Menú
Menú

Tanzania en 2018

Número de proyectos en 2018
J
321
Project
applications
K
107
Funded
projects
Tipos de proyectos en 2018
Responsable de proyectos
Press Contact

Más de la mitad de los 57 millones de habitantes de este país del este de África son cristianos, en su mayoría católicos. Pero Tanzania está afectada por la agresiva política de expansión islámica fundamentalista promovida por los países ricos en petróleo. Las zonas costeras y el norte de las tierras del interior son ya predominantemente musulmanas, y en la isla de Zanzíbar, casi totalmente musulmana, a menudo se producen ataques contra los cristianos. ACN apoya a la Iglesia local en proyectos urgentes de construcción, en la formación de sacerdotes y con subsidios económicos para fortalecer su presencia en el país.

El creciente islamismo es el mayor desafío para la Iglesia católica en Tanzania. Numerosas mezquitas de reciente construcción impresionan a los fieles de todas las religiones. Si los cristianos no tienen una iglesia que mostrar, son des preciados y experimentan un sentimiento de inferioridad. Por eso es tan importante para ACN apoyar la edificación de iglesias y capillas en Tanzania, ya que una iglesia propia proporciona a los fieles identidad y confianza.

« No queremos que el Islam nos absorba! »

Otro problema para la Iglesia es que la superstición está muy extendida. A este respecto aún debe realizarse una gran labor educativa. Muchos creen en la brujería, la discapacidad se considera una maldición o un castigo por un acto malvado y los albinos son perseguidos, excluidos o asesinados para fabricar “remedios mágicos” con partes de su cuerpo. La cantidad de analfabetos alcanza un 75 % en algunas zonas, y en muchos lugares no se cuenta con los conocimientos médicos básicos para evitar o tratar enfermedades. Estos son problemas que la Iglesia apenas podría solucionar sin el compromiso y la dedicación de las religiosas, quienes ayudan a la población incansablemente de palabra y obra. Este es el motivo por el que ACN no solo apoya a sacerdotes, sino también a muchas religiosas mediante subsidios económicos.