Congo. “Lo que ACN brinda, no lo ofrece ninguna otra organización”

A su regreso de la República Democrática del Congo (RDC), donde visitó las diócesis de Kasaï, Christine du Coudray, responsable de proyectos para la fundación Aid to the Church in Need en este país, ofrece un balance de la situación en esa región y cuenta sus impresiones.

¿Podría describir la situación general del país?

Esta ha sido la primera vez que he visitado la región de Kasaï en ese inmenso país que es la RDC, que es cuatro veces más grande que Francia. Esta región que he recorrido durante dos semanas alberga todo tipo de riquezas – diamantes, minerales, oro, petróleo, etc.-, paradójicamente sus infraestructuras están en ruinas. Es una zona especialmente aislada. El estado de las carreteras en todo el país es catastrófico, eso cuando las hay. Pero el Kasaï en particular se encuentra en un estado de completa desolación. Históricamente, la región fue privilegiada en los tiempos de Leopoldo II, rey belga y fundador del Estado Independiente del Congo en 1885. Leopoldo II la convirtió en su escaparate y concedió cientos de hectáreas a la Iglesia Católica, que quería ver implantada allí. Los misioneros del Corazón Inmaculado de María acudieron en gran número,  por ello vemos en cada diócesis los restos de edificios construidos por ellos. Como reacción, la región fue castigada tras la independencia bajo el Gobierno de Mobutu, y desde entonces viene padeciendo una ausencia de inversiones, quedando abandonada a su suerte. Las estructuras se están desintegrando. La región de Kivu, que limita con Ruanda y que conozco mejor, está atravesando conflictos más crueles, pero también cuenta con más estructuras.

Christine du Coudray, responsable de proyectos para la fundación Aid to the Church in Need en Congo.
Christine du Coudray, responsable de proyectos para la fundación Aid to the Church in Need en Congo.

La situación que describe parece bastante desesperada. ¿Cómo viven las personas con las que se encontró allí?

Me llamó la atención la situación de abandono pero, al mismo tiempo, la increíble energía que los habitantes invierten para salir de ella. Pienso, por ejemplo, en esos jóvenes que en ocasiones parten del lago Tanganica, en el extremo oriental de la República Democrática del Congo, empujando sus bicicletas con cargas de casi quinientos kilos de mercancías que venderán al otro lado del país. Caminan durante días y noches por vías en mal estado, ayudándose los unos a los otros. Conocí a uno de esos jóvenes, que me explicó que se había comprado con sus ahorros una “flamante” bicicleta para convertirse en bayanda -así es como llaman a los que realizan este durísimo trabajo- y que iba a tener que ahorrar ahora más para cambiar los radios de las ruedas para poder transportar cargas aún más pesadas.

 Después de años a la cabeza del país, Joseph Kabila finalmente debido a la presión de fuertes protestas provenientes entre otros de la Iglesia no se presentó a las elecciones del pasado mes de diciembre. ¿Cómo perciben las autoridades católicas de la RDC este cambio?

Hubo algunas discusiones bastante animadas en el seno de la Conferencia Episcopal de la RDC, que envió a miles de observadores a los colegios electorales. Finalmente publicó un comunicado en el que declaraba que la elección de Félix Tshisekedi, el nuevo presidente, no se correspondía necesariamente con la “verdad de las urnas”. En definitiva, acogen con satisfacción la transición política, pero, en función de sus observaciones, creen que el ganador proclamado no es el que ha reunido más votos. Pero me parece que hay que considerar sobre todo que el cambio en la jefatura de Estado es histórico, y que esta transición se ha desarrollado casi sin violencia. En enero, todo el mundo pensaba que habría una explosión de violencia cuando la comisión electoral anunciara los resultados, y los observadores siguen sorprendidos de que no haya sido así. No obstante, Joseph Kabila sigue muy presente en el juego político y esta «tregua» es frágil.

¿Cómo es la situación de la Iglesia Católica en el país y en esta región?

