ACN aprueba más de 3 millones de Euros en 40 proyectos para reconstruir Siria

ACN aprueba más de 3 millones de Euros en 40 proyectos para reconstruir Siria

 “Las ayudas tienen que servir para reconstruir y retomar una vida digna” 

La fundación pontificia Aid to the Church in Need ha aprobado un nuevo paquete con más de 40 proyectos de ayuda pastoral y de emergencia a los cristianos sirios de diferentes ritos. ACN intenta paliar de alguna manera la grave situación que sigue sufriendo el país debido ahora a las diferentes sanciones económicas como el embargo de petróleo. Restricciones que como el obispo maronita de Alepo, Mons. Joseph Tobji, advertía el pasado 27 de junio durante una conferencia ante al Parlamento Europeo en Bruselas “están matando al pueblo sirio de la misma manera que lo están haciendo las armas”.

 

Workshop “Interreligious Dialogue in International Relations” en el Parlamento Europeo con el obispo maronita de Alepo, Mons. Joseph Tobji (centro)

 

“¿Por qué tienen que morir los niños y los enfermos por la falta de medicinas?, ¿Por qué las personas sin trabajo, que han sido despedidas, tienen que morir de hambre por causa del embargo?”, preguntaba el prelado a los diputados europeos.

En respuesta a esta y otras llamadas de urgencia de las iglesias locales católicas y ortodoxas en Siria la fundación dedicará más de dos millones de euros para ayudar a la manutención y atención médica de familias necesitadas y desplazadas en varias partes del país, especialmente en Alepo y Homs.

 

Medical aid

Asistencia médica

Otro de los graves problemas graves que afecta el país es la emigración, según Mons. Tobji “una herida peligrosa que sigue sangrando”. Y entre esas mareas de inmigración forzada se encuentran también obviamente los cristianos sirios, que si antes eran una minoría, ahora se van a “extinguir si la guerra no termina pronto”, solo queda “un tercio” de los que eran. Ante la gran diáspora el obispo maronita se pregunta quién reconstruirá el país siendo Siria una nación “sin productividad, sin mano de obra, una sociedad sin vida”. Los cristianos “puente cultural” entre oriente y occidente juegan un papel primordial como elemento pacificador dentro de la sociedad siria. “Si los cristianos desaparecen habrán muchos problemas tanto para el mismo país como para Europa, que sólo están a pocos kilómetros de distancia”, predice.

Ayuda especial para niños y jóvenes

Por eso otro de los grandes objetivos de la fundación en los próximos meses es la ayuda para los jóvenes y los niños, futuro del país pero, al mismo tiempo, motivo de emigración para muchas familias cristianas. Así una cuarta parte de los nuevos proyectos aprobados por ACN están dedicados a la juventud. Por una parte ACN ha abierto varios programas de ayuda de becas ya que muchas familias han perdido sus trabajos y sus casas, y no tienen medios para posibilitar a sus hijos los estudios básicos o universitarios. La falta de medios obligaría a muchos jóvenes a buscar un futuro fuera del país. En los próximos meses 1215 escolares y 437 universitarios en Homs y 105 universitarios en Damasco se beneficiarán de este programa. Además ACN se ha comprometido a apoyar la escolarización de niños de 300 familias con grandes necesidades en Damasco y niños huérfanos y enfermos.

 

Project "Let me live my childhood"

Iniciativa “Let me live my childhood”

Por otra parte varios proyectos están orientados a la atención de niños y jóvenes traumatizados después de siete años de conflicto y guerra. Entre ellos cabe destacar la iniciativa “Let me Live My Childhood” (Déjame vivir mi niñez) en la ciudad de Alepo. El P. Antoine Tahan, párroco de la Iglesia Católica Armenia de la Santa Cruz y encargado de este proyecto, explica: “Gracias a ACN por apoyar esta iniciativa con la que queremos que los niños se despojen de su ‘vestimenta de adultos’ y que sean capaces de retomar los dones de la infancia que son irremplazables, queremos que redescubran su capacidad de jugar y, simplemente, de ser niños “. ACN apoyará además varios cursos de verano para niños y jóvenes organizados tanto por la Iglesia Maronita (católica) y la Siro-Ortodoxa de Alepo, probablemente la ciudad que más ha sufrido durante la guerra.

 

El Mons. Joseph Tobji en la catedral maronita bombardeada. Alepo, Siria

 

Siguiendo su carisma pastoral ACN investirá casi medio millón de euros para la reparación de varias iglesias y monasterios – por ejemplo de la Catedral maronita y la Catedral siro católica, ambas en Alepo –  así como el apoyo a la formación de seminaristas y manutención de los sacerdotes.  Como subraya Mons. Tobji “la Iglesia es la primera puerta a la que llama la gente” y la Iglesia sería incapaz de dar esa ayuda sin el apoyo de “benefactores, organizaciones y fundaciones eclesiásticas como ACN”. “Las ayudas tienen que servir para reconstruir y para ayudar a la gente a trabajar y a retomar una vida digna”.  El obispo maronita de Alepo lanza un llamamiento desesperado a Occidente: “Hagan el bien, ayúdennos a encontrar la paz”.

My gift to support the ACN mission with the persecuted Christians and those in need.

Noticias

CONOCE MÁS SOBRE Aid to the Church in Need, VISITA http://www.churchinneed.org
logoacnwhy2

QUIÉNES SOMOS

Fundada en 1947 como una organización católica de ayuda para refugiados de guerra y reconocida como una fundación pontificia desde 2011, ACN se dedica al servicio a los cristianos en todo el mundo allá donde estén perseguidos, discriminados o sufran necesidad material, a través de la oración, la información y la caridad. Anualmente ACN apoya alrededor de 5.000 proyectos pastorales en cerca de 150 países, gracias a donaciones privadas, ya que la organización no recibe ayudas gubernamentales.