COMPARTE

CASO ILUSTRATIVO |MOZAMBIQUE: ESPIRAL DE VIOLENCIA FUERA DE CONTROL

A principios de noviembre de 2020, rebeldes del Estado Islámico decapitaron a quince niños y cinco adultos durante un rito de iniciación de adolescentes. Tras el ataque a la aldea agrícola 24 de Março del distrito de Muidumbe, los yihadistas llevaron los cadáveres de las víctimas a un campo de fútbol del pueblo de Muatide .[1] Posteriormente, los yihadistas decapitaron en un asalto similar a otros 30 jóvenes y adultos del mismo distrito y también llevaron los cadáveres a Muatide «en una exhibición espantosa dirigida a infundir el miedo en la comunidad local» .[2]

Estas masacres siguieron a un ataque masivo anterior perpetrado en abril de 2020 en el pueblo de Xitaxi, distrito de Muidumbe, en el que fueron asesinados 52 varones por haberse negado a unirse a las filas de los yihadistas .[3] En declaraciones a la cadena pública TVM, Orlando Mudumane, portavoz de la policía, explicaba que «los asesinos intentaban reclutar jóvenes que se unieran a sus filas, pero había resistencias. Esto provocó el enfado de los criminales, que mataron de forma indiscriminada, cruel y diabólica a 52 jóvenes» .[4]

Estos ejemplos ponen de manifiesto la intensificación de la violencia extrema y las matanzas en la provincia septentrional de Cabo Delgado, en Mozambique, en la que se calcula que a lo largo de los tres últimos años el grupo fundamentalista Ahlu Suna wal Yamaa (que en la zona se conoce como Al Shabab), vinculado al Estado Islámico, ha asesinado a más de 2500 civiles y ha provocado el desplazamiento de más de 570 000 personas .[5]

La aparición del extremismo islámico en el norte de Mozambique es un fenómeno complejo que tiene diversas causas. Entre los factores que han permitido la rápida difusión y la capacidad de reclutamiento de las redes yihadistas se cuentan la pobreza y la corrupción, la debilidad de las estructuras del Estado, la falta de oportunidades educativas y laborales, la llegada de redes criminales transnacionales que se aprovechan del comercio ilícito de madera, gemas, oro o drogas; la frustración de la población local al verse excluida de las ganancias de los minerales; las reivindicaciones generadas por las acciones represivas cometidas por las fuerzas de seguridad; la falta de derechos sobre las tierras; y las influencias fundamentalistas de otros países, como Arabia Saudí y Somalia. Todas estas motivaciones, que impulsan el surgimiento de grupos como Al Shabab, presentan un modelo similar y dinámico de radicalización islamista y violencia extrema visto en regiones como la cuenca del lago Chad, el Sáhel y Somalia.

A pesar de que todos los actores reconocen la necesidad de priorizar la respuesta a las raíces socioeconómicas del conflicto, la reacción hasta ahora ha estado profundamente militarizada, lo que ha contribuido a una mayor espiral de violencia. Para Luis Fernando Lisboa, exobispo católico de Pemba, capital de Cabo delgado, la única respuesta sostenible para combatir el extremismo violento en la provincia es la justicia social.

FUENTES

[1] ARMED CONFLICT LOCATION & EVENT DATA PROJECT (ACLED), «By the Numbers: Cabo Delgado, October 2017-November 2020», 10 de noviembre de 2020. [En línea]. Recuperado de: https://acleddata.com/2020/11/10/cabo-ligado-weekly-2-8-november-2020/

[2] «With Village Beheadings, Islamic State Intensifies Attacks in Mozambique», en The New York Times, 11 de noviembre de 2020. [En línea]. Recuperado de: https://www.nytimes.com/2020/11/11/world/middleeast/Mozambique-ISIS-beheading.html.

[3] «Mozambique villagers “massacred” by Islamists», en BBC News, 22 de abril de 2020. [En línea]. Recuperado de: https://www.bbc.com/news/world-africa-52381507 (Consulta: 12 de enero de 2020).

[4] «Dozens killed in Mozambique for refusing to join terrorists», en DW News, 22 de abril de 2020. [En línea]. Recuperado de: https://www.dw.com/en/dozens-killed-in-mozambique-for-refusing-to-join-terrorists/a-53211140.

[5] «Mozambique Insurgents Attack in Total’s LNG Concession Area», en Bloomberg News, 2 de enero de 2021. [En línea]. Recuperado de: https://www.bloomberg.com/news/articles/2021-01-02/mozambique-insurgents-attack-within-total-s-lng-concession-area.