Mali, un tejado para una nueva iglesia

En Mali, un Estado del África Occidental sin salida al mar y con una población mayoritariamente musulmana, los cristianos, musulmanes y miembros de las religiones tradicionales africanas convivieron pacíficamente hasta hace poco durante largo tiempo. Esta situación llegó de forma sangrienta a su fin cuando estalló una guerra en el norte del país que, en gran parte, se encuentra en el Sáhara. Los combatientes tuareg se habían aliado con islamistas radicales con el fin de erigir un Estado propio en esa parte del país. Los yihadistas se hicieron con el control sobre el norte, y cientos de miles de personas huyeron de ellos.

Cuando los islamistas se aprestaron a conquistar también el sur del país para convertir el Estado secular en un Estado islamista, Francia y las Naciones Unidas intervinieron militarmente en el conflicto y derrotaron rápidamente a los islamistas.

Parroquia de Yasso, consagrada a Santa Teresita del Niño Jesús.
Parroquia de Yasso, consagrada a Santa Teresita del Niño Jesús.

Por ello, Mali está de hecho dividida desde 2013, y esto vale también para la vida de la Iglesia Católica, que cuenta allí con 200.000 creyentes entre una población de 18 millones de personas.

Mientras que la Iglesia en el norte apenas puede obrar y sus estructuras están casi totalmente destruidas, la situación en el sur del país es mejor, aunque también allí se produzcan de vez en cuanto incidentes violentos. Sin embargo, en el sur la comunidad católica está creciendo, y casi todos los catecúmenos eran antes animistas.

En la Diócesis de San, en el sur del país, se encuentra la muy activa parroquia de Yasso, consagrada a Santa Teresita del Niño Jesús. La parroquia abarca 40 pueblos y cuenta actualmente con 5.000 feligreses, una cifra que no deja de crecer. Hasta ahora solo cuentan con una capilla no muy estable y demasiado pequeña que amenaza con desplomarse en las épocas de lluvias. Por ello, ahora han comenzado a erigir una iglesia sólida y grande que dé cabida a 2.000 personas. Los muros ya están listos, pero los recursos no alcanzan para cubrirlos con un tejado, razón por la que nos han pedido ayuda. Nosotros hemos prometido 48.000 euros para que puedan finalizar la obra de la iglesia.

up

Latest News

El párroco Pedro Narbona: “No hay que dejarse envenenar el alma” Después del grave ataque en Santiago de Chile a...
29 octubre, 2019
Tony Pereira tiene 51 años, es chef de cocina internacional y vive en Venezuela. Graduado en varias prestigiosas academias de...
«La situación en la que viven los cristianos de nuestra diócesis es difícil; una y otra vez se enfrentan a...