Bosnia-Herzegovina en 2018

Número de proyectos en 2018
J
69
Project
applications
K
50
Funded
projects
Tipos de proyectos en 2018
Responsable de proyectos

En Bosnia-Herzegovina, la pertenencia a una comunidad religiosa está unida íntimamente a la procedencia étnica. Los bosnios son musulmanes, los serbios son ortodoxos y los croatas son católicos. Los católicos son allí una minoría de apenas el 14 %, y la tendencia es descendente. Muchos de ellos fueron expulsados por la guerra de Bosnia, y aquellos que regresan a su país se ven a menudo discriminados y socialmente desfavorecidos. Por ese motivo, nuestra ayuda se centra sobre todo en apoyar iniciativas que fomentan la reconciliación entre las distintas comunidades religiosas.

En Bosnia-Herzegovina se aprecia en conjunto una creciente islamizacion, lo que se manifiesta en la construccion de numerosas nuevas mezquitas. En cambio, la Iglesia catolica sufre un fuerte retroceso. Ya durante la guerra de Bosnia de 1992 a 1995, uno de cada dos croatas catolicos –entonces unos 500.000 en total– fueron expulsados o emprendieron la emigracion. El exodo continua hasta hoy. Unos 10.000 catolicos abandonan cada ano el pais debido a la discriminacion que sufren en el mercado laboral, en las escuelas y en la vida social y a la falta de perspectivas de futuro. Desde hace anos, algunos obispos lamentan que los cristianos y los croatas que huyeron de la guerra de Bosnia y desean regresar a su pais no reciben el apoyo que se merecen.

ACN provided financial support for the newly opened pastoral care office of the diocesan youth in Banja Luka.
ACN proporciono ayuda economica a la recien inaugurada oficina pastoral de la juventud diocesana en Bania Luka.

« En nuestro país, los católicos no tienen los mismos derechos que las demás personas »

A causa de la tan extendida discriminacion social contra los catolicos, la Iglesia catolica apoya sobre todo iniciativas relacionadas con la reconciliacion entre religiones; lo cual, al fin y al cabo, es algo que beneficia a todos los grupos etnicos del pais. Estas iniciativas generan ademas puestos de trabajo fijos en escuelas e instituciones caritativas, las cuales ofrecen una perspectiva de futuro a numerosas familias. Un buen ejemplo de ello es el centro juvenil Juan Pablo II en Sarajevo, que ofrece numerosas iniciativas de dialogo interconfesional. El centro es financiado cada ano por ACN y en otono de 2018 pudo abrir incluso una sucursal en el norte de Bosnia –tambien gracias a la ayuda de ACN. Ademas financiamos la reconstruccion de iglesias destruidas en la guerra de Bosnia, apoyamos la formacion sacerdotal y ayudamos a las religiosas ofreciendoles un subsidio para su manutencion.