Macedonia. «No temas, pequeño rebaño»

Macedonia. «No temas, pequeño rebaño»

A continuación de su estancia en Bulgaria, donde el Papa Francisco visitó las ciudades de Sofía y Rakowski los días 5 y 6 de mayo, la cabeza visible de la Iglesia católica viajo el 7 de mayo a la vecina Macedonia del Norte, como se denomina oficialmente desde febrero de este año la antigua República de Macedonia.

Durante su estancia de diez horas en la capital, Skopie, Francisco se reunió primero con el Presidente, el Primer Ministro y otros representantes del gobierno y del país antes de visitar un monumento en memoria de la Madre Teresa, nacida en Skopie, donde se reunió con los pobres del país. Al mediodía celebró la Santa Misa en la Plaza de Macedonia. Por la tarde encontró jóvenes, así como con sacerdotes y religiosos, antes de que Francisco regresara a Roma a última hora de la tarde.

«No temas, pequeño rebaño» es el lema elegido para el viaje, que manifiesta la situación de los católicos en este Estado antiguamente perteneciente a Yugoslavia: de los cerca de dos millones de habitantes, sólo un dos por ciento son católicos; teniendo en cuenta los 1,2 millones de ortodoxos y más de medio millón de musulmanes, suponen realmente tan solo un pequeño rebaño que se siente «como una familia», según dice la encargada de ACN International para Macedonia del Norte, Magda Kaczmarek. Kiro Stojanov, obispo de la única diócesis de Macedonia del Norte, subraya que precisamente por eso la visita del Papa es muy importante para los pocos fieles. «Tenemos 15 comunidades y algunas iglesias filiales, con un total de 22 sacerdotes»; así describe el obispo la situación actual del país. «Los fieles provienen de diferentes grupos étnicos; la mayoría de ellos son macedonios, croatas o albaneses».

ACN Internacional destinó el año pasado un total de 76.400 euros para proyectos en Macedonia del Norte.

ACN Internacional destinó el año pasado un total de 76.400 euros para proyectos en Macedonia del Norte.

«La coexistencia de las religiones es en su mayor parte pacífica; las religiosas realizan una labor maravillosa en la atención pastoral de niños y jóvenes», dice Magda Kaczmarek. Le preocupa mucho más la pobreza generalizada y la mala situación económica del país, en el que muchos viven exclusivamente de la agricultura. Muchos jóvenes y personas con estudios, que podrían ayudar al país a prosperar, emigran sin embargo a otros países. La tasa de natalidad es baja, de 1,5 hijos por mujer, y el desempleo es extremadamente alto, alrededor del 30 por ciento. Magda Kaczmarek teme que «si la política no consigue crear mejores condiciones de vida y ofrecer perspectivas a los jóvenes, el país se enfrentará a tiempos difíciles».

Por lo tanto, del viaje del Papa Macedonia del Norte no sólo se esperaban impulsos religiosos para la consolidación de la fe. Además, el país confiaba en que, durante su visita, Francisco hubiera hecho un llamamiento a los responsables políticos y económicos para que ayuden a que Macedonia del Norte tenga un futuro más estable, ha declarado Magda Kaczmarek.

Trasfondo:

 ACN Internacional destinó el año pasado un total de 76.400 euros para proyectos en Macedonia del Norte (el año pasado todavía con el nombre de República de Macedonia), especialmente para la construcción y renovación de iglesias. La prioridad actual es la construcción de una nueva iglesia en Kumanovo, la segunda ciudad en número de habitantes del país. ACN también apoya a religiosos para hacer frente a los gastos básicos.

My gift to support the ACN mission with the persecuted Christians and those in need.

Noticias

CONOCE MÁS SOBRE Aid to the Church in Need, VISITA http://www.churchinneed.org
logoacnwhy2

QUIÉNES SOMOS

Fundada en 1947 como una organización católica de ayuda para refugiados de guerra y reconocida como una fundación pontificia desde 2011, ACN se dedica al servicio a los cristianos en todo el mundo allá donde estén perseguidos, discriminados o sufran necesidad material, a través de la oración, la información y la caridad. Anualmente ACN apoya alrededor de 5.000 proyectos pastorales en cerca de 150 países, gracias a donaciones privadas, ya que la organización no recibe ayudas gubernamentales.