COMPARTE

ANÁLISIS REGIONAL

Asia continental incluye Asia Oriental, la península de Corea, el Sudeste Asiático continental y el subcontinente indio, además de las islas grandes (Japón, Taiwán y Sri Lanka), muy cercanas a las costas de Asia. Por un lado, esta región de gran densidad de población y estratégica contiene países como China, Corea del Norte y Myanmar, que actualmente experimentan algunas de las peores violaciones de la libertad religiosa en el mundo. Por otro lado, varias de estas naciones, en concreto Japón, Taiwán y Corea del Sur, cuentan con protecciones sólidas y estables de la libertad religiosa, con un firme apoyo constitucional y cultural.

Varios países de Asia continental siguen gobernados por dictaduras marxistas de partido único. El mayor de ellos, China, con una población de 1400 millones de personas, ostenta el dudoso honor de haber perfeccionado uno de los motores estatales de control religioso más omnipresentes y eficaces que hay actualmente en funcionamiento en todo el mundo. Según el último informe del Pew Research Center sobre restricciones religiosas a nivel mundial, publicado en noviembre de 2020, China obtiene una puntuación de 9,3 sobre 10 en el Índice de Restricciones del Gobierno del Pew, la puntuación más alta del estudio.[1] Combinando la vigilancia masiva, un sistema de crédito social que analiza y sanciona el comportamiento individual y la brutal represión de los grupos religiosos y étnicos sospechosos de deslealtad, el Partido Comunista Chino (PCCh) es insuperable en cuanto al hostigamiento de la libertad religiosa se refiere. Además, tal como revela el informe sobre China, esta persecución se ha vuelto más brutal desde que Xi Jinping se convirtió en presidente de China en 2013, como demuestra el hecho de que desde 2017 se haya internado masivamente a más de un millón de miembros de la etnia uigur, mayoritariamente musulmanes, de la provincia de Sinkiang y se les haya sometido a programas coactivos de «desradicalización».[2]

Otros regímenes de Asia continental con ideologías de estilo marxista y mecanismos de control religioso similares son Corea del Norte, Vietnam y Laos. Como demuestran los informes de estos países, Corea del Norte practica una política de exterminio de la religión aún más dura si cabe que la del PCCh. Vietnam y Laos, por su parte, siguen poniendo en marcha reformas graduales y modestas que otorgan a las comunidades religiosas registradas ante el Estado una mayor libertad para poseer propiedades y realizar actividades religiosas. Sin embargo, los grupos no registrados, especialmente los budistas de Vietnam y los protestantes evangélicos de Laos, ambos independientes, siguen afrontando un acoso y discriminación graves, sobre todo a nivel local.

Junto a las restricciones religiosas impuestas «desde arriba» por las dictaduras marxistas, en Asia continental un grave desafío a la libertad religiosa proviene de los movimientos de nacionalismo religioso desde «abajo». Si bien el metódico control religioso patrocinado por el Estado solo suele ser posible en contextos autocráticos como China y Corea del Norte, con Gobiernos comunistas, el fuego del nacionalismo étnico-religioso tiende a arder más destructivamente donde disfruta del oxígeno de la contienda democrática y la movilización popular. En Asia continental, entre los contextos democráticos o semidemocráticos que favorecen el surgimiento del nacionalismo religioso mayoritario están la India y Nepal, de mayoría hindú, y Sri Lanka, Myanmar y Tailandia, de mayoría budista, y, de una forma más leve, Bután (cf. los informes de los países).

Con una población de casi 1400 millones de personas, la India es la democracia más grande del mundo y el país que cuenta con el movimiento de nacionalismo religioso más amplio y agresivo del mundo. Desde la década de 1990, la política electoral de la India se ha hecho más competitiva y un número cada vez mayor de indios se ha sentido atraído por el mensaje nacionalista hindú de que la cultura y la identidad nacional de la India son esencialmente hindúes. El partido político nacionalista hindú de la India, el Bharatiya Janata Party (BJP), ganó por mayoría absoluta en las elecciones parlamentarias consecutivas de 2014 y 2019. Estimulado por estas victorias, el BJP ha duplicado su agenda cultural-nacionalista en formas que han socavado la libertad religiosa y otras libertades civiles básicas, y carga contra musulmanes y cristianos en cuestiones como el sacrificio de vacas y la conversión religiosa, ejecutada a menudo a niveles más locales.[3] El resultado, según el estudio del Pew de noviembre de 2020 sobre las restricciones religiosas a nivel mundial, es que «la India presentaba los niveles más altos de hostilidad social (no solo entre los países más poblados, sino entre los 198 países del estudio)» con una puntuación de 9,6 en una escala sobre 10 en el Índice de Hostilidad Social del Pew.[4] Como muestra de que el nacionalismo religioso exclusivista se está convirtiendo en un modelo para Asia continental, Nepal, de mayoría hindú, ha adoptado recientemente una constitución y un código penal que prohíbe el proselitismo y margina a las comunidades y organizaciones no hindúes.[5]

Además, numerosos países de mayoría budista, en particular Sri Lanka, Myanmar y Tailandia, han sido testigos del ascenso de líderes y organizaciones étnico-religiosas extremistas que manifiestan un odio similar contra las minorías (cf. los informes de los respectivos países). Entre ellos se encuentran el Movimiento 969 y la Fundación Buddha Dhamma Parahita de Myanmar y Bodu Bala Sena de Sri Lanka. Estos grupos han provocado ataques más intensos contra las minorías musulmanas tanto en Myanmar como en Sri Lanka, siendo el más atroz con diferencia el genocidio en varias fases contra los rohinyá, mayoritariamente musulmanes, del estado de Rakhine (Myanmar) en 2016 y 2017.[6] Cristianos e hindúes también han sufrido ataques selectivos en el estado de Kachin.[7] Mientras tanto, en Sri Lanka, como muestra el informe sobre el país, las victorias decisivas en las elecciones presidenciales y parlamentarias del Partido Podujana de Sri Lanka en 2019 y 2020 han hecho que un partido político aliado con el nacionalismo budista cingalés y hostil a las minorías religiosas haya consolidado su control del poder en esta nación insular.

