Menú
Menú

Mozambique en 2018

Número de proyectos en 2018
J
63
Project
applications
K
35
Funded
projects
Tipos de proyectos en 2018
B
6
C
3
D
3
I
0
F
0
E
2
H
5
G
5
A
11
Responsable de proyectos

Situado en el sudeste de África, Mozambique ocupa el décimo puesto en la lista de los países más pobres del mundo. Este país aún sufre las secuelas de la guerra civil que lo asoló de 1977 a 1992. Pero también las fuertes catástrofes naturales plantean frecuentemente grandes dificultades para la población. Alrededor de un tercio de los casi 29 millones de habitantes profesan la fe católica, y hay casi un 18 % de musulmanes. Los cristianos son los más afectados por la violencia islamista creciente en el país. ACN presta ayuda a la Iglesia en Mozambique mediante subsidios de formación y manutención y la financiación de proyectos de construcción.

« Los yihadistas utilizan a jóvenes para sus atentados »

Como en muchos países de África, el Islamismo radical se propaga cada vez más en Mozambique. En la provincia de Cabo situada en el noreste del país, unas 100 personas han sido asesinadas en un año. La movilidad está muy restringida por los puestos de policía. Y ello muy a pesar de la Iglesia: por ejemplo, a los catequistas que se desplazan para atender un curso de formación no siempre se les deja pasar, ni siquiera con una carta adjunta del obispo.

Estos problemas se deben a que en el norte del país opera desde 2017 un grupo con fines yihadistas denominado “Al Shabaab”. Los extremistas reclutan a jóvenes ofreciéndoles perspectivas de trabajo o sustento económico y luego los utilizan para realizar atentados. Además, el abandono escolar, los matrimonios a edad temprana, la destrucción de los valores tradicionales y el desarraigo de las familias a causa de la guerra civil hacen que la juventud sienta que no tiene futuro.

ACN ayuda a la Iglesia a devolver el equilibrio y la confianza a las personas, y sobre todo a los jóvenes. En la diócesis norteña de Pemba se está renovando con nuestro apoyo la iglesia de Nuestra Señora, construida hace 100 años por los primeros misioneros. Nuestra ayuda también va dirigida a a facilitar subsidios para la formación y la manutención de sacerdotes y religiosas.