Brasil: Un barco para llevar a Cristo a un pueblo sediento

52° Congreso Eucarístico Internacional

El Congreso Eucarístico Internacional reunirá a católicos de todo el mundo del 5 al 12 de septiembre en Budapest (Hungría) para profundizar en la importancia de la eucaristía y reflexionar sobre la misión de la Iglesia de hacer presente el amor de Dios en el mundo actual. En Brasil, un pueblo sabe de la importancia de la Eucaristía, porque este pueblo a orillas del río Amazonas sufre de sed, sed de eucaristía y de la presencia de un sacerdote.

Situada a orillas del río Amazonas, a 270 kilómetros de Manaos, la prelatura de Itacoatiara, con sus 59.000 kilómetros cuadrados, tiene casi el doble de superficie que Bélgica y una población de 200.000 habitantes.

Como si la pandemia no fuera suficiente, en 2021 se produjo la mayor inundación jamás registrada en Amazonas, dejando a los seis municipios de la prelatura en estado de emergencia y obligando a desplazar a gran parte de la población urbana. Sólo en la ciudad de Itacoatiara, sede de la prelatura, 1.400 familias se vieron directamente afectadas por la inundación, que dañó casas y comercios, y por las consecuencias, entre ellas una mayor incidencia de animales venenosos como serpientes y escorpiones, con más de 100 casos de ataques registrados en la ciudad de Itacoatiara sólo en el primer semestre.

Situada a orillas del río Amazonas, a 270 kilómetros de Manaos, la prelatura de Itacoatiara, con sus 59.000 kilómetros cuadrados.

Con casi la mitad de la población viviendo en más de 200 comunidades ribereñas, los 16 sacerdotes de la Prelatura tienen que hacer grandes esfuerzos para llegar a los fieles. Este es el caso del padre Bruno Nirmal, cuya misión se vio dificultada por el hecho de que su parroquia, Cristo Rei, no tiene barco. Los viajes, que pueden durar hasta 10 horas, «se limitaban a cuando teníamos algunos recursos para alquilar un barco y realizar las visitas», dice el sacerdote.

Gracias a la generosidad de sus benefactores, la fundación Aid to the Church in Need (ACN) pudo atender la petición del obispo de Itacoatiara, Mons. José Ionilton, y ofrecer un barco de aluminio a la parroquia Cristo Rey.

En Brasil, un pueblo sabe de la importancia de la Eucaristía, porque este pueblo a orillas del río Amazonas sufre de sed, sed de eucaristía y de la presencia de un sacerdote.

El primer viaje, que tuvo lugar a finales de julio, «fue maravilloso», dice el padre Bruno. «Este barco nos ayuda a estar en las comunidades ribereñas más rápidamente, lo que nos permite aumentar el número de visitas. Ya hemos estado en tres comunidades visitando hogares, haciendo formación para líderes, misas y bautizos».

«La fe de la gente es muy fuerte, tienen sed de misa, de eucaristía, de Dios. Cuando reciben la visita del sacerdote lo dejan todo y se dedican ese día a participar en la misa, en el rezo del rosario y en las formaciones, de todo corazón.»

El padre Bruno no oculta su gratitud: «En nombre de la parroquia, expreso mi agradecimiento a los benefactores de ACN por su donación. Sólo juntos podemos construir el Reino de Dios. Seguro que la recompensa de Dios será muy grande. Les aseguro que están en mis oraciones».

Monseñor Ionilton también expresa su agradecimiento: «Pido a Cristo, Rey del Universo, muchas bendiciones para los benefactores de ACN, para que sigan ayudando a la Iglesia de la Amazonia, que tanto necesita”.

ACN recibe muchas peticiones de ayuda de la Iglesia en la región del Amazonas, una tierra de misión que depende de la dedicación de los misioneros sobre el terreno, pero también de la generosidad de quienes ayudan desde lejos, como los benefactores de ACN.

Rodrigo Arantes

Our Task Areas
Our Regional Activities
Press contact

Latest News

El P. Ivan Levytskyi y el P. Bohdan Heleta, “podrían ser torturados para obtener de ellos una confesión de posesión de armas”....
Los ataques rusos y el invierno provocarán una crisis energética inmensa ...
Un año más, varios países participaron en la ##RedWeek con el objetivo de llamar la atención sobre la persecución de los cristianos...