Nuevo organismo religioso incrementará la islamización de Pakistán

MUSULMANES LIBERALES Y ACTIVISTAS CRISTIANOS HAN EXPRESADO SU PREOCUPACIÓN por el anuncio del primer ministro Imran Khan de crear un nuevo organismo religioso llamado: Autoridad Rehmatul-lil-Alameen (RAA por sus siglas en inglés). El objetivo de este nuevo organismo es velar por la aplicación de las enseñanzas de Mahoma en la sociedad pakistaní, concretamente mediante el control de los planes de estudio de las escuelas, la promoción de la investigación islámica en las universidades y el freno de la difusión de contenidos vulgares y blasfemos en las redes sociales.

Sabir Michael, un dominico laico, compara esta medida con el programa de islamización de los años 80 bajo el gobierno militar de Zia-ul-Haq, que prohibió la música pop, el entretenimiento y el baile, así como la publicidad considerada obscena. En declaraciones a la fundación pontificia Aid to the Church in Need (ACN), Sabir Michael, profesor en la Universidad de Karachi desde 2013, se une a otros críticos en su preocupación  de que la RAA refuerce la influencia de los predicadores islámicos extremistas y amenace los derechos de las mujeres y de las minorías religiosas.

«En mi opinión, es una maniobra política. El Consejo de Ideología Islámica ya tiene suficiente poder. Hace poco rechazó incluso el tan esperado proyecto de ley contra las conversiones forzadas. Al mismo tiempo, creo que se está duplicando un Ministerio de Asuntos Religiosos ya existente. El primer ministro, Imran Khan, sólo intenta demostrar que está alerta en medio de la creciente inflación.  Según el periódico The Economist, Pakistán es el cuarto país en tasa de inflación en el mundo. Las protestas del partido islamista radical Tehreek-e-Labbaik Pakistan (TLP), durante las que hubo muertos y cientos de heridos, aumentan la presión sobre el gobierno.

«El primer ministro quiere que la RAA formule una respuesta intelectual a los actos blasfemos en Occidente. Pero la respuesta perfecta sería disuadir a las personas de tomarse la justicia por su mano y de castigar a otros sin un juicio justo.

«Los miembros del partido del primer ministro están haciendo campaña a favor de un sistema presidencialista islámico, en el que el líder supremo tendría poder absoluto. El primer ministro no es partidario de la democracia y toma decisiones sin debatirlas en el Parlamento. En ese contexto, es fácil convencer a la gente en nombre de la religión. Utiliza la religión por razones políticas. Un día después de subir el precio de la gasolina, Khan instó a la nación a celebrar el aniversario del nacimiento del profeta Mahoma de una forma sin precedentes. Fue una maniobra política.

«No se están abordando los problemas estructurales del extremismo, la pobreza, las disparidades económicas, el aumento de las diferencias de clase y el extremismo. Sus acciones son artificiales y temporales. La RAA supervisará los cursos sobre Seerat-e-Nabi (Vida del Profeta) en las escuelas, pero ya se está enseñando hasta la graduación. Los cursos de Seerat se crearon en todas las universidades públicas del país durante el curso 1975-76. La RAA no es más que una réplica: es poner vino viejo en odres nuevos. Del mismo modo, el Ministerio de Información y Radiodifusión ya supervisa el contenido de los medios de comunicación. El nuevo organismo religioso sólo sirve para dar sueldos a algunas personas.

«Hoy, Pakistán está aislado debido a la islamización y a la falta de respeto a los derechos humanos. Los turistas han desaparecido de nuestras calles. Las minorías religiosas no pueden celebrar servicios de culto sin que haya dispositivos de seguridad. Las escuelas y los hoteles se han convertido en fortificaciones. Los padres no musulmanes prohíben a sus hijos escolarizados hablar de cualquier tema religioso. Incluso muchos estudiantes universitarios que se declaran laicos son en el fondo activistas del TLP. Sólo la aplicación de la Sharia, los castigos de la ley islámica, pueden abrirles los ojos. La juventud actual es predominantemente extremista. Los eslóganes del TLP están inscritos con orgullo en las tiendas de la calle. La RAA empeorará las cosas.

«Con este nuevo organismo, el Estado está promoviendo una religión y negando otras. Este trato preferencial al islam es una amenaza. El artículo 25 de la Constitución paquistaní garantiza la igualdad de todos los ciudadanos sin ninguna discriminación y el artículo 20 garantiza la libertad de todo ciudadano de profesar, practicar y propagar su religión. Como ciudadanos pertenecientes   a este país, los cristianos exigen una autoridad alternativa que promueva el «amor a todos» o «amor al prójimo».

Our Task Areas
Our Regional Activities
Press contact

Latest News

El Nuncio Apostólico en la RD del Congo destacó la prioridad de la reconciliación, que marcará la esperada visita del Papa Francisco...
ACN expresa su condena por el atentado contra dos iglesias católicas perpetrado en Algeciras, España, motivado por el extremismo yihadista...
Unidos a la petición del Papa de rezar por la paz en Myanmar, ACN anuncia una iniciativa de oración coincidiendo con el 2. aniversario del golpe...