En la región de Kasaï hay ocho diócesis, pero por el momento sólo siete obispos, ya que la diócesis de Kabinda es sede vacantis. De estas ocho diócesis, tres están, en mi opinión, particularmente necesitadas: las de Kabinda, Mweka y Kole. Más allá de sus propios problemas, la Iglesia intenta compensar allí las carencias del Estado en todos los asuntos: sociales, políticos, de desarrollo, etc. Por ejemplo, la ciudad de Kabinda padece un terrible problema de erosión -literalmente, corre peligro de derrumbarse- y es la diócesis quien está tratando de resolver este problema.

 ¿Qué es lo que más le impresionó de este viaje?

Por un lado, el hecho de que una región rica en diamantes pueda estar tan necesitada, y por otro el compromiso de los sacerdotes, quienes realizan un trabajo excepcional. Pienso, por ejemplo, en el P. Apollinaire Cibaka y en la asociación fundada por él, que realiza una labor impresionante: 62 escuelas construidas, 4 orfanatos, 4 centros de salud -uno de los cuales cuenta con un quirófano y la asistencia regular de médicos españoles-, asistencia pastoral a los niños albinos para que puedan ser reconocidos como iguales, a los niños abandonados y a las madres solteras, programas de promoción de la mujer, construcción de un muro alrededor de una prisión para que los reclusos no estén confinados las 24 horas del día en un edificio sin luz, protección del medio ambiente, plantación de 30.000 árboles… Nuestra fundación financió sus estudios de doctorado en España y, a su regreso, le ayudamos a fundar una emisora de radio que es una autoridad en su ámbito. A pesar del aislamiento y a pesar de las dificultades, el coraje y la energía de los habitantes son edificantes. Por eso es tan importante para ACN ir a visitar en persona estos países en los que ayudamos.

¿Y cuál fue el momento más triste?

Me conmocionó la noticia de que pocas horas después de nuestra visita, el seminario filosófico de Kabwe hubiera sido atacado y destrozado, lo cual es un signo de la fragilidad de la Iglesia local.

Congo. “Lo que ACN brinda,  no lo ofrece ninguna otra organización”.
Congo. “Lo que ACN brinda, no lo ofrece ninguna otra organización”.

¿En qué consiste la ayuda concreta de ACN a la RDC?

Dadas sus numerosas solicitudes de ayuda, estamos en estrecho contacto con los obispos para hablar con ellos de sus proyectos y tener en cuenta sus prioridades. Lo importante es que seamos capaces de ayudarlos rápidamente. Nosotros destinamos nuestra ayuda sobre todo a la formación espiritual de los sacerdotes y a mejorar sus condiciones de vida, a la formación de religiosos y catequistas, y a difundir las enseñanzas de San Juan Pablo II para la familia.

¿Qué tipo de ayuda presta ACN a sacerdotes y seminaristas?
Queremos hacer todo lo que esté en nuestra mano para que esta Iglesia tenga “sacerdotes santos”. Un obispo me dijo una vez en relación a nuestros proyectos: “Lo que ACN brinda,  no lo ofrece ninguna otra organización”.

De un seminario a otro, las estructuras son muy dispares. Así, por ejemplo, en el seminario filosófico de Kabwe no hay baños ni duchas, y la fosa séptica está obstruida. Resulta difícil dejarlos en esas condiciones. Además, los seminaristas sólo comen carne una vez cada tres meses.

En cuanto a la formación de los futuros sacerdotes -ciertamente una de las prioridades de ACN- nos centramos en la formación de los equipos docentes de los seminarios. Por ello enviamos grupos completos en fase de formación durante cinco semanas a Roma cada verano. Además de poder vivir la experiencia de Iglesia Universal con formadores de todo el mundo, allí aprenden a vivir, a trabajar y a rezar juntos. Los resultados y sus testimonios de satisfacción y de renovación espiritual son conmovedores.

Y en cuanto a las condiciones de vida, financiamos coches que permiten a la iglesia local desplazarse hasta los confines de sus diócesis. En otras ocasiones sin embargo es mejor una motocicleta con la que se puede llegar más lejos. También ayudamos a los sacerdotes con estipendios de Misas y contribuimos a la renovación de sus casas parroquiales que, a menudo, están en tan mal estado que apenas se atreven a mostrárnoslas.

