Egipto

Situación: ligeramente  peor

INFORME

“En Egipto las vidas de los cristianos están amenazadas. La situación empeora en comparación con los dos años anteriores y, lamentablemente, el número de ataques está aumentando”. Esta fue la evaluación de una fuente católica de Egipto que pidió permanecer en el anonimato por razones de seguridad.

Las explosiones de bombas dirigidas contra comunidades de la Iglesia justo antes de la Navidad de 2016 y en el siguiente abril, en el periodo previo a la Pascua, demostraron hasta qué punto los cristianos de Egipto estaban en peligro; según las informaciones difundidas, el número de víctimas superó las 75. En ambos casos Daesh (ISIS) reivindicó la autoría. El 11 de diciembre de 2016, el atentado contra la iglesia ortodoxa copta de San Pedro y San Pablo, al lado de la catedral copta ortodoxa de San Marcos, en El Cairo mató al menos a 29 personas, entre ellas seis niños, y varias docenas más resultaron heridas. Daesh declaró en las redes sociales que los ataques continuarán contra “todo infiel y apóstata en Egipto, y en todas partes”.[1] La Comisión de los Estados Unidos para la Libertad Religiosa Internacional señaló la necesidad de que el Gobierno responda al “ataque contra la comunidad copta, el más mortífero en la memoria reciente, de una manera diferente a la del pasado cuando, en demasiados casos, la rendición de cuentas ha sido inadecuada y ha fomentado el clima de impunidad[2]. El padre Rafic Greiche, de la Iglesia católica copta egipcia comentó: “Estos ataques pretenden limpiar de cristianos las tierras del islam”. El Domingo de Ramos (9 de abril) de 2017 otros dos ataques suicidas dejaron 46 muertos y más de 120 heridos en las iglesias copto-ortodoxas de San Jorge,  Tanta, y San Marcos, Alejandría . El Gabinete de Egipto declaró el estado de emergencia durante tres meses en respuesta a los atentados.[3]

Después del ataque de abril de 2017, el obispo católico copto Kyrillos William habló con ACN expresando su preocupación por la protección de los cristianos y la “necesidad de una mayor seguridad para las 550 iglesias de Asiut… gracias a Dios, no ha sucedido nada hasta ahora, pero estamos muy poco preparados para sucesos de esta naturaleza”. El padre Greiche también señaló: “El Gobierno está tratando de aumentar la protección a los cristianos. Por fin tenemos una ley en la que podemos confiar y todas las iglesias están algo más protegidas con soldados, pero es insuficiente”.

A pesar de los esfuerzos de las autoridades para proteger a la minoría cristiana, la campaña anti-cristiana de Daesh se ha difundido a lo largo del período. En un video de febrero de 2017 anunciaron que iban contra los cristianos de Egipto: “Dios dio órdenes de matar a todos los infieles”.[4] Daesh atentó de nuevo el viernes 26 de mayo de 2017, cuando unos 28 peregrinos fueron asesinados a tiros (algunos de ellos ejecutados con un solo disparo a la cabeza) y otros 23 resultaron heridos cuando viajaban en autobús al monasterio de San Samuel en Egipto. Según las autoridades egipcias, 10 extremistas de Daesh dispararon a varios de los hombres que se negaron a recitar la shahada, la declaración islámica de fe, y luego abrieron fuego contra los hombres, mujeres y niños que seguían en los vehículos. El atentado ha perturbado a la comunidad y una fuente católica comentó a ACN: “Después de esto, tenemos las sensación de tener demasiado cerca un ataque terrorista (cualquier persona, en cualquier momento) incluso en nuestra vida cotidiana”. El presidente de Egipto, Abdel Fatah al Sisi declaró que este atentado contra los cristianos “no quedará sin respuesta” y reiteró su llamamiento a castigar a los países que financian, entrenan o arman a los extremistas. Pero ante estos ataques continuos, cada vez menos cristianos siguen apoyando al nuevo presidente egipcio, manifestó la fuente: “El número de cristianos que apoyan al presidente Al Sisi se está reduciendo gradualmente, especialmente después de la crisis económica. Sin embargo, algunos cristianos todavía lo ven como el salvador que los libró de Morsi [el ex presidente] y de la Hermandad Musulmana”.

