Campaña de ACN durante la Cuaresma para apoyar a religiosas de 85 países

Campaña de ACN durante la Cuaresma para apoyar a religiosas de 85 países

La fundación pontificia Aid to the Church in Need (ACN) lanza una campaña de Cuaresma y Pascua para incrementar la ayuda a las congregaciones femeninas en los países del mundo más castigados por la guerra, la pobreza o donde los cristianos son minoría. La acción tiene como lema “Mujeres extraordinarias. Gracias a Dios. Gracias a Ti”.

Al comienzo de la campaña el Presidente Ejecutivo  de ACN, Thomas Heine-Geldern, explica: “Queremos dirigir nuestra mirada a estas mujeres, auténticas heroínas de la Iglesia. Ellas nos muestran un camino de santidad y una vida alegre, llena de sentido. Ese camino puede ser también sanación de una sociedad, en la cual el papel de la mujer está en continuo debate “.

Anualmente la fundación recibe más de 800 peticiones para proyectos de formación, ayuda para subsistencia, construcción o transporte para religiosas en 85 países del mundo.

Entre otras, ACN apoya a más de 4,500  religiosas para que puedan llevar a cabo su labor pastoral y social de atención a enfermos, huérfanos o ancianos en países donde las congregaciones no tienen ingresos propios. Esto sucede en países con graves problemas financieros como Cuba o Venezuela, o donde los católicos son una gran minoría como sucede en Rusia o Vietnam.

ACN recibe más de 800 peticiones para proyectos de formación, ayuda para subsistencia, construcción o transporte para religiosas en 85 países del mundo.

ACN recibe más de 800 peticiones para proyectos de formación, ayuda para subsistencia, construcción o transporte para religiosas en 85 países del mundo.

En zonas de guerra como Iraq, Siria, la República Centroafricana o Sudán del Sur – pero también después de catástrofes naturales, como por ejemplo el seísmo de México – muchos conventos y monasterios se han visto destruidos o severamente dañados. Sin el apoyo a la reconstrucción de esas estructuras, el trabajo de las religiosas en estas regiones sería casi imposible.

Según las últimas cifras publicadas en el Anuario Estadístico de la Iglesia hay alrededor de 660.000 mujeres que, siguiendo su llamada a la vida religiosa, dedican en todo el mundo sus vidas a la oración y al servicio de los más necesitados. La fundación ACN da un apoyo directo a más de 11.000 religiosas, sin contar las que se benefician por proyectos de construcción, pastoral o transporte.

Si bien el número de vocaciones está disminuyendo, especialmente en Europa y América, se registra un continuo aumento en África y en Asia.  Razón por la cual los proyectos de formación para religiosas y novicias en estos dos continentes suman más del 80% de todos los proyectos financiados en este ámbito por ACN y que benefician a más de 5,700 hermanas.

De acuerdo con su carisma y su historia, la fundación presta especial atención a las comunidades de vida contemplativa femenina. Como decía el Papa Francisco en la Constitución apostólica “Vultum Dei Quaerere”,  ellas representan “el corazón orante” de la Iglesia y desde “el silencio del claustro generan frutos de gracia y misericordia”. Según la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada,  el número de religiosas contemplativas en el mundo es de cerca de 40.000, la mitad de las cuales están en Europa. Es por esto que el 80% de los proyectos de ACN benefician a religiosas de clausura situadas en los países de Europa del Este, todavía en gran necesidad económica y espiritual por su pasado comunista.

660.000 mujeres, siguiendo su llamada a la vida religiosa, dedican en todo el mundo sus vidas a la oración y al servicio de los más necesitados.

660.000 mujeres, siguiendo su llamada a la vida religiosa, dedican en todo el mundo sus vidas a la oración y al servicio de los más necesitados.

Durante la Cuaresma, la organización que cuenta con 23 oficinas nacionales, también quiere rendir homenaje a todas aquellas religiosas que realizan su misión en situaciones de peligro hasta el punto de dar su vida por los demás. Por ejemplo, las cuatro Misioneras de la Caridad asesinadas por yihadistas en Yemen en 2014, o de la misionera española en Haití y una religiosa eslovaca en Sudan del Sur que perdieron su vida en 2016 en situaciones de extrema violencia. Por no olvidar a la misionera colombiana en Mali, Cecilia Narváez, que lleva ya dos años secuestrada por Al Qaeda.

“Las hermanas son testigos vivientes de la amorosa cercanía de Dios que transmiten a diario a millones de personas a través de su trabajo y su presencia”, dice Heine-Geldern. “Apoyar a estas mujeres es ayudar a toda una comunidad o incluso a pueblos enteros”. Según el presidente de ACN este apoyo incluye signos de solidaridad y la oración, pero también ayuda financiera. “Es por eso que el lema de la campaña también incluye a nuestros benefactores: ‘Gracias a Ti’. Esto es un desafío: ¡Sé parte de la misión de esas religiosas, mujeres valientes, de todo el mundo!”

Un sitio web informa sobre la campaña y presenta  la vida de religiosas en diferentes continentes así como el resumen de la ayuda de ACN. Se puede encontrar aquí: https://sisters.acninternational.org/es

My gift to support the ACN mission with the persecuted Christians and those in need.

Noticias

CONOCE MÁS SOBRE Aid to the Church in Need, VISITA http://www.churchinneed.org
logoacnwhy2

QUIÉNES SOMOS

Fundada en 1947 como una organización católica de ayuda para refugiados de guerra y reconocida como una fundación pontificia desde 2011, ACN se dedica al servicio a los cristianos en todo el mundo allá donde estén perseguidos, discriminados o sufran necesidad material, a través de la oración, la información y la caridad. Anualmente ACN apoya alrededor de 5.000 proyectos pastorales en cerca de 150 países, gracias a donaciones privadas, ya que la organización no recibe ayudas gubernamentales.