Pero también ha subrayado el apoyo a los religiosos. ¿Cómo se concreta esta ayuda?

Estamos muy atentos a las necesidades de los religiosos y, especialmente, a las de las religiosas contemplativas, que desempeñan un papel importante en el crecimiento de la Iglesia a través de su presencia y oración. En mi viaje he visitado las comunidades de Clarisas contemplativas de Mbuji-Mayi y Kabinda.

Esta fundación francesa antes se sostenía gracias a la congregación madre, ahora dependen totalmente de sí mismas. No es fácil garantizar la subsistencia diaria de 40 religiosas, incluidas novicias y postulantas: disponen de una huerta, crían cerdos, aves de corral, tienen un taller de producción de formas eucarísticas y también una casa de acogida que es un lugar de silencio y oración abierto a todos. El convento está lejos de la ciudad de Mbujimayi y necesitan un vehículo todoterreno que nosotros queremos comprarles para que puedan hacer las compras y también por si las religiosas necesitan atención hospitalaria.

Históricamente, la región fue privilegiada en los tiempos de Leopoldo II, rey belga y fundador del Estado Independiente del Congo en 1885.
Históricamente, la región fue privilegiada en los tiempos de Leopoldo II, rey belga y fundador del Estado Independiente del Congo en 1885.

¿Tiene ACN algún proyecto relacionado con las diferentes guerras internas que afectan al país?

Desde 2016, la región de Kasaï ha venido siendo escenario de una violencia tribal de inusitada crueldad, y los propios etnólogos están perplejos ante este estallido de brutalidad que mezcla la política con creencias fetichistas. Según se ha sabido, la milicia Kamwina Nsapu ha asesinado entre 4.000 y 23.000 personas, y ha ocasionado el desplazamiento de 1,4 millones de habitantes. El conflicto terminó repentinamente con la elección del nuevo presidente, oriundo de la región, en enero de 2019. Sin embargo, las secuelas son inmensas, tanto visibles como invisibles.

Las secuelas son visibles porque las estructuras de la Diócesis de Luebo se conviertieron en el blanco: obispado incendiado, convento de las Hermanas del Inmaculado Corazón de María y catedral quemados después de haber sido saqueados, casa parroquial destruida, noviciado y propedéutico calcinados, edificios oficiales saqueados, personas degolladas… Desde junio de 2017, el obispo permanece refugiado en la parroquia de Ndeseka. Nosotros le hemos prometido ayuda para la reconstrucción de su sede episcopal y del convento de las religiosas, cuyo papel es importantísimo para las poblaciones traumatizadas.

Pero son también invisibles las secuelas que han quedado en los corazones y requieren un programa de reinserción a largo plazo para personas de todas las edades. Fue un horror, ¡nos han contado casos de niños de 7 años que bajo el efecto de drogas decapitaron a personas después de salir de la iglesia donde acababan de ayudar a Misa! Tras estos actos de enorme violencia todavía “inexplicables”, la Iglesia Católica está llamada además a reconsiderar su pastoral para lograr una evangelización en profundidad, para que Cristo reine en los corazones gracias a un encuentro personal y profundo. La misión de ACN reside en acompañar esta nueva evangelización.

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

up

Latest News

La población está cansada de las tramas políticas, los conflictos y las divisiones. Gérard Ouambou es un periodista y productor...
“La situación en el norte de Etiopía es alarmante. La comunicación es muy precaria, durante casi tres semanas la región...
El Líbano es el primer país del mundo en acogida de refugiados en proporción a su población local. Entre los...

Que signifie pour vous cette visite ?