Otra amenaza a la libertad religiosa en Asia continental es el extremismo islamista transnacional. El peor acto de violencia religiosa perpetrado contra la comunidad cristiana en Asia continental en los últimos años ha sido, con mucho, los atentados suicidas islamistas de Sri Lanka del 21' de abril, Domingo de Resurrección, de 2019, en los que atacaron tres iglesias y tres hoteles de Colombo matando a 267 personas e hiriendo a 500.[8] Al parecer, el constante aumento del discurso y la violencia antimusulmanas por parte de extremistas budistas de Sri Lanka desde el final de la guerra civil en 2009 ha influido en la radicalización de los autores de los atentados.[9] A su vez, el propio ataque terrorista islamista desempeñó un importante papel en el impulso del nacionalismo budista extremista, allanando el camino a las victorias electorales masivas de los nacionalistas budistas cingaleses de finales de 2019 y mediados de 2020.[10]

Acontecimientos recientes sucedidos en Sri Lanka ilustran cómo las principales amenazas a la libertad religiosa en Asia continental (gobierno autocrático religioso, nacionalismo y extremismo islamista) no solo son peligrosas en sí mismas, sino que además se alimentan mutuamente en un ciclo destructivo. También en China, el asalto a los uigures combina un fuerte elemento de nacionalismo étnico-han-chino y el deseo de contraatacar, que dio lugar a una serie de atentados terroristas cometidos por radicales uigures contra miembros de la etnia china de Sinkiang entre 2009 y 2016.[11] Dado que el autoritarismo, el nacionalismo étnico y religioso, y el yihadismo muestran fuertes signos de que seguirán aumentando, además de reforzarse mutuamente en toda Asia continental, es probable que este círculo vicioso se vuelva más cruel en los próximos años con graves consecuencias para la libertad religiosa.

 

FUENTES

[1] PEW RESEARCH CENTER, «In 2018, Government Restrictions on Religion Reach Highest Level Globally in More Than a Decade», 10 de noviembre de 2020. [En línea]. Recuperado de: https://www.pewforum.org/2020/11/10/in-2018-government-restrictions-on-religion-reach-highest-level-globally-in-more-than-a-decade/.

[2] COUNCIL ON FOREIGN RELATIONS, «China’s Repression of Uyghurs in Xinjiang», 1 de marzo de 2021. [En línea]. Recuperado de: https://www.cfr.org/backgrounder/chinas-repression-uyghurs-xinjiang.

[3] HUMAN RIGHTS WATCH, «India: Vigilante “cow protection” groups attack minorities», 18 de febrero de 2019. [En línea]. Recuperado de: https://www.hrw.org/news/2019/02/18/india-vigilante-cow-protection-groups-attack-minorities.

[4] PEW RESEARCH CENTER, «Government restrictions on religion around the world reached new record in 2018», 10 de noviembre de 2020. [En línea]. Recuperado de: https://www.pewresearch.org/fact-tank/2020/11/10/government-restrictions-on-religion-around-the-world-reached-new-record-in-2018/.

[5] «Nepalese party wants to refound the Hindu state. Concern for Christians», en AsiaNews, 28 de febrero de 2019. [En línea]. Recuperado de: http://www.asianews.it/news-en/Nepalese-party-wants-to-refound-the-Hindu-state.-Concern-for-Christians-46377.html.

[6] OFICINA DE NACIONES UNIDAS PARA LA COORDINACIÓN DE ASUNTOS HUMANITARIOS, «Genocide Against the Burmese Rohingya», en Reliefweb, 16 de julio de 2020. [En línea]. Recuperado de: https://reliefweb.int/report/myanmar/genocide-against-burmese-rohingya.

[7] CHRISTIAN SOLIDARITY WORLDWIDE (CSW), «Burmese military bombs village and kills seven civilians», 9 de abril de 2020. [En línea]. Recuperado de: https://www.csw.org.uk/2020/04/09/press/4614/article.htm.

[8] «Sri Lanka attacks: What we know about the Easter bombings», en BBC News, 28 de abril de 2019, https://www.bbc.com/news/world-asia-48010697 (Consulta: 30 de octubre de 2020).

[9] KEENAN, Alan. INTERNATIONAL CRISIS GROUP, «Buddhist Militancy Rises Again in Sri Lanka», 7 de marzo de 2018. [En línea]. Recuperado de: https://www.crisisgroup.org/asia/south-asia/sri-lanka/buddhist-militancy-rises-again-sri-lanka.

[10] «Buddhist nationalists claim victory in Sri Lankan election», en AP News, 27 de noviembre de 2019. [En línea]. Recuperado de: https://apnews.com/article/bf051a4b2673484f8460131a7500b0ec.

[11] «Five dead after “terror attack”, explosion in China's Xinjiang», en Radio Free Asia, 29 de diciembre de 2016. [En línea]. Recuperado de: https://www.refworld.org/docid/58f9ca3013.html.