ESTACIÓN I  / SIERRA LEONA

JESÚS ES CONDENADO A MUERTE

ESTACIÓN I  /  SIERRA LEONA

El Ébola vino de repente como una condena a muerte. La experiencia en el campo de Waterloo, fue terrible. No nos dejaban salir porque el peligro de contagio nos rodeaba. “Qué nadie salga, el que sale, ya no entra” – Cuando supe que habían muerto dos chicas que conocía, Agia y Mabinti, fui a ver lo que sucedía en Waterloo. Vi realmente la destrucción: niños llorando en los hogares sin que nadie los consolara, debido a que los padres habían muerto y nadie podía entrar en las casas porque había Ébola. Era un enemigo invisible, que amenazaba a todo lo que había a su alrededor. La gente no se hablaba, no se tocaba, ni la paz en la misa podíamos dar… El ébola nos separaba unos de otros. Éramos todos como condenados a muerte.

ORACIÓN

Jesús, como debiste sentirse de solo y abandonado cuando fuiste condenado a muerte. Condenado inocentemente como todos aquellos que sufren enfermedades y epidemias. El ébola paso gracias a Dios pero otras enfermedades hace estragos. Ayuda Señor, a los enfermos a descubrir un sentido cristiano en su sufrimiento, a veces un largo via crucis de dolor y soledad.  Unidos a tu Via Crucis, Jesús, con su dolor ellos  pueden redimir el mundo contigo.

Padre nuestro…

Ave María…

Gloria a…

Padre Maurizio Boa / Maria Lozano

DESCARGA EL VIA CRUCIS POR AFRICA Y ACOMPÁÑA TUS HERMANOS DE ESTE CONTINENTE CON TU ORACIÓN EN ESTA CUARESMA.

#VIACRUCISPORAFRICA

Su Fe es Nuestra Esperanza


Para ayudar a la Iglesia que sufre en África, a su creciente número de vocaciones, a sus sacerdotes y religiosos que trabajan en los lugares más difíciles, especialmente aquellos que han sufrido persecución a causa de su fe a manos de grupos terroristas como Boko Haram.

ACN está promoviendo una campaña para ayudar a nuestros hermanos cristianos en África, el continente de la esperanza.

CONOCE MÁS SOBRE Aid to the Church in Need, VISITA http://www.churchinneed.org
logoacnwhy2

QUIÉNES SOMOS

Fundada en 1947 como una organización católica de ayuda para refugiados de guerra y reconocida como una fundación pontificia desde 2011, ACN se dedica al servicio a los cristianos en todo el mundo allá donde estén perseguidos, discriminados o sufran necesidad material, a través de la oración, la información y la caridad. Anualmente ACN apoya alrededor de 5.000 proyectos pastorales en cerca de 150 países, gracias a donaciones privadas, ya que la organización no recibe ayudas gubernamentales.