Menú
Menú

Asia Bibi, preocupada por la seguridad de sus hijas

EL REPRESENTANTE DE LA FAMILIA HA DICHO A ACN: “EN LOS ÚLTIMOS DÍAS, LOS ISLAMISTAS HAN DISPARADO CONTRA LA PUERTA DE NUESTRA CASA. ESPERAMOS ESTAR A SALVO PRONTO Y QUIZÁS YA ESTEMOS EN ROMA POR NAVIDAD.”

“Tenemos miedo. En los últimos días, han disparado contra la puerta de la casa en la que estábamos. Constantemente recibimos amenazas, y en más de una ocasión incluso me han seguido”. Así es la dramática situación que atraviesa la familia de Asia Bibi, descrita a Ayuda a la Iglesia Necesitada por Joseph Nadeem, el hombre que, desde la condena de la mujer cristiana por blasfemia, ha cuidado de sus hijas. Como Asia y su marido son casi analfabetos, ha sido Nadeem quien les ha ayudado con los abogados y quien ha acompañado a Ashiq, su marido, y a su hija menor Eisham en sus viajes al extranjero para dar su testimonio.

Actualmente, también Joseph Nadeem y su familia están en peligro y viven junto con las hijas de Asia Bibi. “Tan pronto como Asia fue absuelta, tuvimos que huir”, dice, “ella y su marido están en un lugar seguro y son protegidos por el Gobierno, pero nosotros no pudimos quedarnos con ellos”. Desde entonces, la familia Nadeem y las dos hijas de Asia han tenido que cambiar cuatro veces de casa. “Los islamistas nos persiguen, y cada vez que percibimos que corremos peligro, escapamos inmediatamente. Ni siquiera podemos salir a comprar comida. Yo solo salgo de noche y con el rostro cubierto”.

Asia está al corriente de la difícil situación. “La pude ver tan pronto como fue puesta en libertad, y desde entonces hablamos por teléfono con ella todos los días. Está muy preocupada por sus hijas”. Esha y Eisham aún no han abrazado a su madre, pero finalmente, aunque solo sea por teléfono, han podido recuperar un mínimo de su vida cotidiana. “Nunca olvidaré su primera llamada telefónica”, añade Nadeem, “Esha y Eisham lloraron durante horas de alegría. Asia está deseando reencontrarse con ellas y espera dejar pronto el país con ellas y con su marido”.

Aunque su pesadilla aún no ha terminado, Asia Bibi hace gala de una fe y una fuerza extraordinarias. “¡Es una mujer increíble! Ha mantenido una fe inquebrantable y una confianza infinita en el Señor. Puede parecer extraño, pero es ella la que nos apoya en estos momentos difíciles. Nos pide que no nos desanimemos y nos dice que, comparado con lo que ha soportado hasta ahora, este es sólo un breve momento que pasará”.

Nadeem y las hijas de Asia están totalmente al corriente del flujo de información y del interés que el caso de su madre ha despertado en todo el mundo, y también han tenido la oportunidad de hablar de ello con la propia Asia. “La atención y la solidaridad internacional nos reconfortan. Eisham se conmovió cuando vio su mensaje en vídeo proyectado en la Venecia iluminada de rojo. Todos nosotros, incluida Asia, estamos agradecidos a quienes alzan sus voces para denunciar nuestra situación”.

“Esperamos poder abandonar pronto Pakistán para vivir en un lugar seguro. Ayuda a la Iglesia Necesitada ha sido la primera en ofrecernos su hospitalidad, y esperamos que nuestras dos familias puedan pasar esta Navidad en Roma, junto a ustedes”.

up

Latest News

Queridos amigos: Con el Domingo de Ramos y la entrada de Jesús en Jerusalén comienza la Semana Santa, la semana...
El cariñoso mensaje sobre el coronavirus de una religiosa siria Una religiosa, que coordina la ayuda de emergencia en Siria,...
Mons. Najeeb Michaeel es dominico y arzobispo católico caldeo de Mosul-Akra. Aquí responde a las preguntas de la fundación internacional...