Celebraciones por el retorno de cristianos iraquíes a Nínive

Unas 500 familias cristianas –hasta 2.500 personas– han celebrado el largamente ansiado regreso a sus hogares de la llanura de Nínive en Iraq con ceremonias para reiniciar sus vidas sus poblados y ciudades de origen.

En Qaraqosh (Bajdida), la mayor de las localidades cristianas de Nínive, los sacerdotes y creyentes recorrieron en procesión las calles de la localidad portando ramas de olivos y entonando himnos en arameo, la lengua de Jesucristo. Protegidos por personal de seguridad en vehículos blindados, la procesión iba encabezada por sacerdotes que llevaban en alto grandes crucifijos. La Misa se celebró en la iglesia siro-católica de la Inmaculada Concepción, en el centro de la ciudad. Dicha iglesia fue profanada e incendiada por los milicianos del Estado Islámico.

Durante la ceremonia, el coordinador de proyectos en Oriente Próximo de Ayuda a la Iglesia Necesitada, P. Andrzej Halemba, invitó a la gente a perdonar a los que los habían expulsado de sus hogares y atacado en sus pueblos y ciudades. El P. Halemba les dijo a los retornados: “Claro que lloramos cuando vemos la violencia que ha sido perpetrada, pero debemos alejar la ira de nuestros corazones. En nuestros corazones no debería haber lugar para el odio; debemos reconciliarnos con nuestros vecinos”. Después, el P. Halemba, que organiza las ceremonias junto con el clero local, distribuyó olivos entre todas las familias. Estos árboles simbolizan el regreso de los retornados a sus raíces, el regreso de comunidades que han vivido allí durante siglos.

Otra ceremonia de distribución de olivos tuvo lugar más temprano ese mismo día (domingo, 10 de septiembre) en la iglesia siro-ortodoxa de la Virgen María en Bartala, una localidad mayoritariamente siro-ortodoxa que se encuentra cerca de Qaraqosh. A Qaraqosh han retornado al menos 2.000 familias (unas 10.000 personas), y se espera que como mínimo otras 500 familias (2.500 personas) regresen hasta finales del mes de septiembre.

ACN está reparando cientos de hogares en varios pueblos y ciudades de mayoría cristiana en la llanura de Nínive, donde el Estado Islámico sembró la destrucción durante y después de su ocupación de la región, de agosto de 2014 a octubre de 2016. Además, la Fundación pontificia también se ha comprometido a restaurar las iglesias en ambas localidades, así como en Teleskuf, donde la renovación de la iglesia de San Jorge ya está bastante avanzada.

En su mensaje de gratitud hacia la Fundación pontificia por organizar las ceremonias y ayudar a reparar los hogares, el Arzobispo siro-ortodoxo de Bartala, Timotheos Moussa Al Shamany, dijo: “Esta ha sido una forma maravillosa de dar comienzo al retorno a nuestros hogares y a la tierra a la que pertenecemos”.

Otra celebraciones y procesiones estaban previstas para el jueves 14 de septiembre, coincidiendo con la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, pues esta fiesta es especialmente importante en la región.

My gift to support the ACN mission with the persecuted Christians and those in need.

Últimas noticias

CONOCE MÁS SOBRE Aid to the Church in Need, VISITA http://www.churchinneed.org
logoacnwhy2

QUIÉNES SOMOS

Fundada en 1947 como una organización católica de ayuda para refugiados de guerra y reconocida como una fundación pontificia desde 2011, ACN se dedica al servicio a los cristianos en todo el mundo allá donde estén perseguidos, discriminados o sufran necesidad material, a través de la oración, la información y la caridad. Anualmente ACN apoya alrededor de 6.000 proyectos pastorales en cerca de 150 países, gracias a donaciones privadas, ya que la organización no recibe ayudas gubernamentales.