Nuestras cifras en 2018

En el año 2018 recibimos 7.607 solicitudes de ayuda de todo el mundo. Gracias a la generosidad de nuestros benefactores, pudimos financiar actividades con un presupuesto de 110,5 millones de euros.* La mayor parte de esta suma –concretamente el 80,1 % de las donaciones– fue destinada a gastos relacionados con la misión, es decir, trabajos necesarios para proyectos concretos, tareas de información, apoyo mediático y actividades de oración.

110,5 € milliones
Utilización de las donaciones en detalle
 
Gastos relacionados con la misión
 
Administración
 
Gastos para la comunicación con benefactores y la obtención de donaciones
88,5 € milliones
Gastos relacionados con la misión
 
Trabajo relativo a proyectos
 
Información, divulgación de la fe y abogacía para cristianos desfavorecidos y perseguidos

Además, la proporción de gastos necesarios para fines de administración y obtención de donaciones se mantuvo lo más baja posible (un 8,5 % y un 11,4 % respectivamente), para que la mayor cantidad de fondos pudieran llegar localmente a los cristianos.

Oficinas en 23
Más de 330.000
111.108.825
Utilización de 2,8
Socios de proyectos en 139
5.019
80,1%
Países
de donantes anuales en todo el mundo
euros de donaciones y otros ingresos
millones de euros de superávit correspondiente a años precedentes
Países
proyectos apoyados en todo el mundo
de las donaciones se destinan a gastos relacionados con la misión
Offices in 23 countries
More than 330,000 donors worldwide per year​
111,108,825 euros in donations and other income​
Use of 2.8 million euros in surpluses from previous years​
Project partners in 139 countries​
5,019 projects supported worldwide​
80.1% of the funds used are allocated to mission-related expenses​

Así, en 2018 pudimos apoyar 5.019 proyectos en 139 países con aproximadamente 75,5 millones de euros. Con otros 13,0 millones de euros fuimos capaces de socorrer a cristianos desfavorecidos y perseguidos en todo el mundo.

Los ingresos variables procedentes de legados descendieron 11,7 millones de euros con respecto al año precedente, lo que nos permitió financiar menos proyectos en 2018 por ese medio. Por eso, nos alegramos sobremanera de que los ingresos actuales por donaciones se mantengan estables. En ello basamos la aprobación de proyectos para el futuro.

» En 2018, nuestros proyectos se centraron en la reconstrucción, la formación en la fe y la ayuda de emergencia en zonas en guerra «

Los proyectos que financiamos son principalmente de carácter pastoral. En 2018, aproximadamente un tercio de los fondos se utilizó para la construcción de seminarios y en la construcción y reconstrucción de iglesias y edificios eclesiales.

Más de la quinta parte de nuestro presupuesto para proyectos se destinó a la formación de sacerdotes y religiosos, a la capacitación de sacerdotes y a la formación en la fe de laicos.

Un porcentaje considerable de nuestros fondos –casi una octava parte– se empleó en proporcionar ayuda de emergencia, como por ejemplo a las numerosas víctimas de la crisis en Oriente Próximo.

La entrega de estipendios de misas siguió realizandose del modo acostumbrado: en 2018 adjudicamos estipendios de misas a sacerdotes de todo el mundo por un valor de 12,4 millones de euros.

75,5 € milliones
Ayuda concedida por tipos
h
Construcción y reconstrucción
a
Estipendios de misas
i
Ayuda de emergencia
b
Formación de sacerdotes y religiosos
d
Formación en la fe de laicos
g
Medios de transporte para la atención pastoral
e

Distribución de biblias y material catequético

c
Sustento de religiosas

» El diálogo estrecho con las iglesias locales precede siempre a la implementación de nuestras medidas de ayuda «

Las regiones prioritarias de nuestros proyectos de ayuda en 2018 fueron África y Oriente Próximo. En todo nuestro trabajo relativo a proyectos consideramos sumamente importante el diálogo con la Iglesia local. Los obispos y religiosos locales saben mejor que nadie cuales son las necesidades principales y que medidas de ayuda deben tomarse. Consideramos que nuestra tarea es ayudar a la Iglesia principalmente allí donde los cristianos son víctimas de la guerra, la opresión, la persecución y la violencia.

Lamentablemente, Oriente Próximo volvió a ser un foco de violencia en 2018: en muchos lugares de ese país, los fieles se ven expuestos diariamente al capricho y a la violencia del Daesh y otros grupos islamistas. Por eso, los proyectos de ayuda a Siria e Irak siguen siendo una de nuestras mayores prioridades.

Pero en algunos países de África los cristianos también sufren la persecución y la violencia del islamismo radical. Al mismo tiempo, África es el continente con mayor aumento del número de fieles. Nuestros fondos para África tienen en cuenta esta evolución, ya que más de la cuarta parte de nuestro presupuesto de proyectos para 2018 se destinó a las Iglesias locales de países africanos.

Por su parte, en Asia nuestra prioridad son regiones como Pakistán y Filipinas, en las que el islamismo radical también esta avanzando.

Y por supuesto también trabajamos en India, donde un hinduismo cada vez más radical hace que la minoria cristiana se vea perseguida y, en muchos lugares, violentamente oprimida.

Pero también China, Vietnam o Laos –países sometidos a estructuras jerárquicas comunistas desde hace décadas– siguen estando en nuestra lista de prioridades.

 

75,5 € milliones
Ayuda concedida por regiones
 
África
 
Oriente Próximo
 
Asia/Oceania
 
América Latina
 
Europa Occidental/del Este
 
Otros