Casos especiales Estipendios de misas

Casos especiales Estipendios de misas

La práctica de hacer ofrendas de Misa se remonta a la Iglesia primitiva, cuando los fieles traían pan y vino a la Misa y otros donativos en apoyo de los sacerdotes y de los pobres. Hoy en día, una ofrenda de Misa monetaria llamada “estipendio de Misa” es una variante que permite a los fieles incluir una intención particular en la celebración de la Sagrada Eucaristía. Esta ofrenda establece un estrecho vínculo entre el donante y la vida y la misión de la Iglesia -el Cuerpo de Cristo-, ya que la ofrenda se convierte en una forma de apoyo material a los ministros de la Iglesia y a sus actividades pastorales.

La Santa Misa no debe ser nunca una ocasión para “comprar y vender” o para “hacer dinero”, ni debe haber la más mínima apariencia de querer sacar provecho de las ofrendas de Misa. La Santa Misa tiene un valor inestimable, es el sacrificio de Cristo por la vida del mundo entero y por eso la Misa es “impagable”. El donativo para la celebración de una Misa es una expresión del deseo del donante de querer participar más íntimamente en la gracia de la Misa. El donativo material no sólo proporciona el sustento al sacerdote, sino que también expresa la entrega que de sí hace el donante a Dios.

En la mayoría de los países del mundo, los sacerdotes no reciben ningún o muy poco apoyo financiero regular. La situación económica de los fieles no les permite apoyar económicamente a su sacerdote. Por lo tanto, a través de los estipendios de Misa, ACN quiere proporcionar una ayuda existencial básica a los sacerdotes de todo el mundo y así permitirles llevar a cabo su servicio pastoral.

Cómo presentar una solicitud de estipendios de Misa a ACN

La solicitud de “estipendios de Misa” sólo puede presentarse a ACN a través del Ordinario (obispo diocesano o superior religioso) en nombre de los sacerdotes que trabajan bajo su jurisdicción. ACN no acepta solicitudes de sacerdotes individuales. Es preferible sólo presentar una vez al año una solicitud de estipendios de Misa.

Si se aprueba la solicitud, el Ordinario, en virtud de can. 945-958 CIC, tiene que ocuparse de  que los estipendios de Misa aceptados se administren, se distribuyan a los sacerdotes individuales y se apliquen en la celebración de la Santa Misa según el canon. 945-958 CIC. En particular, ha de asegurar que por cada ofrenda de Misa recibida se celebre una Misa separada por la intención particular del donante (ad intentionem dantis). (cf. c. 948[1] CIC). Cada sacerdote que celebra una Misa con las intenciones de los donantes de ACN debe recibir, a no ser que se haya acordado otra cosa con el Ordinario, la cantidad total del estipendio de Misa enviada al Ordinario por ACN.

No está permitido juntar varias ofrendas de Misa recibidas por ACN o combinarlas con otras ofrendas de Misa y cumplirlas con una sola Misa, celebrada de acuerdo a lo que se llama una intención “colectiva”. Conforme al canon 953 CIC[2], las Misas por las ofrendas aceptadas deben celebrarse en el plazo de un año.

La celebración de un triduo de Misas (3 días consecutivos), novena de Misas (9 días consecutivos) o Misas gregorianas (30 días consecutivos) sólo deberá interrumpirse por un imprevisto repentino (p.e. una enfermedad) o por otra causa razonable (p.e. la celebración de un funeral o matrimonio). No obstante, el sacerdote tiene la obligación de completar la celebración de las Misas particulares lo antes posible.[3]

De acuerdo con el canon 717 CCEO[4], los sacerdotes de las Iglesias Orientales que acepten ofrendas para la Divina Liturgia de los fieles cristianos de otra Iglesia sui iuris (en el caso de ACN, Iglesia Católica Romana de Rito Latino), se comprometen a acatar las normas de esa misma Iglesia (CIC).

Es preciso adjuntar la siguiente información a una solicitud de “estipendios de Misa”:

  • Justificación de la necesidad de “estipendios de Misa”. (Tenga en cuenta que los estipendios de Misa de ACN no deben reemplazar los de los fieles locales ni desalentar a que estos sigan apoyando a su propio clero a través de esta antigua práctica de la Iglesia).
  • El número, los nombres y los oficios de los sacerdotes que necesitan los “estipendios de Misa” y la cantidad requerida de “estipendios de Misa”. Por favor, indique en la solicitud qué sacerdotes podrían aplicar estipendios de Misa para la celebración de triduos de Misa (Misas en 3 días consecutivos), novenas de Misa (Misas en 9 días consecutivos) o Misas gregorianas (Misas en 30 días consecutivos).
  • Datos bancarios. (Para ello puede utilizar nuestro formulario básico de solicitud).

¡Ojo! En vista de las cada vez más estrictas exigencias del mundo actual referentes a informes, prevención y protección de abusos, así como protección de datos y dado nuestro deber de mostrar a nuestros bienhechores el empleo de sus donativos, pedimos que nos envíe el acuerdo de proyecto y la declaración de conformidad. Rogamos tenga en cuenta que para poder liberar nuestros subsidios es necesario haber recibido ambos formularios debidamente firmados.

[1] Can. 948 Se ha de aplicar una Misa distinta por cada intención para la que ha sido ofrecida y se ha aceptado una ofrenda, aunque sea pequeña.

[2] Can. 953 A nadie es lícito aceptar tantas ofrendas para celebrar Misas personalmente, que no pueda satisfacerlas en el plazo de un año.

[3] Cf. Enchidrion Vaticanum 2, Documenti ufficiali della Santa Sede 1963-67, n. 966.

[4] Can.717 Si los sacerdotes aceptan ofrendas de los fieles cristianos de otra Iglesia sui iuris para celebrar la Divina liturgia, están obligados a cumplir para estas ofrendas las normas de esa Iglesia, a no ser que conste otra cosa por parte del oferente.

Relacionado: