Madagascar: Ayuda a la construcción de una casa parroquial

Madagascar es, después de Indonesia, la segunda nación insular más grande del mundo y está situada frente a la costa sur de África, en el Océano Índico. Allí, la Iglesia Católica todavía es una iglesia misionera. En torno a la mitad de la población profesa las religiones tradicionales africanas, mientras que los católicos siguen representando a una minoría de en torno a un 18%.

The Catholic Church in Madagascar is still a missionary Church
La Iglesia Católica en Madagascar todavía es una iglesia misionera

Sin embargo, en la parroquia de San José en Betatao, el número de católicos está aumentando considerablemente. En la actualidad, más de un tercio de los habitantes son ya católicos, y hace dos años hubo incluso una ordenación sacerdotal. La parroquia está situada a 135 kilómetros al noreste de la capital de Tananarive (antes Antananarivo), y este año celebra el aniversario de oro de su fundación. Abarca un territorio de más de 5.000 kilómetros cuadrados y está formada por cuarenta comunidades. Los Jesuitas estuvieron a cargo de la parroquia hasta 1981, mientras que hoy la atienden tres sacerdotes diocesanos.

Father Daniel Richard Rafenomanana, the parish priest, and his two fellow priests
El P. Daniel Richard Rafenomanana y sus dos compañeros

El P. Daniel Richard Rafenomanana y sus dos compañeros están muy ocupados: tienen que visitar periódicamente las numerosas filiales para administrar los sacramentos a los fieles, anunciar la fe y apoyar a los necesitados, para lo que cuentan con la ayuda de las religiosas de la congregación de las Pequeñas Hijas del Sagrado Corazón de Jesús. Además, la Iglesia Católica también dirige allí varias escuelas y es muy activa en el trabajo con los jóvenes.

The priests are currently living in an old house
Los sacerdotes viven en una vieja casa, cada vez más dañada por los fuertes vientos y la lluvia

Pero ahora tienen un problema: los sacerdotes viven en una vieja casa construida a la manera tradicional y cada vez más dañada por los fuertes vientos y la lluvia. Además, es demasiado pequeña para las necesidades de la parroquia, porque también necesitan espacio para la oficina y el almacén, así como un garaje y habitaciones para invitados para cuando, por ejemplo, el Obispo visita la parroquia o los seminaristas realizan allí sus prácticas pastorales. También sería ventajoso contar con un salón donde los sacerdotes pudieran sentarse juntos en comunión fraternal o donde poder conversar con los invitados.

La Iglesia Católica también dirige en Betatao varias escuelas
La Iglesia Católica también dirige en Betatao varias escuelas

Los creyentes dan lo que pueden, pero la parroquia no está en condiciones de financiar la construcción de una casa parroquial con sus propios recursos. Por ello, nos gustaría contribuir a este fin con 12.300 euros.

Our Task Areas
Our Regional Activities
Press contact

Latest News

Desde hace un año, la tercera guerra civil sudanesa hace estragos en un país de por sí muy debilitado. La...
Mons. Indrias Rehmat, obispo de Faisalabad, ha expresado su decepción con las autoridades locales por no llevar ante la justicia...
Aid to the Church in Need está ayudando a la Iglesia local a atender a las nuevas y crecientes comunidades...