La visite du Pape nous remontera le moral, plus que toute autre chose. Tous les yeux de la planète seront dirigés vers Baghdeda. Le monde saura ainsi ce qui est arrivé à cette ville : les terribles destructions et la migration forcée. Ce serait également bien si nous recevions ensuite un peu plus d’aide et de soutien. Cette visite est très importante pour nous qui sommes ici, surtout après l’énorme migration forcée de tant des nôtres. Cette visite signifie que nous ne sommes pas seuls et qu’il y a des gens qui prient pour nous. Cela nous donnera de l’espoir, nous encouragera à rester dans notre pays et à ne pas le quitter.

Qu’aimeriez-vous dire au Saint-Père ?

Si j’ai l’occasion de le rencontrer, je voudrais le remercier pour sa visite qui nous rend très heureux, et pour ses prières. Je tiens également à le remercier pour toute l’aide qu’il nous a procurée ces derniers temps. Je n’oublie pas sa grande solidarité et le geste qu’il a fait en vendant aux enchères la Lamborghini qu’on lui avait donnée pour soutenir avec l’argent récolté la reconstruction de la plaine de Ninive. Je voudrais aussi qu’il continue à prier pour nous afin que la paix arrive en Irak.

Qu’aimeriez-vous lui montrer à Qaraqosh/Baghdeda ? Que devrait-il visiter ?

Je voudrais lui montrer l’église historique Al-Tahira et des photos de Baghdeda, je voudrais qu’il voie comment l’État Islamique l’a détruite et comment les gens d’ici ont eu le courage de la reconstruire.

¿Qué significa la visita para usted?
La visita del Papa levantará el ánimo y la moral, más que cualquier otra cosa. Todos los ojos del mundo se dirigirán a Baghdeda. Así, el mundo sabrá lo que le sucedió a esta ciudad. La terrible destrucción y la migración forzada. También sería bueno si luego recibimos más ayuda y apoyo. Esta visita es realmente importante para nosotros, los que estamos aquí, especialmente después de la enorme migración forzada de tantos de los nuestros. La visita significa que no estamos solos y hay quienes rezan por nosotros. Esto nos dará esperanza, nos animará a permanecer en nuestra tierra y no dejarla.

¿Qué le gustaría decirle al santo padre?
Si tengo la oportunidad de encontrarme con él: quiero agradecerle su visita, que nos hace muy felices, y su oración. También quiero darle las gracias por todo lo que nos ha ayudado durante el último periodo. No me olvido de su gran solidaridad y del gesto de subastar el Lamborghini para apoyar con ese dinero la reconstrucción de la llanura de Nínive. También quiero que siga orando por nosotros para que la paz llegue a Irak.

¿Qué le gustaría mostrarle en Baghdeda /Qaraqosh? ¿Qué debería visitar?
Quiero mostrarle la histórica iglesia Al-Tahira y fotos de Baghdeda, quiero que vea cómo fue destruida por ISIS y cómo la gente de aquí ha sido tan fuerte para reconstruirla nuevamente.

Was bedeutet der Besuch für Sie?
Der Besuch des Papstes wird die Stimmung und die Moral heben, mehr als alles andere. Alle Augen der Welt werden auf Baghdida gerichtet sein. Dann wird die Welt erfahren, was mit dieser Stadt passiert ist, die schreckliche Zerstörung und die erzwungene Migration. Es wäre auch gut, wenn wir anschließend mehr Hilfe und Unterstützung bekommen würden. Dieser Besuch ist wirklich wichtig für uns hier, besonders nach der großen Zwangsmigration so vieler unserer Leute. Der Besuch bedeutet, dass wir nicht allein sind, und dass es Menschen gibt, die für uns beten. Das wird uns Hoffnung geben, es wird uns ermutigen, in unserem Land zu bleiben und es nicht zu verlassen.

Was würden Sie dem Heiligen Vater gerne sagen?
Wenn ich die Gelegenheit habe, ihn zu treffen: Ich möchte ihm für seinen Besuch, der uns sehr glücklich macht, und für sein Gebet danken. Ich möchte mich auch bei ihm für alles bedanken, was uns in der letzten Zeit geholfen hat. Ich werde nie seine große Solidarität vergessen sowie die Geste, den Lamborghini zu versteigern (siehe Link zur Meldung), um mit diesem Geld den Wiederaufbau der Ninive-Ebene zu unterstützen. Ich möchte auch, dass er weiterhin für uns betet, damit im Irak Frieden einkehrt.

