Menú
Menú

Haití en 2017

Number of projects in 2018
J
0
Project
applications
K
0
Funded
projects
Type of projects in 2018
Head of Section

Haití es el país no africano más pobre del mundo. Desde el terremoto devastador de 2010 y el huracán Matthew de 2016, la miseria en este país situado en la isla caribeña de La Española sigue siendo extremada. 

La Iglesia es a menudo la única esperanza que les queda a los lugareños. Por ello, Haití es uno de los países de Latinoamérica que más ayuda recibe de nuestra organización. En 2017, ACN apoyó a las iglesias locales con 83 proyectos y un presupuesto total de 1,1 millones de euros. También planeamos seguir ofreciendo ayuda a Haití en los años venideros.

A sister in Bainet parish distributes cards written by French ACN donors to children.
A sister in Bainet parish distributes cards written by French ACN donors to children.

Ademas de proyectos de construccion y reconstruccion, nuestra ayuda a Haiti en 2017 se concentro en el refuerzo y el apoyo a trabajadores pastorales y la facilitacion de estipendios de misas como sustento para los sacerdotes diocesanos. Tambien ayudamos a las parroquias situadas en regiones apartadas con la financiacion de vehiculos y sistemas de energia solar, ya que la facilitacion de automoviles y energia sigue siendo uno de los mayores problemas de infraestructura de esta isla sacudida por las catastrofes naturales.

Para la iglesia de la parroquia de Dumont, en el sudoeste de Haiti, financiamos un sistema de energia solar que es actualmente la unica fuente de energia en un radio de muchos kilometros a la redonda.
Para la iglesia de la parroquia de Dumont, en el sudoeste de Haiti, financiamos un sistema de energia solar que es actualmente la unica fuente de energia en un radio de muchos kilometros a la redonda.

« Con frecuencia, las parroquias de Haití son el único punto de atención a la población necesitada ».

La importancia de la Iglesia en Haiti solo puede comprenderla quien haya vivido alli algun tiempo. Sobre todo en zonas rurales y en la periferia de las ciudades, el sacerdote es con frecuencia la unica persona de contacto para los fieles en busca de ayuda. En tales circunstancias Latinoamerica – Haiti | no es posible diferenciar entre el aspecto pastoral de su actividad y su relevancia social.

Capilla de la curia diocesana en Les Cayes, cuyo techo fue destruido por el huracan Matthew.
Capilla de la curia diocesana en Les Cayes, cuyo techo fue destruido por el huracan Matthew.

Durante la visita de ACN a Haiti, un obispo nos conto lo siguiente: “Si en la diocesis se produce un incendio, el primero en enterarse es el obispo, quien a continuacion informa al ayuntamiento”. En realidad, las distintas parroquias estan mejor interconectadas entre si que las diferentes administraciones publicas.

Fieles antes de la misa en la nueva iglesia construida en la parroquia de Notre Dame des Douleurs a Lombard.
Fieles antes de la misa en la nueva iglesia construida en la parroquia de Notre Dame des Douleurs a Lombard.

Y, pese a la extrema miseria, las comunidades catolicas no dejan de crecer. Cada una de las diez diocesis del pais funda anualmente entre dos y cuatro nuevas parroquias. Sin embargo, los sacerdotes de las nuevas parroquias deben hacer frente a grandes dificultades. A menudo no hay iglesia ni tampoco una casa parroquial. La Santa Misa se celebra al aire libre en condiciones muy humildes.