¿Es el Gobierno nigeriano cómplice del abastecimiento de armas a los islamistas? Un Obispo acusa a las autoridades de pasividad frente a la “oleada de terror”

Surrey/Königstein, 03.05.2017. Un Obispo ha acusado a las autoridades nigerianas de supuesto abastecimiento de armas a una red de terroristas islamistas que, según afirma, se ha infiltrado en los Gobiernos federales y estatal. Mons. Joseph Bagobiri, Obispo de la Diócesis de Kafanchan (Estado de Kaduna, Nigeria septentrional), ha dicho que cree que el Gobierno ha hecho poco o nada para frenar la “oleada de terror” desatada por los pastores nómadas islamistas de la etnia de los fulani contra los cristianos, terror que, según sus cálculos, ya se cobró la vida de mil personas el año pasado. Las declaraciones del Obispo vienen a raíz del ataque del 15 de abril perpetrado por los pastores fulani contra creyentes reunidos para la celebración de la Vigilia Pascual fuera de una iglesia del poblado de Asso, cerca de Kaduna, ataque que se saldó con la muerte de 12 personas, entre ellas, 10 creyentes católicos. Según ha asegurado Mons. Bagobiri en unas declaraciones en exclusiva a Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN), la fundación pontificia para los cristianos perseguidos, los extremistas fulani son una “organización hermana” del grupo terrorista Boko Haram. También ha señalado que, pese a los numerosos testigos del ataque, no se han realizado detenciones. El Obispo ha declarado: “Dada la sofisticada naturaleza de las armas usadas en las operaciones [de los islamistas], existe la sospecha de que miembros de su etnia situados en el Gobierno y el Ejército los están proveyendo de ellas. En Nigeria, actualmente son fulani los que están a cargo de Aduanas, Inmigración y el Ministerio de Interior. Así resulta fácil traer armas peligrosas del extranjero sin que nadie pueda impedirlo. Cuando se descubren las armas, a menudo son entregados a la policía y otras agencias de seguridad, y ya no se vuelve a saber nada de ellas. Repito, los Gobiernos tanto a nivel estatal como federal están encabezados por miembros de la etnia fulani, y estos parecen identificarse más con los agresores y asesinos que con las víctimas indefensas”. Las declaraciones de Mons. Bagobiri ante ACN tuvieron lugar después de la homilía ofrecida en el funeral de algunas de las víctimas del atroz atentado del 15 de abril en la Vigilia Pascual. El Obispo habló sobre el impacto del extremismo internacional en Nigeria y otros lugares: “Los terroristas de los pastores fulani y sus organizaciones hermanas están operando actualmente en el mundo…”. “Los yihadistas se han establecido […] mediante el uso de la fuerza, lo cual, a menudo, va acompañado del asesinato en masa de personas inocentes e indefensas”. En relación con los cristianos asesinados y los desplazados en Nigeria, dijo: “Esto es exactamente lo que los yihadistas fulani están haciendo actualmente en el sur de Kaduna, la región central y ahora también con incursiones tanto en el sureste como el suroeste de Nigeria”. Y añadió: “El número de muertes parece aumentar día tras día, con nuestros alrededores plagados de fosas comunes”. Mons. Bagobiri precisó que la estrategia y los recursos de los terroristas Fulani en el último atentado incluyeron un vehículo para huir y “armas sofisticadas” para matar a los cristianos reunidos para rezar. En la homilía dijo: “Podemos observar que existe un programa de eliminación sistemática bien planificado y abundantemente financiado”. En su sermón apeló al Gobierno para que revierta la supuesta manipulación electoral de los islamistas que, según afirma el Obispo, obedece a una política de fraude electoral impuesta a la gente para excluir a los cristianos. También dijo: “La delimitación de las circunscripciones y la ubicación de las urnas electorales, que fueron llevadas a cabo en el pasado de forma arbitraria y fraudulenta con el fin de manipular las elecciones desde el origen en favor de una parte y una religión en el Estado de Kaduna, deben ser replanteadas y corregidas, utilizando tanto los datos geográficos como numéricos que fueron ignorados”. Mons. Bagobiri calificó a los terroristas de los pastores fulani de “la tercera organización terrorista más mortífera del mundo actual”. El Obispo, que pidió oraciones por la paz y por los cristianos atacados, también solicitó apoyo a la Fundación pontificia: “Os ruego que encontréis una manera de dirigir la atención del mundo hacia la amenaza que representan las actividades terroristas de los pastores fulani”.   Ayuda a la Iglesia Necesitada está apoyando a los cristianos perseguidos en Nigeria mediante ayudas a las víctimas de estos actos atroces, con estipendios de Misas para sacerdotes pobres y perseguidos, con ayudas a la reparación de edificios eclesiales y con vehículos para la pastoral en regiones remotas.
¿Quiéres que el mundo conozca la realidad de la Iglesia que Sufre en el Mundo?
Comparte este artículo

My gift to support the ACN mission with the persecuted Christians and those in need.

Últimas noticias

Bangladesh: La Iglesia Católica reivindica más derechos para las minorías étnicas

Königstein im Taunus (Alemania) 25.07.2017 ...

Leer más...

En Alepo, ni siquiera los muertos pueden tener paz

ACN se ha comprometido a reparar el cementeri...

Leer más...

Irak: el testimonio de Mons. Petros Mouche, arzobispo de Mosul

¿Podrán regresar pronto los cristianos a su...

Leer más...

Argentina: Ayuda al sustento de 38 religiosas de la diócesis más pobre del país

Para el Padre Werenfried van Straaten, fundad...

Leer más...
Ver más
CONOCE MÁS SOBRE Aid to the Church in Need, VISITA http://www.churchinneed.org
logoacnwhy2

QUIÉNES SOMOS

Fundada en 1947 como una organización católica de ayuda para refugiados de guerra y reconocida como una fundación pontificia desde 2011, ACN se dedica al servicio a los cristianos en todo el mundo allá donde estén perseguidos, discriminados o sufran necesidad material, a través de la oración, la información y la caridad. Anualmente ACN apoya alrededor de 6.000 proyectos pastorales en cerca de 150 países, gracias a donaciones privadas, ya que la organización no recibe ayudas gubernamentales.