Menú
Menú

Madagascar en 2017

Number of projects in 2018
J
0
Project
applications
K
0
Funded
projects
Type of projects in 2018
Head of Section

En la cuarta isla más grande del mundo, más de tres cuartos de la población vive en la pobreza más extremada. El 15 % de la población es católica. Actualmente, fundamentalistas extranjeros amenazan con islamizar el país. Su odio también se dirige contra los católicos: muchos edificios de la Iglesia han sido objeto de vandalismo. Este contexto hace imperiosa la necesidad de intensificar los esfuerzos en la primera evangelización y el fomento de sucesores en el sacerdocio.

Las intrusiones fundamentalistas y yihadistas atestiguan los profundos conflic- tos religiosos que los obispos deploran hoy en todo el mundo. Por ejemplo, en Madagascar se han comprado y quemado masivamente biblias, se han destruido estatuas de la Virgen Maria y se han robado campanas de las iglesias. La situacion se hace aun mas dramatica debido a la politica de inmigracion del gobierno, ya que actualmente se esta fomentando masivamente la entrada de extranjeros musulmanes, especialmente de Turquia.

« Muchas de estas personas aún no han oído hablar del Evangelio ».

Construccion de una iglesia de carmelitas en Besimpona.
Construccion de una iglesia de carmelitas en Besimpona.

Curso sacerdotal en Roma

Para reforzar la presencia de la Iglesia en Madagascar, desde hace anos apoyamos la formacion de seminaristas. En julio de 2017, todos los formadores de los seminarios sacerdotales fueron enviados a Roma para la realizacion de un curso de cinco semanas organizado por los Legionarios de Cristo. El curso tenia como objetivo la actualizacion de sus conocimientos religiosos y la profundizacion en su mision de despertar en otros la vocacion.

En julio de 2017, todos los instructores del seminario fueron enviados a Roma para un curso de cinco semanas por los Legionarios de Cristo.
En julio de 2017, todos los instructores del seminario fueron enviados a Roma para un curso de cinco semanas por los Legionarios de Cristo.

En Roma, todo el equipo de formadores pudo vivir, trabajar y rezar conjuntamente. Las vivencias y experiencias de los participantes nos han animado a seguir apoyando tales proyectos en Madagascar en el futuro. Por ejemplo, un obispo malgache nos comunico lo siguiente: “El Papa me pregunto que quien nos ayuda, a lo que respondi: Ayuda a la Iglesia Necesitada. Y el Papa repitio lo que el cardinal Filoni ya me habia respondido: que ellos consiguen tanto con su ayuda, porque rezan”.