Burkina Faso. Cantar para evangelizar y reconciliar

Al menos 15 personas han muerto en Burkina Faso durante las últimas semanas en diferentes ataques contra iglesias cristianas del país de África occidental. Una situación de angustia y desesperación que la hermana Anne-Marie Kabore, religiosa de la congregación de las Hermanas de la Inmaculada Concepción en Uagadugú, intenta superar de la mejor forma: cantando a la paz.

Burkina Faso, modelo de tolerancia hasta hace unos años, se enfrenta ahora a una violencia inaudita. Anne-Marie Kabore  es religiosa desde 2007 y también doctora en Farmacia desde 2016. Su tercera vocación está en la música. Todo ello lo pone la hermana al servicio de la evangelización y la reconciliación de Burkina Faso.

Hermana Anne-Marie Kabore, religiosa de la congregación de las Hermanas de la Inmaculada Concepción en Uagadugú (Burkina Faso).
Hermana Anne-Marie Kabore, religiosa de la congregación de las Hermanas de la Inmaculada Concepción en Uagadugú (Burkina Faso).

Evangelizar

Trabajar por la evangelización de los pueblos es el carisma de su congregación fundada en 1924 por un obispo saboyano, y que hoy cuenta con 450 religiosas en todo el mundo, entre otros en Benín, Mali, Argelia, Italia y Francia. Las Hermanas de la Inmaculada Concepción están disponibles “para cualquier obra que la Iglesia local considere útil”, explica Anne-Marie Kabore. La catequesis, la acogida de mujeres repudiadas acusadas de brujería, la educación escolar, la asistencia sanitaria, o la pastoral a través de la música, son algunas de las tareas confiadas a estas religiosas.

La Hermana Anne-Marie estudia la especialidad de Biofarmacología en la Universidad de Uagadugú, con el fin de mejorar las fórmulas de los productos farmacéuticos que la congregación pone a disposición de la población de Uagadugú.

Nacida en el seno de una familia cristiana de padres artistas con cinco hijos, Anne Marie explica en su visita a la fundación Aid to the Church in Need que tiene el don de componer y cantar desde que era pequeña.  Considera que la música es una herramienta formidable para la evangelización. Dotada de indudable talento, fundó un grupo de música en 2011 y desde entonces compone e interpreta sus canciones, en mossi o francés, ya sea en el género musical del reggae, el zouk o el slow. Sus álbumes, disponibles en Youtube, cuentan miles de audiciones.

Reconfortar

“Tengo tres discos en el mercado discográfico”, explica: Magnificat, publicado en 2011 con ocho canciones sobre el perdón recíproco y la caridad; Shalom – La paz, publicado en 2014, y donde se habla sobre la tolerancia interreligiosa y la aceptación de las demás religiones para vivir en armonía a pesar de las diferencias; y No dejes de intentarlo, en 2017, para invitar a la gente a mantener la fe en Dios a pesar de las dificultades y los fracasos”.

Con el apoyo de su congregación y del cardenal Philippe Ouedraogo, arzobispo de Uagadugú, la Hna. Anne-Marie visita las 15 diócesis del país para colaborar en la evangelización de la juventud. Cuenta con un coro compuesto por seis religiosas y asistido por instrumentistas que no son necesariamente cristianos, detalla  la Hna. Anne Marie.

 Reconciliar

“Me dirijo a los jóvenes”, cuenta durante su visita, “porque necesitan especialmente ser acompañados, pero mi público es diverso y yo me adapto a las personas a las que me dirijo. Así, por ejemplo, voy a las prisiones al encuentro de un hermano o una hermana que está atravesando una dura prueba y necesita sentirse amado, para invitarlo a un cambio de vida”. En otra canción titulada Ra le yab ye, la Hna. Anne-Marie quiere reconfortar a las mujeres rechazadas por la sociedad burkinesa, muchas veces por ser estériles, o estar acusadas de brujería…

Entre las dificultades que afrontan actualmente los burkineses, la Hna. Anne-Marie señala sin rodeos los atentados terroristas que se están perpetrando y la inseguridad que crece en algunas zonas del país. “La Iglesia está llamada a acompañar a los hijos de la nación y a trabajar por su reconciliación”, afirma. “El pasado mes de febrero compuse una canción para la reconciliación y la paz en mi tierra. Está inspirada en la difícil situación que estamos atravesando. En este sencillo canto dirijo un clamor a Dios a fin de que nos dé paz y estabilidad y para que reconcilie los corazones, y también menciono la necesidad de permanecer unidos”. El videoclip fue rodado a finales de abril y que pronto estará disponible. “Se trata de una canción sencilla para escuchar y meditar, que da testimonio de la necesidad de formar a sacerdotes y religiosas para que sean líderes de una población capaz de crear un clima de paz… y así asegurar que Burkina Faso vuelva a reanudar su historia de tolerancia”.

La fundación pontificia internacional ‘Ayuda a la Iglesia Necesitada’ proporciona desde hace muchos años un apoyo constante a la congregación de las Hermanas de la Inmaculada Concepción en Burkina Faso, principalmente, a través de la ayuda a la locomoción y la construcción. La Hna. Anne-Marie Kabore ha visitado la sede internacional de ACN para presentar un nuevo proyecto de apostolado a través del canto y para solicitar una ayuda económica para comprar un equipo de sonido.

up

Latest News

El párroco Pedro Narbona: “No hay que dejarse envenenar el alma” Después del grave ataque en Santiago de Chile a...
29 octubre, 2019
Tony Pereira tiene 51 años, es chef de cocina internacional y vive en Venezuela. Graduado en varias prestigiosas academias de...
«La situación en la que viven los cristianos de nuestra diócesis es difícil; una y otra vez se enfrentan a...