Menú
Menú

Perú en 2019

Perú es el tercer país más grande de Sudamérica en términos de extensión. La mayoría de los 32 millones de peruanos pertenecen a tribus indígenas. La población aumenta velozmente. Un 76% de los habitantes profesa la fe católica. Mientras que en las ciudades se desarrolla un modesto bienestar económico, en las zonas rurales y en las montañas a menudo predomina la extrema pobreza, lo que provoca la emigración a zonas urbanas. Con frecuencia, el creciente éxodo rural deja tras de sí familias rotas y fomenta la drogodependencia. Pero la Iglesia local se encuentra con una gran escasez de pastores, lo que le impide atender adecuadamente a las necesidades de sus fieles. Por eso, en Perú, ACN se dedica sobre todo a apoyar a las nuevas generaciones de sacerdotes.

El fuerte aumento de la población y la creciente pobreza del país sitúan a la Iglesia de Perú ante grandes desafíos. No hay suficientes ordenaciones religiosas. Y si el número de sacerdotes se estanca, no es posible atender adecuadamente a los fieles. La oferta de atención pastoral es muy baja, sobre todo en las comunidades de gran tamaño y difícil acceso de las zonas montañosas y de la región del Amazonas. Pero en las ciudades de rápido crecimiento también faltan sacerdotes.

ACN ayudó al seminario diocesano Nuestra Señora del Carmen en Huaura con la adquisición de 50 libros de oraciones.
ACN ayudó al seminario diocesano Nuestra Señora del Carmen en Huaura con la adquisición de 50 libros de oraciones.

Apoyamos a 20 seminarios sacerdotales en Perú

ACN también apoya la formación de sacerdotes en unos 20 seminarios de ese país, pues solo una nueva generación de sacerdotes será capaz de garantizar el futuro religioso, pastoral y espiritual de la Iglesia local. Pero los catequistas también cumplen un papel importante en la divulgación de la fe. Por eso, ACN apoya su formación. Para la profundización en la fe, ponemos además material catequético a disposición de las comunidades. Y apoyamos a las religiosas, quienes ayudan a los pobres y a los enfermos en las condiciones más difíciles y a menudo son la única esperanza para la población.

ACN financia la manutención de 31 monjas de la congregación de las Siervas del Plan de Dios que se hallan en proceso de formación.
ACN financia la manutención de 31 monjas de la congregación de las Siervas del Plan de Dios que se hallan en proceso de formación.

Ayuda para religiosas

La congregación de las Siervas del Plan de Dios se fundó en Lima en 1998. Estas religiosas –en su mayoría doctoras, pedagogas y enfermeras– se dedican principalmente a la divulgación de la fe, pero también atienden a personas ancianas y necesitadas. Además han fundado escuelas para niños con discapacidades, que en Latinoamérica no suelen recibir ninguna ayuda estatal. Así, estas religiosas contribuyen decisivamente a que los niños puedan desarrollar sus talentos individuales, a que se reduzcan los prejuicios de la sociedad y a que en Perú progrese la inclusión de las personas con discapacidad. Esta congregación es rica en vocaciones y recibe ayuda regular de ACN en forma de subsidios para la formación y de sustento económico.