ÚNETE A ESTA ORACIÓN POR EL FIN DE LA VIOLENCIA EXTREMISTA EN LAS FILIPINAS

El radicalismo afecta la vida tanto de musulmanes como de cristianos.

“Si hay algo que ustedes pueden hacer para ayudarnos, para dirigir la atención del mundo hacia lo que está ocurriendo en estos momentos en Marawi y para apoyar nuestras operaciones de socorro, les estaríamos muy agradecidos.” Mons. Edwin de la Peña (MSP), Obispo de la Prelatura de Marawi

pray

Sí, deseo rezar por las víctimas de la violencia extremista en las Filipinas.

ÚNETE A ESTA ORACIÓN POR EL FIN DE LA VIOLENCIA EXTREMISTA EN LAS FILIPINAS

El radicalismo afecta la vida tanto de musulmanes como de cristianos.

“Si hay algo que ustedes pueden hacer para ayudarnos, para dirigir la atención del mundo hacia lo que está ocurriendo en estos momentos en Marawi y para apoyar nuestras operaciones de socorro, les estaríamos muy agradecidos.” Mons. Edwin de la Peña (MSP), Obispo de la Prelatura de Marawi

pray

Sí, deseo rezar por las víctimas de la violencia extremista en las Filipinas.

Grupos radicales seguidores del ISIS han generado una ola de violencia que aterroriza la ciudad de Marawi.

Durante décadas musulmanes y católicos han trabajado juntos para el desarrollo social y el futuro de sus comunidades en esta región de las Filipinas.

En las últimas semanas Marawi ha sufrido las consecuencias de la violencia iniciada por una minoría radical – pequeña pero muy poderosa – que se identifica a sí misma como seguidora de la doctrinas del Estado Islámico.

Esta violencia ha destruido prácticamente la ciudad, habitada en un 95% por musulmanes y 5% por cristianos. Muchos de estos civiles fueron obligados a evacuar la ciudad.

La catedral católica de Santa María en Marawi fue completamente destruida. Un sacerdote permanece secuestrado junto a casi una docena de personas. Ellos necesitan tus oraciones hoy.

Grupos radicales seguidores del ISIS han generado una ola de violencia que aterroriza la ciudad de Marawi.

Durante décadas musulmanes y católicos han trabajado juntos para el desarrollo social y el futuro de sus comunidades en esta región de las Filipinas.

En las últimas semanas Marawi ha sufrido las consecuencias de la violencia iniciada por una minoría radical – pequeña pero muy poderosa – que se identifica a sí misma como seguidora de la doctrinas del Estado Islámico.

Esta violencia ha destruido prácticamente la ciudad, habitada en un 95% por musulmanes y 5% por cristianos. Muchos de estos civiles fueron obligados a evacuar la ciudad.

La catedral católica de Santa María en Marawi fue completamente destruida. Un sacerdote permanece secuestrado junto a casi una docena de personas. Ellos necesitan tus oraciones hoy.

¿Quiéres que el mundo conozca la realidad de la Iglesia que Sufre en el Mundo?
“Marawi, todo está en ruinas, hay destrucción por doquier”

“La población en general no simpatiza con los elementos del ISIS”  Entrevista realizada por Jonathan Luciano, Director Nacional de ACN Filipinas, al Obis...

Leer más...
MARAWI: CRISTIANOS SECUESTRADOS, USADOS COMO MONEDA DE CAMBIO

Königstein/ Zamboanga, 30.05.2017. “Espero que el Gobierno actúe con sabiduría y prudencia, a fin de evitar una derramamiento de sangre”. Este es el deseo que alberga el misionero del PIME P. S...

Leer más...
Cómo musulmanes filipinos protegieron a sus compatriotas cristianos durante el asedio a Marawi

Josemaria Claro, ACN Filipinas A Farida, dueña de una tienda en la ciudad de Marawi, no lo quedó otra que permitir que los terroristas que irrumpieron en su negocio el pasado 24 de mayo saquearan...

Leer más...
CONOCE MÁS SOBRE Aid to the Church in Need, VISITA http://www.churchinneed.org
logoacnwhy2

QUIÉNES SOMOS

Fundada en 1947 como una organización católica de ayuda para refugiados de guerra y reconocida como una fundación pontificia desde 2011, ACN se dedica al servicio a los cristianos en todo el mundo allá donde estén perseguidos, discriminados o sufran necesidad material, a través de la oración, la información y la caridad. Anualmente ACN apoya alrededor de 6.000 proyectos pastorales en cerca de 150 países, gracias a donaciones privadas, ya que la organización no recibe ayudas gubernamentales.