Al hablar de la masacre de los peregrinos, Ahmed al Tayeb, el gran imán de la enormemente influyente universidad suní Al Azhar, describió “este brutal terrorismo” como un intento de desestabilizar el país. De hecho, Al Tayeb ha subrayado que el islam prohíbe matar a personas inocentes y que “desviarse de eso es un crimen mayor y una corrupción en la tierra a la que el islam ordena oponerse, además de proteger a la sociedad de sus devastadores efectos”.[5] De cualquier modo, a pesar de las declaraciones positivas de Al Azhar en respuesta a los ataques terroristas, fuentes cristianas han expresado su preocupación ante el aumento en los últimos años de la influencia de la ideología salafí dentro de la universidad . Una fuente católica del país dijo: “Al Azhar denuncia los ataques terroristas contra los cristianos… [pero] no ha tomado ninguna iniciativa contra el terrorismo, por ejemplo educar a los jóvenes en el respeto a las creencias de los demás”.

El padre Samir Khalil Samir, sacerdote jesuita egipcio y profesor de estudios islámicos en el Instituto de Estudios Orientales de Roma, manifestó a ACN que lo animó el hecho de que la visita de abril del papa Francisco mejorara la relación con Al Azhar, pero subrayó que a pesar de los avances en la relación entre las distintas religiones, “Daesh no va a escuchar lo que diga el Papa”. También añadió que el progreso de los contactos interreligiosos hará que más personas lleguen a la conclusión de que “sólo son aceptables los medios pacíficos. Ayudará a algunos musulmanes a seguir esta línea, a ser no violentos”.

Por otro lado, una fuente egipcia manifestó a ACN que el problema del islamismo militante no se limita a Daesh: “Los salafíes y los musulmanes radicales no han sido derrotados y el presidente no puede controlarlos”. Según los contactos de ACN, los grupos extremistas consideran que los cristianos son aliados del régimen de Al Sisi, además de que los desprecian como una molesta presencia pro-occidental en un país que ven como exclusivamente islámico. El padre Rafic Graiche, portavoz principal de la Iglesia católica en Egipto, supone que el ataque islámico a los cristianos era “venganza” por la campaña contra los Hermanos Musulmanes montada por el régimen, que se consideran que favorece a la Iglesia. Hay evidencias de que el extremismo está creciendo en el país y, a principios de 2017, un contacto de ACN declaró a esta organización benéfica: “Todos los días oímos hablar de una pelea, una venganza”. De hecho la fuente informó que Al Saed, la parte sur de Egipto que se extiende desde Giza hasta Asuán, “está llena de extremistas”. Esta fuente, que se mantiene en el anonimato por razones de seguridad, también advirtió de la existencia de una amenaza extremista clandestina en el país. Afirmó: “También hay algunas personas llamadas células dormidas. Son personas que aparentemente están dentro de la ley pero, cuando tengan una oportunidad, se despertarán y serán más [violentos] que los propios extremistas”.

El padre Thomas Reese, jesuita, director del informe sobre Libertad Religiosa Internacional de 2017 de la Comisión de los Estados Unidos, señaló que se han producido mejoras. Dijo: “Vemos pasos positivos por parte del Gobierno del presidente Al Sisi, comprometido” con los cristianos coptos de Egipto. Esto se manifiesta en hechos generalmente positivos, como la ley de agosto de 2016, que supone que las solicitudes para construir nuevas iglesias ya no tienen que llegar al presidente, sino que pueden ser tratadas por el gobernador del estado. Sin embargo, añadió: “La USCIRF sigue decepcionada, dada la triste situación de los derechos humanos y los crecientes ataques de grupos afiliados a Daesh “. Los cristianos viven una paradoja: por un lado, el Gobierno manifiesta que está tratando de mejorar la vida de la importante minoría cristiana copta del país y, por otro, sufren la discriminación y las acciones cada vez más numerosas de grupos extremistas islamistas.

