Menú
Menú

Kazajistán en 2018

Número de proyectos en 2018
J
72
Project
applications
K
58
Funded
projects
Tipos de proyectos en 2018
Responsable de proyectos

La antigua república soviética de Kazajistán es independiente desde 1991. Este enorme país de Asia central tiene una extensión de 2,7 millones de km2 y es rico en recursos minerales. De sus 18 millones de habitantes, un 70% aproximadamente son musulmanes, mientras que en el país apenas viven 300.000 cristianos católicos. ACN conoce los problemas de esta Iglesia local, por lo que ofrece ayuda económica para proyectos de construcción y movilidad y subsidios para la formación y la manutención con el fin de reforzar la presencia de la Iglesia en el país.

Aunque en Kazajistán los musulmanes son la gran mayoría, los cristianos –a diferencia de muchos otros países de Asia– apenas se ven sometidos a la discriminación y a la persecución. La relación entre cristianos ortodoxos rusos y católicos también es distendida. Por ello, Kazajistán es un buen ejemplo de convivencia pacífica entre ambas confesiones cristianas. Entre estas dos Iglesias se llevan a cabo iniciativas conjuntas y tienen lugar conversaciones francas sobre numerosas cuestiones importantes a las que ambas se ven enfrentadas en la actualidad.

Nun of the Order “Sisters of the Immaculate Conception of the Virgin Mary”, busy overseeing homework.
: Religiosa de la orden de las “Hermanas de la Inmaculada Concepción de la Virgen María” ayudando a los niños a hacer sus deberes.

 « Este país es un ejemplo de convivencia pacífica entre cristianos católicos y ortodoxos »

La mayoría de los 300.000 católicos del país son descendientes de antiguos deportados y tienen raíces polacas, alemanas, bálticas o ucranianas. Para poder sobrevivir económicamente, la comunidad católica depende en gran medida de la ayuda extranjera.

Sisters’ quarters in Kapchagay in south-east Kazakhstan.
Sisters’ quarters in Kapchagay in south-east Kazakhstan.

Viviendas para religiosas en Kapshagay, en el  sudeste de Kazajistán.

ACN ayuda en la financiación de vehículos para la atención pastoral, fomenta proyectos de construcción de iglesias y ayuda a los sacerdotes y religiosos extranjeros a obtener permisos de residencia. Además se ofrecen subsidios económicos para religiosas y ayudas a la formación para futuros sacerdotes.