Menú
Menú

La fiebre de la Misericordia en la diócesis de Gizo, en las islas Salomón

El Obispo Luciano Capelli de Gizo (Islas Salomón) nos escribe para compartir su alegría por la celebración del Jubileo de la Misericordia en esta remota nación de Oceanía:

La “fiebre de la Misericordia”, que convierte y globaliza los corazones que nos propone el Papa Francisco, nos compromete a perdonar a los demás y nos propone como desafíos el servicio y solidaridad con todos, ha alcanzado el punto más alto en el termómetro aquí en Gizo, en la región central del Pacífico Sur.

El aislamiento de las parroquias con respecto al centro parroquial de Gizo hace que sea imposible para la gente de las aldeas lejanas llegar a la catedral y la Puerta Santa en este año jubilar. El equipo pastoral, no obstante, no quiso dejar pasar la gran oportunidad que se ofrece a los fieles y propuso una iniciativa sencilla y significativa: “Si los fieles que viven en zonas aisladas no pueden ir a la puerta santa en la catedral, la puerta santa irá a las parroquias y los pueblos para llegar las personas aisladas.”

El recorrido por los 14 pueblos ha concluido hoy, 12 de mayo de 2016, después de dos intensivos meses con el barco diocesano (un motor fuera de borda de 60 caballos) con el que se lanzaron a la mar, un mar no siempre pacífico y colaborador.

La ceremonia de bienvenida en el mar ha sido muy bien preparada:

  • La Puerta Santa estuvo precedida por la Cruz y estuvo flanqueada a ambos lados por dos estandartes con el logo del año jubila
  • Los guerreros del pueblo le dieron a la Cruz y a la puerta una auténtica y tradicional bienvenida al héroe
  • A continuación hubo una celebración litúrgica con una meditación sobre la palabra de Dios, junto con la celebración del sacramento de la reconciliación y la Eucaristía
  • El cruce a través de la puerta de la reconciliación es un gesto simbólico que implicaba la aceptación del don recibido de la compasión y el compromiso de reconciliarse con el prójimo y buscar la paz incluso entre grupos rivales. Creemos que la verdadera paz pasa por el perdón recibido y dado libremente
  • En una visita previa el equipo pastoral había preparado a los feligreses y la gente ha respondido con un entusiasmo inesperado

Los sacerdotes de Gizo han expresado su felicidad al ver a la gente participar con toda su buena voluntad. En la vida social melanesia “reconciliación – compensación” son palabras clave y este ritual es fundamental en la cultura del pueblo; la fe ofrece la experiencia, primero en uno mismo y al compartir después esa experiencia con los demás como un compromiso con el don recibido.

Nunca han trabajado tan duro los sacerdotes como ministros de la reconciliación como en estos dos meses.

Qué hermoso es cuando podemos experimentar la reconciliación dentro de nosotros mismos y compartir este regalo con los demás … Qué hermoso cuando podemos perdonarnos unos a otros y volver a empezar.

Los errores y los conflictos pueden convertirse en momentos de encuentro y de crecimiento si se encaran con un corazón abierto, llevado por la fe y la generosidad.

Luciano Capelli, Salesiano de Don Bosco

Obispo de Gizo

up

Latest News

Durante su estancia en Francia, Asia Bibi ha pedido asilo político. La mujer cristiana pakistaní de cuya suerte está pendiente...
Mons. Georges Varkey Puthiyakulangara es el Obispo de Port-Bergé, en el norte de Madagascar. En una entrevista durante su visita...
En 2015, Olivier Hanne, islamólogo e investigador asociado de la Universidad de Aix-Marseille, describió lo que consideraba “el escenario más...