[1] ENCA, 14/12/16 <www.enca.com>
[2] USCIRF, 15/12/16 <www.uscirf.gov>
[3] Irish Times, 10/04/17 <www.irishtimes.com>
[4] Daily Express, 21/02/17 <www.express.co.uk>
[5] Asharq Al-Awsat, 26/08/16 <english.aawsat.com>

Febrero de 2016: Cuatro adolescentes coptos fueron declarados culpables de blasfemia por aparecer en una grabación de un teléfono móvil burlándose de las oraciones musulmanas. Tres de ellos, que tenían entre 15 y 17 años cuando se hizo la grabación, fueron condenados a cinco años de prisión. El cuarto, el miembro más joven del grupo, fue enviado a un centro de detención juvenil.[1]

Febrero de 2016: Un grupo de 18 hombres, armados algunos de ellos con rifles y cuchillos, desnudó a una mujer copta de 70 años y la obligó a caminar por las calles de Karma cantando “Allahu Akbar”. La causa fueron los rumores de que su hijo mantenía una relación amorosa con una mujer musulmana. Según las informaciones recibidas, estos hombres habían ido a la aldea, en la provincia de Minya, a saquear y quemar casas cristianas al son del canto: “Tenemos que expulsar a los infieles”. La policía arrestó a seis sospechosos de haber participado en el incidente.[2]

 Junio de 2016: Más de 80 familias cristianas en Al Baida, un pueblo cerca de Alejandría, se quedaron sin hogar porque una multitud incendió sus casas. El ataque se debió a los rumores de que un edificio, propiedad de un cristiano, siéndose iba a convertir en una iglesia.[3]

 Junio de 2016: El sacerdote copto ortodoxo, el padre Rafael Musa, fue asesinado a tiros en el exterior de la iglesia de los Mártires, en el Sinaí. El sacerdote estaba fuera de un taller de reparación de coches cerca de su iglesia en Al Arish, al norte del Sinaí, cuando un pistolero enmascarado lo mató. En un video publicado en las redes sociales, Daesh reivindicó la autoría del asesinato y calificó al padre Musa de “combatiente incrédulo”. Según funcionarios coptos ortodoxos, desde 2013 ya han sido asesinados ocho miembros de la iglesia .[4]

Agosto de 2016: Una nueva ley, apoyada por la Iglesia católica copta , la Iglesia ortodoxa copta y la Iglesia evangélica, dio a los gobernadores locales el poder de permitir la construcción de nuevas iglesias. Anteriormente, se requería permiso del presidente. La nueva ley todavía restringe el tamaño de las nuevas iglesias según el número de cristianos del barrio. Pero no hay restricciones similares para la construcción de mezquitas.

Diciembre de 2016: Un terrorista suicida de Daesh mató al menos a 29 personas, entre ellas seis niños, e hirió a varias docenas más en la iglesia ortodoxa copta de San Pedro y San Pablo en la capital, El Cairo.[5]

[1] The Independent, 25/02/16 <www.independent.co.uk>
[2] Associated Press, 26/5/16 <apnews.com>
[3] Daily Express, 21/06/16 <www.express.co.uk>
[4] New York Times, 30/06/17 <www.nytimes.com>; Christian Today, 30/06/16 <www.christiantoday.com>
[5] Daily Express, 21/02/17 <www.express.co.uk>

Enero de 2017: En un período de 10 días, cuatro cristianos fueron asesinados por extremistas.[1] Dos de las víctimas fueron Gamal Sami Guirguis y Nadia Amin Guirguis, asesinados en la cama el 6 de enero de 2017 en la gobernación de Monufia, al norte de Egipto, a 85 kilómetros de El Cairo. Dos días antes en Alejandría, Yusef Lamaei, comerciante, fue degollado en el exterior de su tienda. Fue atacado por un extremista salafí al grito de “Allahu Akbar”. Una cuarta víctima, el Dr. Basam Safuat Zaki, murió al recibir múltiples puñaladas en el pecho y la garganta en su apartamento de Asiut, a 370 kilómetros al sur de El Cairo.

