maligno”.

 

Esta locura que estamos viviendo sólo tiene una salida: cambiar radicalmente el modelo y a los actores. Venezuela no aguanta más.

— Ulises Gutiérrez R. (@ulises29) 18 de agosto de 2018

 

Por su parte Mons. Ulises Gutiérrez, Arzobispo de Ciudad Bolívar, fue tajante en su cuenta de tuiter: “Esta locura que estamos viviendo solo tiene una salida: cambiar radicalmente el modelo y los actores. Venezuela no aguanta más”.

El padre Saúl Ron Braasch de la Comisión de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) trabaja junto a Cáritas para mitigar los efectos de la grave crisis humanitaria, fomentar la solidaridad y asistir a las cada vez más numerosas familias que caen en la carencia total de alimentos y medicinas. Al mismo tiempo agencia recursos para los damnificados de 6 estados venezolanos bajo las aguas debido a las crecidas de los ríos por lluvias incesantes en las cabeceras del Orinoco. El gobierno se resiste a declarar emergencia, en idéntica tónica que se niega a permitir la entrada al país de asistencia humanitaria  internacional. “La Iglesia ha mejorado la situación de la gente. Ocurre en el caso de Cáritas en cuestiones como la desnutrición, por ejemplo; y se ha atendido esos casos en zonas emblemáticas como Zulia, Miranda, Caracas y Vargas. La Iglesia los ha atendido con efectividad, porque va más allá de establecer el grado de desnutrición. Pues también apoya con los productos que recibe desde el Exterior. Esos son aspectos positivos. Pero los aspectos negativos los superan: la desnutrición es mayor, los problemas endémicos son mayores. ¡Hay sectores donde ni siquiera se puede medir!… la Iglesia no tiene el papel del Estado, que es al que le correspondería. La Iglesia es subsidiaria. ¡Pero es que la Iglesia tampoco se ve ayudada como tendría que ser, ni siquiera por las entidades!”

Del 21 al 26 de agosto miles de personas se reunirán en Irlanda para participar en el Encuentro Mundial de las Familias promovido por el Dicasterio de la Santa Sede para los Laicos, la Familia y la Vida.

El evento incluye un congreso de tres días que ofrece un variado programa para jóvenes y adultos en el que la fundación pontificia ACN participa organizando dos encuentros para exponer las experiencias y los retos y esperanzas de familias de países tan diferentes como Rusia, Kenia o Congo.  (Miércoles, 22 Agosto, Hall 3, 19:00  y Jueves, 23 Agosto, Hall 8B, 19:00).

Así mismo Dr. Michael Kinsella, director nacional de ACN en Irlanda, participará el viernes 24 de Agosto ( Hall 2, 11.30) en un  panel con el título “La Familia como agente de paz en un mundo turbulento”. Ese mismo día en el programa de la tarde dará su testimonio, el padre Michael Shield, misionero proveniente de Alaska que trabaja desde hace 20 años en Rusia y es el único sacerdote católico en el Oriente de Siberia, con el que ACN colabora desde hace muchos años.

 

Mapa

 

El evento que lleva como lema: “El Evangelio de la familia, alegría para el mundo” está promovido por el Dicasterio de la Santa Sede para los Laicos, la Familia y la Vida y culminará con el Festival de las Familias en Croke Park (25 agosto ) y en la misa final en el Phoenix Park (26 agosto) en presencia del Papa Francisco.

Durante el congreso la fundación pontificia Aid to the Church in Need estará presente en el Hall 8D donde desplegara varias actividades y donde se podrá visitar la exhibición “…and you shall be My witnesses”  (“… y ustedes serán mis testigos”) que muestra el sufrimiento de muchísimas familias en Oriente Medio, sobre todo Iraq y Siria.

Como suele hacer con otros eventos internacionales de gran importancia para la vida espiritual de sus participantes, ACN apoya varios proyectos para lograr que familias de países con grandes dificultades de África, Latinoamérica y Asia puedan participar en el encuentro de Dublín y se conviertan en multiplicadores a su regreso. Entre otras se encuentra un grupo de familias sirias acompañadas del arzobispo maronita de Damasco, Mons. Samir Nassar: “Gracias por ayudar a la delegación siria a llevar las aspiraciones e intenciones de las familias sirias olvidadas y heridas a esta gran reunión eclesial de paz y esperanza” apunta en representación de la Comisión Episcopal para la Familia de su país.

Por último uno de los más grandes aportes de la fundación al Encuentro de las Familias es el soporte al lanzamiento internacional del YOUCAT for Kids, el ‘hermanito del Catecismo para jóvenes YOUCAT’, que se entregará a las familias presentes en Irlanda como obsequio del Santo Padre. 159 preguntas y respuestas esenciales para la fe se adaptan a la imaginación de los niños. El Papa Francisco ha contribuido con un prólogo dirigido a los padres: “Te encomiendo el YOUCAT for Kids. No te canses de preguntar y hablar sobre tu fe. No te quedes callado cuando las preguntas de tus hijos os acucien. Se una cadena viva que hace posible que el evangelio esté presente en nuestras familias, en nuestras comunidades y en la Iglesia de generación en generación”.

El apoyo a los proyectos de pastoral familiar son uno de los pilares de la fundación pontificia Aid to the Church in Need. En 2017 la organización dedicó más de 11 millones de Euros a 260 proyectos en 70 países.  De ellos casi 10 millones los dedicó a prestar ayuda de emergencia y humanitaria para familias cristianas en Siria e Iraq, el resto fueron a proyectos de pastoral y fortalecimiento de la familia.

CONOCE MÁS SOBRE Aid to the Church in Need, VISITA http://www.churchinneed.org
logoacnwhy2

QUIÉNES SOMOS

Fundada en 1947 como una organización católica de ayuda para refugiados de guerra y reconocida como una fundación pontificia desde 2011, ACN se dedica al servicio a los cristianos en todo el mundo allá donde estén perseguidos, discriminados o sufran necesidad material, a través de la oración, la información y la caridad. Anualmente ACN apoya alrededor de 6.000 proyectos pastorales en cerca de 150 países, gracias a donaciones privadas, ya que la organización no recibe ayudas gubernamentales.