Was möchten Sie ihm in Baghdida /Karakosch zeigen? Was sollte er besuchen?
Ich möchte ihm die historische Al-Tahira-Kirche zeigen und Bilder von Baghdida, ich möchte, dass er sieht, wie alles von ISIS zerstört wurde und welcher Kraft die Menschen hier es wiederaufgebaut haben.

What does the Pope’s visit mean to you?
The papal visit will lift up our spirits and morale more than anything else. All the eyes of the world will be on Baghdeda. And in this way the world will know what happened to this city. The terrible destruction and the forcible ethnic cleansing. It will also be a good thing if afterwards we get more support and help. This visit is really important to us, to those of us who are living here, especially after the massive ethnic cleansing and expulsion of so many of us. His visit means that we are not alone and that there are people who are praying for us. This will give us fresh hope and encourage us to persevere, here on our own soil, and not leave it.

What would you like to say to the Holy Father?
If I get the opportunity to meet him, I would like to be able to thank him for his visit, which has made us very happy, and for his prayers. I would also like to thank him for all he has done to help us in recent times. I have not forgotten his great gesture of solidarity in auctioning the Lamborghini in order to use the money to help pay for the reconstruction of our homes on the Niniveh plains. I would also like to ask him to continue praying for us and for peace to return to Iraq.

What would you like to show him in Qaraqosh/ Baghdeda? Which places should he visit?
I would like to show him our historic Al-Tahira church, and some photos of Baghdeda. I’d like him to be able to see how it was destroyed by IS and how the people here have worked so hard recently to rebuild it once more.

Qu’est-ce que cette visite signifie pour vous ?

La visite du Pape est ce que nous désirions le plus ici. C’est une grande bénédiction. Nous avons un grand désir de le voir. Ce qui rajoute de l’importance à cette visite, c’est la situation de vulnérabilité que nous, chrétiens, subissons en Irak. Il y a plusieurs raisons à cette fragilité, toutes sont les séquelles de l’État Islamique. Toutes ces destructions ont grandement contribué à l’émigration des chrétiens. De nombreux problèmes pèsent sur nous. Mais par sa visite, le Pape nous donnera de l’espérance et de la confiance, il nous encouragera et réduira notre fardeau. Bien que la situation soit instable en Irak en ce qui concerne la sécurité, tout spécialement dans le domaine politique, on s’attend à ce qu’à l’arrivée du Pape, sa sécurité soit correctement assurée.

Qu’aimeriez-vous dire au Saint-Père ?

Je voudrais lui demander de me donner sa bénédiction, de bénir mon travail et le dévouement des prêtres d’ici, et de bénir le peuple par ses prières. Je voudrais lui demander d’aider tous ceux qui sont en danger dans ce pays, qu’ils soient chrétiens ou musulmans. Qu’il tente de mobiliser les pays du monde entier pour soutenir ce pays qui a besoin d’aide.

Qu’aimeriez-vous lui montrer à Qaraqosh/Baghdeda ? Que devrait-il visiter ?

J’aimerais qu’il visite l’église Al-Tahira, parce que c’est un symbole et un élément du patrimoine de Baghdeda. Cette église est la mère, le foyer et le patrimoine de chacun des habitants de Baghdeda. Nos ancêtres ont construit cette église, nous avons tous le sentiment d’en faire partie. Bien sûr, nous serions heureux qu’il visite de nombreux endroits, des églises, monastères et maisons traditionnelles, et qu’il rencontre également beaucoup de gens qui ont le désir de le voir.