Febrero de 2017: Decenas de familias huyeron de Al Arish, al norte del Sinaí, tras los asesinatos llevados a cabo por presuntos extremistas islámicos. Por ejemplo, un padre copto murió tiroteado. A su hijo le quemaron vivo. Les atacaron por su fe cristiana. Muchos de los cristianos que huyeron se refugiaron en la iglesia evangélica de Ismailiya

Febrero de 2017: Un video de Daesh de 20 minutos apareció en YouTube invitando a los militantes a acosar y asesinar cristianos. Calificaba a los cristianos de “adoradores de la Cruz… infieles que están dando poder a Occidente en contra de las naciones musulmanas”. El video se refería al papa ortodoxo copto Tawadros II y a una serie de ricos empresarios cristianos como la “presa favorita de Daesh”.[2]

Abril de 2017: Los ataques suicidas del Domingo de Ramos (9 de abril) se dirigieron contra dos iglesias ortodoxas coptas: San Jorge, en Tanta y San Marcos, en Alejandría. Murieron 44 personas y más de 120 resultaron heridas.

Abril 2017: Mons. Angaelos, obispo general de la Iglesia ortodoxa copta en el Reino Unido, manifestó que había un “silencio ensordecedor” sobre la difícil situación de los cristianos en Egipto, que, según él, afrontan una creciente violencia sectaria. Describiendo los problemas de los cristianos en la región, dijo: “En Oriente Medio se observa una tendencia al reduccionismo, a estrechar miras, a pensar que sólo ciertas personas tienen derecho a existir y es necesario que lo abordemos en conciencia”. [3]

Mayo 2017: El padre Rafic Greiche, portavoz de los obispos coptos católicos de Egipto, dijo que la histórica visita del papa Francisco a El Cairo fue “un mensaje de amor, paz y esperanza”. Afirmó: “La visita del Papa fue una gran bendición para los egipcios, musulmanes y cristianos. Elevó la moral del pueblo egipcio, especialmente después de las explosiones del Domingo de Ramos”. 3000 jóvenes católicos de todo Egipto viajaron a El Cairo gracias a un proyecto de ACN para recibir al papa Francisco.

Mayo 2017: El cristiano copto Nabil Saber Fawzi fue asesinado a tiros en su barbería el 6 de mayo en Al Arish, al norte del Sinaí. Cuatro pistoleros enmascarados irrumpieron en su tienda y lo mataron. Fawzi, de 40 años, había abandonado la ciudad a principios de 2017 debido a la amenaza de violencia, pero se vio obligado a regresar por las dificultades que encontró para mantener a su familia, que permanecía en Ismailía.[4]

Mayo de 2017: Al menos 28 cristianos de una peregrinación fueron asesinados, algunos de ellos con un solo disparo en la cabeza, cuando unos extremistas hicieron señales al autobús para que se detuviese. El ataque, en el que otros 23 cristianos resultaron heridos, tuvo lugar en una polvorienta carretera secundaria en el desierto de la provincia de Minya, en el Alto Egipto. Daesh (ISIS) reivindicó la autoría de este atroz atentado contra unos peregrinos que iban camino de un monasterio. Según las autoridades egipcias, entre los fallecidos había hombres, mujeres y niños. El régimen declaró que les dispararon cuando los hombres se negaron a pronunciar la declaración de fe islámica.[5]

Junio ​​de 2017: La Facultad de Odontología de la Universidad de Al Azhar aceptó al que parece ser el primer cristiano en un programa de formación en Medicina. El decano declaró: “Muchos cristianos han participado en los cursos de formación organizados por la Universidad en los últimos años”. Un portavoz de la Universidad aclaró la diferencia entre estudiantes y residentes: “No hay ninguna norma que impida a ningún egipcio estudiar en Al Azhar, pero las condiciones para la inscripción sólo pueden ser cumplidas por los musulmanes. ¿Los cristianos van a memorizar el Corán para poder estudiar en Al Azhar? Eso no va a suceder, por lo que el sistema educativo de Al Azhar no es adecuado para los cristianos, ya que las condiciones para inscribirse son difíciles de cumplir para ellos y no podemos eliminar los módulos de educación islámica ni eximir a los cristianos de cursarlos “. Y añadió: “Pero la residencia es una formación práctica en un tema que el estudiante ya domina, y los estudiantes que vienen a la universidad para realizar residencias no estudian módulos islámicos”. El parlamentario Mohammed Abu Hamid pidió que los cristianos tengan los mismos derechos que los musulmanes y que los colegios científicos de Al Azhar sean sometidos a la jurisdicción del Consejo Superior de Universidades de Egipto. [6]

