Menú
Menú

Rusia en 2019

La Iglesia católica es una minoría en Rusia. Por eso, es muy grato constatar que su voz tiene cada vez más eco en la sociedad. A ello también ha contribuido el encuentro
histórico entre el Papa Francisco y el patriarca Cirilo en 2016, que ha dado un nuevo impulso a la interacción entre la Iglesia católica y la ortodoxa. 2019 también fue un buen año para el diálogo católico-ortodoxo. A este diálogo contribuye ACN desde hace casi 30 años.

Nuestra fundación ha sido la iniciadora de un grupo de trabajo ecuménico que retoma los temas más importantes de la declaración conjunta de los líderes eclesiásticos y los transforma en proyectos concretos. Una meta de este grupo de trabajo ecuménico, en el que ACN también está representada, es incrementar la ayuda a los cristianos
en Oriente Próximo. Otros proyectos del grupo van dirigidos a mejorar la atención pastoral a enfermos mentales, ayudar a madres en situaciones de crisis y promover la ayuda a los enfermos de adicción. Para el fomento del diálogo, también se realizan proyectos de comunicación ecuménicos destinados a transmitir información objetiva sobre las dos religiones.

ACN financió la compra de un vehículo para poder ofrecer atención espiritual en parroquias muy alejadas de Surgut y Noyabrsk.
ACN financió la compra de un vehículo para poder ofrecer atención espiritual en parroquias muy alejadas de Surgut y Noyabrsk.

Pese a este desarrollo positivo del diálogo interconfesional, la Iglesia católica en Rusia sigue dependiendo de la ayuda extranjera a causa de su situación minoritaria. En el país hay solamente unas 200 parroquias católicas, y los fieles están esparcidos por regiones extensas. Solo la diócesis de San José, con sede en Irkutsk, ya es mayor que los Estados Unidos, con una superficie de 10 millones de kilómetros cuadrados. Para facilitar la movilidad de los sacerdotes y religiosos en esas áreas tan extensas, ACN ofrece ayuda con la financiación de vehículos. Otras prioridades de financiación son las ayudas para la construcción y la renovación, la formación de sacerdotes, religiosos y laicos y la facilitación de sustento económico y estipendios de Misas.

No somos solo socios, ¡somos amigos!

Hieromonje Stefan Igumnov, secretario del departamento de relaciones exteriores eclesiásticas del Patriarcado de Moscú.

Una alianza sólida para los cristianos necesitados en Oriente Próximo

La fructífera colaboración entre la Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa rusa se demuestra actualmente en la ayuda conjunta a Oriente Próximo. En julio de 2019, una delegación del Patriarcado moscovita visitó la central internacional de ACN en Königstein/Taunus, Alemania, con el fin de valorar proyectos de ayuda en común para cristianos en Siria y en Irak. El objetivo es dar a jóvenes de todas las confesiones en Oriente Próximo una mejor perspectiva de futuro. Esta colaboración se intensificará durante los próximos años.