Menú
Menú

Pakistán en 2019

Casi un 97% de los aproximadamente 207 millones de pakistaníes son musulmanes. Los cristianos solo constituyen alrededor de un 2% de la población del país. Aun si la corrupción y el extremismo han disminuido un poco en los últimos tiempos, las minorías religiosas siguen siendo socialmente marginadas y discriminadas, e incluso llegan a sufrir ataques violentos con frecuencia. Desde hace muchos años, ACN acompaña a la Iglesia de Pakistán en su camino hacia un futuro mejor. También en 2019 se aprobaron numerosas solicitudes de asistencia, que se convirtieron en proyectos de ayuda activa.

Tras la elección de Arif-ur-Rehman Alvi como nuevo presidente en 2018, los conflictos sociales de Pakistán se han calmado en cierta medida. Pero no se puede decir lo mismo de la situación de las minorías religiosas del país. Los cristianos se siguen viendo desfavorecidos socialmente y son tratados como personas de segunda clase.

El obispo Samson Shukardin, de visita en la aldea de Bethlehem, en la diócesis de Hyderabad.
El obispo Samson Shukardin, de visita en la aldea de Bethlehem, en la diócesis de Hyderabad.

La descripción negativa de los no musulmanes en libros escolares contribuye a agudizar el problema. Los musulmanes son instruidos desde niños para marginar a los creyentes de otras religiones. Sin embargo, uno de los mayores problemas es la “ley antiblasfemia”, que impone las penas más duras –e incluso la pena de muerte– para cualquier presunta ofensa contra el islam. Precisamente los cristianos son acusados a menudo de blasfemia sin motivo alguno. Pero también hay algún rayo de esperanza.

La comunidad cristiana de Pakistán está profundamente arraigada en su fe.

Obispo Samson Shukardin de Hyderabad

En 2019, la sentencia contra la cristiana Asia Bibi, acusada de blasfemia, fue revocada en última instancia tras diez años de prisión en el corredor de la muerte, y ella pudo abandonar el país. Pero otras víctimas de esa ley aún siguen en prisión. La Iglesia local también denuncia que las niñas son forzadas a casarse y a convertirse al islam por medio de secuestros.

Niños orando en la aldea de Bethlehem, diócesis de Hyderabad.
Niños orando en la aldea de Bethlehem, diócesis de Hyderabad.

La fe de los cristianos de Pakistán sigue siendo inquebrantable. Las iglesias están llenas, y las comunidades cristianas crecen con rapidez. Los laicos cumplen una función cada vez más importante en su labor como catequistas. ACN apoya su formación y financia diversos programas pastorales para el fortalecimiento de la fe, como por ejemplo en el ámbito de la pastoral juvenil. Así, en noviembre de 2019 comenzó el “Año de la juventud”, nombre otorgado por la propia Iglesia de Pakistán. También apoyamos a la Iglesia local en trabajos de construcción y en la compra de vehículos, y ayudamos a sacerdotes ofreciéndoles estipendios de Misas.