Junio de 2017: En el pueblo de Al Jarsa la policía hizo demoler un edificio de tres plantas que los cristianos coptos han estado usando como iglesia y centro comunitario. Un cristiano del lugar dijo a International Christian Concern: “Durante las primeras horas del viernes 16 de junio, [los cristianos] nos sorprendimos al ver que los muebles, las alfombras, los iconos, las imágenes y los utensilios de adoración… habían sido arrojados fuera y el edificio cerrado con sellos y cadenas. Nos llevamos todos los enseres a nuestras casas. No sabemos por qué lo hizo la policía”. Al día siguiente de la redada en la iglesia, 50 clérigos se reunieron con el gobernador Habib, que les comunicó que había emitido una orden de demolición, pues le había informado de que el edificio estaba en ruinas y sus vidas corrían peligro. Los cristianos refutaron estas afirmaciones y al terminar la reunión el gobernador ordenó la reapertura inmediata del edificio como centro comunitario. Sin embargo, dijo que no se podrían celebrar servicios hasta que el primer ministro concediera un permiso. Se comprometió personalmente a garantizar que éste considerara el asunto a la mayor brevedad. Los cristianos de la aldea llevan desde 2016 intentando convertir el edificio en una iglesia. En julio de ese año militantes islamistas habían atacado las casas de cuatro cristianos del pueblo. Entonces descubrieron el proyecto de convertir el centro en una iglesia.[7]

Julio 2017: Un soldado recibió una paliza mortal cuando unos oficiales superiores se enteraron de que era cristiano. Joseph Reda Helmy acababa de ser trasladado a la unidad de policía de las Fuerzas Especiales de Al Salam al terminar su entrenamiento. Un oficial comunicó a su primo Yusef Zarif, que fue a recoger el cuerpo, que Helmy había muerto de un ataque epiléptico. Según el Sr. Zarif, un examen del cuerpo del cadáver reveló hematomas en la cabeza, los hombros, los genitales, el cuello y la espalda del joven soldado, las zonas con las lesiones más graves. En el momento de redactar este informe, finales de julio de 2017, tres oficiales están en prisión preventiva en relación con la muerte.[8]

[1] ACN (UK) News, 20/01/17 <www.acnuk.org/news.php>; Asia News, 16/01/17 <www.asianews.it>
[2] Daily Express, 23/02/17 <www.express.co.uk>; BBC, 27/04/17 < www.hrw.org>; Daily Express, 21/02/17 <www.express.co.uk>
[3] BBC News, 21/04/17 <www.bbc.co.uk>

[4] Catholic Herald, 12/05/17 <catholicherald.co.uk>
[5] New York Times, 26/05/17 <www.nytimes.com>
[6] Christian Daily, 04/06/17 <christiandaily.com>; Al-Monitor, 01/06/17 <www.al-monitor.com>
[7] International Christian Concern, 12/07/17 <www.persecution.org
[8] AINA, 27/07/17 <www.aina.org>

ESTADÍSTICA

Población total:

93.38 millones

Nivel de persecución contra los cristianos:

Alto

Situación actual de los cristianos:

Peor

POBLACIÓN CRISTIANA

7,73 millones

Religiones:

musulmana, 91,1%; cristiana, 8,3%; otras, 0,6%

CONOCE MÁS SOBRE Aid to the Church in Need, VISITA http://www.churchinneed.org
logoacnwhy2

QUIÉNES SOMOS

Fundada en 1947 como una organización católica de ayuda para refugiados de guerra y reconocida como una fundación pontificia desde 2011, ACN se dedica al servicio a los cristianos en todo el mundo allá donde estén perseguidos, discriminados o sufran necesidad material, a través de la oración, la información y la caridad. Anualmente ACN apoya alrededor de 6.000 proyectos pastorales en cerca de 150 países, gracias a donaciones privadas, ya que la organización no recibe ayudas gubernamentales.