¿Qué significa la visita para usted?
La visita del Papa es lo que más hemos deseado aquí. Es una gran bendición. Sentimos un gran anhelo de verlo. Lo que agrega importancia a esta visita son las condiciones tan vulnerables que sufrimos los cristianos en Irak. Hay varios motivos para esa fragilidad, todas las secuelas que ha dejado el ISIS, esa enorme destrucción ha llevado en gran medida a la emigración de cristianos. Muchos problemas pesan sobre nosotros. Pero cuando nos visite, nos dará esperanza, confianza y aliento y reducirá esta carga. Además del hecho de que la situación de seguridad en Irak, especialmente la política, es inestable, se espera que a la llegada del Papa se garantice su seguridad de manera correcta.

¿Qué le gustaría decirle al santo padre?
Querría pedirle que me dé su bendición, que bendiga mi servicio y la entrega de los sacerdotes aquí y que bendiga al pueblo a través de sus plegarias. Le pido que ayude a todos los que están en peligro en este país, ya sean cristianos o musulmanes. Que intente movilizar a los países del mundo para que apoyen a este país que necesita ayuda.

 ¿Qué le gustaría mostrarle en Baghdeda / Qaraqosh? ¿Qué debería visitar?
Me encantaría que visite la iglesia Al-Tahira, porque es símbolo y patrimonio de Baghdeda. Esta iglesia es madre, hogar y herencia de cada uno de los habitantes de Baghdeda. Nuestros antepasados ​​construyeron esta iglesia, todos nos sentimos parte de ella. Ciertamente, nos alegraría que visitara muchos lugares, iglesias, monasterios y casas tradicionales,  también que vea a muchas personas que anhelan verlo.

Was bedeutet der Besuch für Sie?
Der Besuch des Papstes ist das, was wir uns hier am meisten gewünscht haben. Es ist ein großer Segen. Wir spüren eine starke Sehnsucht, ihn zu sehen. Was diesen Besuch noch wichtiger macht, sind die äußerst prekären Bedingungen, unter denen wir Christen im Irak leiden. Es gibt mehrere Gründe für diese Zerbrechlichkeit. All die Folgen, die ISIS hinterlassen hat, diese enorme Zerstörung hat in großem Maße zur Auswanderung von Christen geführt. Viele Probleme lasten auf uns. Aber wenn er uns besucht, wird er uns Hoffnung, Zuversicht und Ermutigung geben und diese Last verringern. Auch wenn die Sicherheitslage im Irak, insbesondere die politische Situation, instabil ist, hoffen wir, dass bei der Ankunft des Papstes seine Sicherheit ausreichend gewährleistet ist.

 

Was würden Sie dem Heiligen Vater gerne sagen?
Ich möchte ihn bitten, mir seinen Segen zu geben, meinen Dienst und die Hingabe der Priester hier zu segnen und die Menschen durch seine Gebete zu segnen. Ich bitte ihn, all jenen zu helfen, die in diesem Land in Gefahr sind, ob sie nun Christen oder Muslime sind; und die Länder der Welt zu mobilisieren, um dieses Land, das Hilfe braucht, zu unterstützen.

Was möchten Sie ihm in Baghdida / Karakosch zeigen? Was sollte er besuchen?
Ich möchte, dass er die Al-Tahira-Kirche besucht, denn sie ist ein Symbol und Erbe von Baghdida. Diese Kirche ist die Mutter, die Heimat und das Vermächtnis eines jeden einzelnen Menschen in Baghdida. Unsere Vorfahren haben diese Kirche erbaut, wir alle fühlen uns als Teil von ihr. Sicherlich würden wir uns freuen, wenn er viele Orte, Kirchen, Klöster und traditionelle Häuser besuchen würde, und auch, wenn er viele Menschen treffen würde, die sich danach sehnen, ihn zu sehen.

What does the visit mean to you?
The papal visit is the thing we have longed for most of all here. It will be a great blessing. We have a great yearning to see him. What gives added importance to this visit is the so very vulnerable situation that we are suffering as Christians in Iraq. There are many reasons for this vulnerability, including the aftermath of what IS left behind, the enormous destruction which has led in such large measure to the emigration of the Christians. There are many problems weighing on us. But when he comes to visit us, he will give us new hope and confidence and some relief from this burden. In addition there is the fact that the security situation in Iraq, and especially the political situation, is so unstable, so we are hoping that when the Pope does arrive they will guarantee his security in the way that they should.

