“Todo el país quiere la paz y la reconciliación”

El Papa Francisco visitará Birmania (Myanmar) del 27 al 30 de noviembre este año. Aunque los católicos sean una minoría de tan solo un 5% en este país donde más del 87% es budista, se espera que asistan a la Santa Misa que el Papa celebrará el 29 de noviembre en el estadio de Kyaikkasan de Rangún más de 300.000 personas de las 16 diócesis del país. Incluso entre los no cristianos hay mucho interés por la visita pontificia.

El Obispo de la Diócesis de Pathein, Mons. John Hsane Hgyi, ha hablado hace poco con la fundación pontificia internacional Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) sobre la importancia de la visita del Papa a este castigado país que hasta 2011 estuvo gobernado por una junta militar.

ACN: ¿Cómo describiría usted la situación actual de la minoría cristiana en Myanmar?

Mons. John Hsane Hgyi: En Myanmar, los cristianos representan en torno al 5% de la población total del país, equivalente a 51 millones de habitantes. Los cristianos son una pequeña minoría que convive con la mayoría budista de la escuela theravada en Myanmar. Pero, aunque sea pequeña en términos porcentuales, la presencia cristiana en Myanmar es dinámica y cuenta con sólidas estructuras e instituciones.

¿Qué significa esto para la Iglesia Católica en particular?

La Iglesia Católica birmana se compone de 16 diócesis que se extienden por los 14 estados y regiones del país, y está presente entre los ocho principales grupos étnicos. La llegada del Cristianismo ocurrió en los tiempos del descubrimiento del Nuevo Mundo por los aventureros europeos en el siglo XVI, aunque una labor misionera bien organizada no tuvo lugar hasta el siglo XVIII. Más tarde, la Iglesia de Myanmar sufrió una fuerte represión durante los tiempos del gobierno militar, que duró de 1962 a 2010. Ahora, pese a afrontar numerosas dificultades, la Iglesia está creciendo: actualmente, la población católica cuenta con unos 700.000 creyentes.

¿Qué expectativas o esperanzas deposita usted en la visita del Papa Francisco?

La visita apostólica del Papa Francisco a Birmania es un acontecimiento profundamente significativo que nos llena de gozo; es una visita histórica, pues será la primera visita que jamás haya hecho un sucesor de San Pedro a nuestro país. No solo toda la Iglesia Católica birmana, sino toda la nación ha acogido con sorpresa y excitación la elección de Myanmar para la visita apostólica. El tema de la visita del Papa es Amor y Paz. Todo el país desea la paz y la reconciliación en este periodo de transición que atraviesa el país, un país que se encuentra en un proceso de democratización y de construcción de una nueva nación de Myanmar. La visita del Papa Francisco tendrá un gran impacto en el proceso de paz que han iniciado el Gobierno, los líderes religiosos y las organizaciones civiles.

¿Se habla de la visita pontificia en los medios de comunicación?

Desde el anuncio oficial de la visita del Papa Francisco a Myanmar, realizado por el Vaticano en la última semana de agosto, la visita pontificia se ha convertido en un tema popular en los medios de comunicación birmanos, que publicitan todos los detalles de las actividades previstas, entre ellos, Radio Veritas Asia Myanmar Services, tanto por aire como por Internet.

¿Podría contarnos alguna anécdota edificante en relación con la recepción del anuncio de la visita del Papa por parte de los católicos?

Las tarjetas de oración para la visita pontificia a Myanmar fueron preparadas para su distribución en la Diócesis de Pathein. El día en que se hizo pública la noticia del anuncio oficial de la visita del Papa Francisco, todas las parroquias, conventos y el seminario de la Diócesis de Pathein disponían ya de ellas. Así, todos empezaron a rezar, tanto individualmente como en comunidad y con profunda emoción.

¿Qué contribución puede hacer la Iglesia Católica al desarrollo pacífico de Myanmar?

El mensaje de la visita del Papa es Amor y Paz en Myanmar. “La paz es posible y la paz es el único camino”: este es el lema de la Iglesia birmana para la Conferencia Interreligiosa que organizó para abril de 2017 en Rangún. La Iglesia Católica birmana debe ahora desempeñar un papel preeminente en el proceso de construcción del país y en la reconciliación nacional. La visita del Papa realmente subrayará el papel que la Iglesia Católica birmana puede desempeñar en aras del desarrollo pacífico del país.

¿Cuáles son los principales desafíos pastorales para la Iglesia Católica en su país?

La mayoría de nuestros fieles católicos viven en zonas rurales y remotas, pues la mayoría de la gente birmana no habita en ciudades. Todavía hay católicos en áreas remotas de difícil acceso a los que no conducen medios de transporte adecuados. Muchos niños no van a la escuela, pues hay una falta de acceso a la escolaridad y a una educación de calidad. Debido a ello hay problemas de inseguridad alimentaria, lo cual ha conducido a una emigración insegura y al tráfico de personas. El desarrollo de las zonas rurales debe ser abordado con un esfuerzo colectivo. Puede resultar difícil garantizar a los católicos una formación religiosa y una asistencia pastoral seria, pues en algunas zonas todavía se libran conflictos armados todavía irresueltos. Ofrecer una asistencia pastoral a estas gentes en estas circunstancias siempre es un reto.

My gift to support the ACN mission with the persecuted Christians and those in need.

Últimas noticias

CONOCE MÁS SOBRE Aid to the Church in Need, VISITA http://www.churchinneed.org
logoacnwhy2

QUIÉNES SOMOS

Fundada en 1947 como una organización católica de ayuda para refugiados de guerra y reconocida como una fundación pontificia desde 2011, ACN se dedica al servicio a los cristianos en todo el mundo allá donde estén perseguidos, discriminados o sufran necesidad material, a través de la oración, la información y la caridad. Anualmente ACN apoya alrededor de 6.000 proyectos pastorales en cerca de 150 países, gracias a donaciones privadas, ya que la organización no recibe ayudas gubernamentales.