República Centroafricana en 2018

Número de proyectos en 2018
J
48
Project
applications
K
37
Funded
projects
Tipos de proyectos en 2018
Responsable de proyectos

Desde finales de 2012, la República Centroafricana está sumida en una espiral de violencia a causa de la guerra civil. La guerra ya se ha cobrado miles de víctimas, y casi un millón de personas se han convertido en refugiados internos o buscan protección en los países vecinos. Aún así, los sacerdotes y las religiosas se mantienen firmes en sus respectivos puestos, proporcionan atención espiritual a los habitantes y trabajan incansablemente por la reconstrucción del país. ACN apoya a la Iglesia principalmente ofreciendo ayuda de emergencia y financiando la formación sacerdotal.

ACN apoya a la Iglesia principalmente ofreciendo ayuda de emergencia y financiando la formación sacerdotal. En los combates entre las milicias de los rebeldes Seleka y el grupo anti-Balaka, es la población civil la que más sufre. Miles de personas han visto como sus pertenencias se han convertido en pasto de las llamas, y muchos han sido testigos del asesinato de sus familiares. Hasta ahora, ni el gobierno ni las tropas de pacificación de las Naciones Unidas han sido capaces de conseguir una paz duradera. La Iglesia tampoco se ha salvado de los excesos de violencia. Los edificios eclesiales son atacados y saqueados con frecuencia. Pero la Iglesia católica está en primera fila para proteger a la población de los ataques violentos. Miles de refugiados de distintas religiones han hallado refugio en conventos y centros misioneros. A menudo, esto pone en peligro la vida de sacerdotes y religiosos: solo en 2018 fueron asesinados cinco sacerdotes. ACN apoya a la República Centroafricana con medidas de ayuda de emergencia y en la formación sacerdotal, ya que los futuros sacerdotes son indispensables para la paz y el bienestar de su país. Por ejemplo, en 2018 ayudamos a 48 seminaristas y a sus profesores en Bangui con un presupuesto de 60.000 euros.

Father Albert Toungoumale-Baba.
Padre Albert Toungoumale-Baba.

Atentado mortal durante la Santa Misa

En un ataque armado el 1 de mayo de 2018 en la iglesia parroquial de Nuestra Señora de Fátima en Bangui, 20 fieles perdieron la vida durante la celebración de la misa y otros 100 resultaron heridos. Entre las víctimas mortales se hallaba el párroco Albert Toungoumale-Baba (foto de la izquierda). Este sacerdote de 71 años de edad, colaborador de ACN, nos pidió en un videomensaje que rezáramos incansablemente por la paz en su país. Lamentamos esta gran pérdida y estamos profundamente preocupados por la escalada de violencia en la República.

« Pese al enorme peligro, ninguno de los sacerdotes ha abandonado su misión »

ACN immediately provided 30,000 euros in emergency aid for the most urgent primary care.
38 futuros sacerdotes carmelitas desean devolver la esperanza a su país. ACN ha financiado su formación con 22.800 euros.

La masacre de Alindao

En el campo de refugiados del recinto de la catedral de Alindao en el sur de la República Centroafricana, miles de refugiados fueron atacados por rebeldes Seleka armados el 15 de noviembre de 2018. Los rebeldes mataron a más de 80 personas, entre ellas dos sacerdotes. Además, la catedral fue saqueada e incendiada por los rebeldes. ACN facilitó de inmediato una ayuda de emergencia de 30.000 euros para satisfacer las necesidades más urgentes.