 

What would you like to say to the Holy Father?
I would like to ask him to give me his blessing, to bless my ministry and the hard work of all the priests here, and also to bless all the people through his prayers. I would ask him to help all those in danger in this country, whether they are Christians or Muslims. And that he might strive to encourage the countries of the world to support this nation, which is truly in need.

What would you like to show him in Qaraqosh/ Baghdeda? What places ought he to visit?
I would love him to visit the Al-Tahira church, because it is a symbol and a rich cultural legacy of Baghdeda. This church is the mother, the home and the inheritance of every one of the inhabitants of Baghdeda. Our forefathers built this church, and we all feel we are a part of it. Of course, we would be happy for him to visit many different places – churches, monasteries and traditional homes – and also for him to be able to meet all the many people who are longing to see him.

Que signifie pour vous cette visite ?

Elle a une valeur morale, et non pas économique. Cette question occupera l’opinion publique mondiale, et tout spécialement irakienne. J’ai l’impression d’y tenir une place importante.

 

Qu’aimeriez-vous dire au Saint-Père ?

Ce sera formidable de faire sa connaissance, et je voudrais lui dire : « Nous avons besoin d’une protection internationale parce que notre communauté chrétienne a subi une migration forcée ».

Qu’aimeriez-vous lui montrer à Qaraqosh/Baghdeda ? Que devrait-il visiter ?

J’aimerais lui montrer les églises et les maisons brûlées, afin qu’il voie les dégâts que l’État Islamique a laissés derrière lui dans cette ville. Et aussi notre Musée du patrimoine de Baghdeda pour lui présenter notre histoire et notre culture.

¿Qué significa la visita para usted?
La visita tiene un valor moral, no económico. Este tema ocupará la opinión pública en el mundo y especialmente en Irak. Siento que tengo un lugar importante en él.

 

¿Qué le gustaría decirle al santo padre?
Será genial conocerlo y querría decirle “necesitamos protección internacional, porque nuestra comunidad cristiana ha sufrido una migración forzada”.

¿Qué le gustaría mostrarle en Baghdeda /Qaraqosh? ¿Qué debería visitar?
Me gustaría mostrarle las iglesias y las casas quemadas, para que vea el daño que dejó ISIS en esta ciudad. Y también nuestro Museo del patrimonio de Baghdeda para presentarle nuestro historia y cultura.

Was bedeutet der Besuch für Sie?
Der Besuch hat einen moralischen Wert, keinen wirtschaftlichen. Er wird die öffentliche Meinung in der Welt und insbesondere im Irak beherrschen. Ich habe das Gefühl, dass ich einen wichtigen Anteil daran habe.

Was würden Sie dem Heiligen Vater gerne sagen?
Es wird großartig sein, ihn zu treffen, und ich möchte ihm sagen: „Wir brauchen internationalen Schutz, weil unsere christliche Gemeinschaft unter der erzwungenen Auswanderung gelitten hat“.

Was möchten Sie ihm in Baghdida /Karakosch zeigen? Was sollte er besuchen?
Ich möchte ihm die Kirchen und ausgebrannten Häuser zeigen, damit er den Schaden sieht, den ISIS in dieser Stadt angerichtet hat. Und auch unser Heimatmuseum in Baghdida, um ihm unsere Geschichte und Kultur näher zu bringen.

What does this visit mean to you?
This visit has a moral value rather than an economic one. This is a topic that will engage public opinion around the world and especially in Iraq. I feel as though I have an important part to play in it.

What would you like to say to the Holy Father?

It would be wonderful to be able to meet him, and I would like to be able to say to him, “We need international protection, because our Christian community was forcibly displaced.”

What would you like to show him in Qaraqosh/ Baghdeda? What places should he visit?
I would like to be able to show him the churches and houses that were burnt out, so that he could see the destruction left behind by IS in this city. And also our Baghdeda Heritage Museum, so that we can show him our history and culture.