Visita del Papa Francisco a Chile: “Un mensajero de paz no sólo para los católicos del país”

Visita del Papa Francisco a Chile: “Un mensajero de paz no sólo para los católicos del país”

Por segunda vez en su historia, Chile se prepara para recibir la visita de un Sumo Pontífice.

Chile se prepara para recibir al Papa Francisco del 15 al 18 de Enero, 30 años después de la última visita de un Papa a Chile, en 1987 cuando el país recibió a San Juan Pablo II. Era la primera vez que un Pontífice visitaba esta nación. Según el Director Ejecutivo de la Comisión Nacional para la Visita del Papa, Javier Peralta,  Francisco se ha caracterizado por visitar lugares que tienen algún grado de problema o conflicto. Así en una apretada agenda de actividades, visitará tres ciudades. Primero Santiago, la capital, donde vive casi la mitad de la población. Luego se dirigirá a Temuco en la Región de la Araucanía, una zona golpeada por el denominado “conflicto mapuche” (pueblo autóctono) que en Chile reivindica con actos de violencia. Su visita finalizará en Iquique, ciudad del norte del país. Esta región cuenta con una presencia importante de migrantes, lo que representa un desafío para los chilenos.

“Para nosotros, como Fundación Pontificia, ésta es una noticia que nos alegra enormemente. Estamos convencidos que su visita no nos dejará indiferentes y que su mensaje calará en lo más profundo del corazón de los chilenos. Confiamos en que como mensajero de paz, nos hará muy bien como nación, no sólo a los católicos, sino a la sociedad entera, ya que es una figura que busca la unidad, la paz, que trabaja por los necesitados y los que sufren”, dice Carlos Valenzuela, Director Nacional de ACN-Chile.

Y es que el Chile que recibe al Santo Padre es muy diferente al que hace 30 años recibió a San Juan Pablo II. La sociedad está más fragmentada y dividida, ha disminuido el índice de confianza hacia las instituciones, incluida la Iglesia Católica. “Hay signos evidentes de crispación en nuestra sociedad que se expresa en la disminución de la amistad cívica o del respeto en el diálogo social, en una dificultad creciente para llegar a acuerdos nacionales y en una siempre presente desconfianza mutua que hace difícil cimentar el encuentro y el diálogo entre los que vivimos en este país”, ha dicho Mons. Fernando Ramos, Coordinador Nacional de la Comisión Nacional para la Visita del Papa.

Muy actual a la situación también el lema elegido por el Santo Padre para su visita: ‘Mi paz les (os) doy’.  La Iglesia chilena no ha cesado de predicar con el ejemplo, trabajando para promover el encuentro entre los distintos actores, un encuentro fundado en el diálogo fraterno y en el valor de la vida y su protección en toda circunstancia. Uno de los puntos clave de los conflictos sociales en los últimos meses.

“La visita de un Pontífice es un gran regalo; es Cristo mismo que viene a tocar nuestros corazones en la persona de Francisco”, señala María Covarrubias, Presidente de ACN-Chile, y refiriéndose a la actual situación en el país añade: “Para una nación dolorosamente golpeada por la aprobación del aborto, la visita del Papa trae una renovada esperanza en la vida de los cristianos, Dios nos ha elegido como protagonistas de un futuro que debemos enfrentar con fe y confianza en Dios. Los frutos de la visita del Papa dependerán de la acogida que cada uno de los chilenos le demos en el corazón”.

Aid to the Church in Need apoya especialmente la formación de seminaristas y diáconos permanentes en Chile.  Así mismo gracias a numerosas intenciones y estipendios de misa la fundación ayuda a los sacerdotes más necesitados de varias diócesis chilenas.

My gift to support the ACN mission with the persecuted Christians and those in need.

Noticias

CONOCE MÁS SOBRE Aid to the Church in Need, VISITA http://www.churchinneed.org
logoacnwhy2

QUIÉNES SOMOS

Fundada en 1947 como una organización católica de ayuda para refugiados de guerra y reconocida como una fundación pontificia desde 2011, ACN se dedica al servicio a los cristianos en todo el mundo allá donde estén perseguidos, discriminados o sufran necesidad material, a través de la oración, la información y la caridad. Anualmente ACN apoya alrededor de 5.000 proyectos pastorales en cerca de 150 países, gracias a donaciones privadas, ya que la organización no recibe ayudas gubernamentales.