La reconstrucción comienza en la llanura de Nínive

El lunes, 8 de mayo, una “Ceremonia del olivo” conmemorará en los pueblos  de Bartella, Karamless y Qaraqosh el inicio de las obras de reconstrucción de las primeras cien casas de familias refugiadas cristianas, en el marco de un programa auspiciado por la fundación pontificia internacional Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN). El P. Andrzej Halemba de ACN, presidente en funciones de la Comisión para la Reconstrucción de Nínive, describe el momento como “una ocasión histórica e irrepetible para el futuro del Cristianismo en Iraq”. Königstein (Alemania), 04.05.2017 – La semana que viene, en tres escenarios diferentes de tres pueblos de la llanura de Nínive, la fundación pontificia internacional Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) pondrá en marcha las obras de reconstrucción de las primeras cien casas de las casi 13.000 destruidas por el llamado Estado Islámico. El lunes, 8 de mayo, en las iglesias de los tres pueblos cristianos de Bartella, Karamless y Qaraqosh, se entregarán olivos a los propietarios de las casas para que los planten a su lado, y a estas familias también se les hará llegar un mensaje: volved a echar raíces donde nacisteis, vivid y dad frutos de paz y reconciliación. En la “Ceremonia del olivo” que marcará el inicio de las obras de reconstrucción, estarán presentes los miembros de la Comisión para la Reconstrucción de Nínive, que incluye a representantes de las tres principales Iglesias cristianas de la región –la Siro-Ortodoxa, la Siro-Católica y la Caldeo-Católica–, junto con tres expertos nombrados por ACN y Philipp Ozores, el secretario general de ACN. La Comisión fue creada el 27 de marzo de este año con el fin de planificar y supervisar la reconstrucción de las casi 13.000 casas y viviendas cristianas dañadas (669 de ellas, totalmente destruidas) por las fuerzas del llamado Estado Islámico durante su ocupación de la región. Se calcula que el coste global del programa de reconstrucción superará los 250 millones de dólares. ACN ya ha puesto 450.000 euros a disposición de la Comisión y de las tres Iglesias cristianas que representa. Una encuesta realizada en marzo mostró que el 41% de las familias cristianas definitivamente quieren retornar a sus propios hogares de la llanura de Nínive, de donde se vieron obligadas a huir a raíz de la invasión del Estado Islámico en 2014. Y, según la encuesta, otro 46% de estas familias está considerando en serio la posibilidad de regresar. En cambio, en noviembre de 2016, solo un 3,3% respondía a la misma pregunta con la afirmación de estaba tomando seriamente en consideración la posibilidad de retornar a su pueblo. “Estas cifras ofrecen una instantánea del dilema histórico que afronta el Cristianismo en Iraq en los tiempos actuales”, señala el P. Andrzej Halemba, el jefe de la Sección de Oriente Próximo en ACN y presidente en funciones de la Comisión para la Reconstrucción de Nínive. “Con el inicio de las obras de reconstrucción en estos tres primeros lugares queremos enviar una clara señal a las miles de familias cristianas expulsadas de sus hogares de la llanura de Nínive, familias que ahora viven en de forma improvisada y provisional en Erbil y otras localidades del Kurdistán iraquí”, añade. “Este es un momento decididamente histórico. Si ahora dejamos escapar la oportunidad de ayudar a los cristianos a regresar a sus casas de la llanura de Nínive, estas familias podrían tomar la decisión de abandonar Iraq para siempre, y esto sería una enorme tragedia. La presencia de los cristianos en esta región es de vital importancia, pero no solo desde el punto de vista histórico, sino también desde el político y cultural. Los cristianos representan un puente de paz entre los diferentes grupos musulmanes enfrentados entre sí, realizan una contribución crucial al sistema educativo y son respetados por todos los musulmanes moderados”. Y el P. Halemba concluye con un llamamiento a la oración: “A todos nuestros hermanos y hermanas de Occidente no solo les pedimos una ayuda económica, sino también oraciones con las que apoyar la valentía de los miles de cristianos iraquíes que han tomado la decisión de regresar a sus pueblos y permanecer en Iraq”. Entretanto, ACN continúa distribuyendo una ayuda alimentaria básica entre las aproximadamente 12.000 familias que se vieron obligadas a huir de Mosul y otras ciudades y pueblos de la llanura de Nínive, y a buscar refugio en Erbil y otras localidades como Dehouk, Kirkuk, Zakho y Alqosh. Para finales de junio de 2017, en la séptima fase del programa de ayuda alimentaria promovido por ACN, la Fundación habrá distribuido 2 millones de euros en ayudas alimentarias. Los paquetes de víveres mensuales –cada uno por un valor de 60 dólares– se distribuyen entre todos los desplazados, independientemente de su fe religiosa. Desde marzo de 2016, ACN es la única organización internacional que viene apoyando con regularidad a los desplazados internos de la región. Desde 2014, ACN ha apoyado a los desplazados en el interior de Iraq con casi 30 millones de euros.

My gift to support the ACN mission with the persecuted Christians and those in need.

Últimas noticias

CONOCE MÁS SOBRE Aid to the Church in Need, VISITA http://www.churchinneed.org
logoacnwhy2

QUIÉNES SOMOS

Fundada en 1947 como una organización católica de ayuda para refugiados de guerra y reconocida como una fundación pontificia desde 2011, ACN se dedica al servicio a los cristianos en todo el mundo allá donde estén perseguidos, discriminados o sufran necesidad material, a través de la oración, la información y la caridad. Anualmente ACN apoya alrededor de 6.000 proyectos pastorales en cerca de 150 países, gracias a donaciones privadas, ya que la organización no recibe ayudas gubernamentales.