Menú
Menú

Ayuda al sustento: Hermanas de la sonrisa

La crisis del coronavirus está sumiendo a millones de personas en la hambruna y la desesperación. En todas partes, la Iglesia afronta un especial desafío, pero, sobre todo, en los “hospicios” del hemisferio sur, donde su ministerio de amor es una ayuda a la supervivencia de muchos. La ayuda al sustento de las religiosas hace visible este amor de Dios. La Prelatura de Humahuaca en Argentina es uno de esos “hospicios”. Allí, diez religiosas de cuatro comunidades están luchando en muchos frentes pastorales y humanitarios. Vuestra ayuda al sustento para ellas (4.600 euros) se traduce en ayuda a hogares de ancianos, mujeres y huérfanos; en el campo y en las ciudades; en el internado de niñas y en la pastoral juvenil.

Las Hermanas Claretianas trabajan por doquier, y vuestra ayuda les infunde ánimos. Y es su confianza en Dios lo que resulta contagioso. El catequista Héctor de la parroquia de la Candelaria lo describe con palabras del fundador de esta orden, San Antonio María Claret: “Haz, Señor, que ardamos en caridad y encendamos un fuego de amor por donde pasemos”. Vuestra ayuda al sustento alimenta la llama del amor. Para la catequista Nancy, son las “Hermanas de la sonrisa”. Porque es la perseverancia y la alegría de las religiosas lo que la anima a seguir buscando soluciones, a pesar de las circunstancias.

Con su entrega incondicional, las religiosas infunden en la gente el valor de enfrentarse a la vida, y a nosotros nos dan un ejemplo de amor. En la Diócesis de Tacna y Moqueguá, en Perú, son las 36 religiosas de once comunidades, en Venezuela, las 48 de la Diócesis de La Guaira, y en otros países del subcontinente o también de África son miles las que, gracias a vuestra contribución a su sustento, en silencio y sin lamentos, con alegría y el corazón pletórico de amor, luchan contra las adversidades de nuestros tiempos. Ellas ven a Cristo en los pobres, y los pobres ven en sus caras sonrientes el rostro de Dios.

Latest News

„Los santos, queridos hermanos y hermanas, amaron a Jesús y su vida. Haceos amigos suyos para que os acompañen en...
A Santa Teresa de Lisieux, Patrona de las misiones, le gustaba citar unas palabras que Jesús dijo a San Francisco...
Los mercedarios de Jesús del Monte amenazados por los tornados y la pobreza La noche del 27 de enero de...