Venezuela: Las conversaciones con Oslo son “una lucecita” de esperanza

Venezuela: Las conversaciones con Oslo son “una lucecita” de esperanza

Venezuela parece dar los primeros pasos para un cambio y lo hace gracias a los primeros contactos que han tenido lugar en Oslo (Noruega) para intentar solucionar la crisis con la colaboración del gobierno de este país neutral.  “Conversaciones de tipo exploratorio” con representantes del Gobierno de Nicolás Maduro por una parte y de la oposición por otra como explica José Virtuoso, rector de la Universidad Católica Andrés Bello en Caracas. Con ellas se empieza a ver “una lucecita” de esperanza, comenta el sacerdote jesuita en declaraciones para Aid to the Church in Need.

Venezuela: Las conversaciones con Oslo son “una lucecita” de esperanza.

Venezuela: Las conversaciones con Oslo son “una lucecita” de esperanza.

  1. ¿Siente optimismo respecto a las conversaciones de Oslo?
  2. Si. Tenemos entendido que ya se habían tenido este tipo de encuentros más informales entre la oposición y el gobierno de Maduro. Por supuesto sin ningún compromiso, conversaciones de tipo exploratorio. Pero Oslo implica el compromiso “oficial” de un Gobierno, en este caso el gobierno de Noruega. Eso es lo primero positivo. Lo segundo es que demuestra que tanto el Gobierno del presidente Maduro como el Gobierno del presidente Guaidó se abren a explorar otras posibilidades, otras opciones de entendimiento. No se pueden cerrar caminos posibles para salir de la crisis venezolana.
  3. Pero estas conversaciones están muy al inicio. ¿Ha salido alguna medida practica?

Todavía no hay nada definido, ni siquiera hay nada establecido de cómo pueden ser los procedimientos, son unos pasos exploratorios. Todos – tanto el Gobierno de Noruega, como el Gobierno de Maduro, como el presidente Guaidó – han hablado de un proceso exploratorio. De ninguna manera podemos pues hablar de que estamos en un proceso de diálogo, o un proceso de negociación, estamos en un proceso de búsqueda de posibilidades y de solución; pero búsqueda sólo.

  1. ¿Tiene que ver este paso de aproximamiento con la acción de Guaidó el 30 de abril?
  2. Creo que a partir del 30 de abril ha quedado de manifiesto que hay un profundo impase, ni el Gobierno de Maduro avanza en aplastar a sus enemigos que es lo que quisiera, ni las acciones de Guaidó avanzan para el cese a la usurpación. Por lo tanto, en ese impase que el 30 de abril quedó de alguna manera claro y manifiesto, hay que buscar otras vías, hay que explorar otras posibilidades.
  3. ¿Y cuál es la postura de la Iglesia? Porque hace casi dos años hubo tentativas de diálogo en las que la Iglesia estaba involucrada, después la Iglesia se retiró porque se sentía utilizada….
  4. De las experiencias anteriores, donde primero participó el Vaticano y luego hubo un proceso entre Gobierno y oposición en Santo Domingo, han quedado dos encuentros fallidos. Creo que estos encuentros no fueron debidamente preparados, no fueron debidamente desarrollados. Si tomamos el caso de Colombia, por ejemplo, las conversaciones y los acuerdos del Gobierno colombiano con las FARC ha sido un proceso muy largo, muy preparado, al que se llegó cuando ya existía una voluntad verdadera de negociación. En Venezuela todavía no existe eso realmente, hay que construirlo y fortalecerlo. No se puede ir demasiado deprisa porque se puede abortar, que yo creo que es lo que pasó en las veces anteriores. Hay que intentar un camino sólido de construcción de acuerdo que sea posible realmente. Por eso digo que será un proceso lento y será un proceso difícil, pero creo que los venezolanos finalmente queremos eso.
  5. Después de las dos experiencias anteriores, ¿piensa entonces que esta vez va a ser diferente porque Nicolás Maduro se dio cuenta de que así no se puede continuar?
  6. Me parece que no sólo la oposición, sino en general los venezolanos miramos con bastante perspicacia y con bastante duda el avance de estos procesos porque el Gobierno sigue empeñado en no reconocer a la oposición, en no reconocer la posibilidad de un acuerdo. Por eso se sigue mirando con escepticismo. Pero de alguna manera entramos en ese camino y hay una lucecita allí, que me parece que hay que tratar de que no se apague, sino que se prenda en serio. Además, aparece apoyado por otros gobiernos. La ONU lo respalda, los países del grupo de Lima lo están viendo positivamente, el grupo de contacto de la Unión Europea también… Yo creo que la comunidad internacional – incluso los propios Estados Unidos que han tenido una postura más dura – están de acuerdo en que es muchísimo mejor una solución no violenta a una violenta. Y esta es obviamente la postura de la Iglesia: facilitar, apoyar, crear condiciones para una solución no violenta al conflicto venezolano.
  7. Hablado de la situación que experimenta la población, los apagones que sufrió Venezuela a nivel nacional por varios días fueron noticia en todo el mundo, pero ¿cómo es el suministro de energía y el abastecimiento de alimentación en el país ahora?
  8. El suministro de energía se ha regularizado en las grandes ciudades, especialmente en las del centro del país, como Caracas y otras ciudades importantes del centro del país. Sigue siendo un drama el suministro de energía en las zonas fronterizas. En el Estado Zulia es realmente algo lamentable, es la segunda ciudad más importante del país y el estado más poblado del país y sin embargo el suministro eléctrico es todavía muy irregular. Pasa parecido en el Estado fronterizo de Táchira, en el Estado Mérida, también fronterizo, donde vive un porcentaje de población muy importante. Es decir, se ha regularizado en algunas zonas del país y en otras siguen en el mismo drama. Terrible.
  9. Ahora Maduro permitió la entrada de la Cruz Roja para la ayuda humanitaria, ¿es una solución?
  10. En realidad la ayuda humanitaria está siendo muy mermada, es decir han entrado algunos insumos médicos, plantas eléctricas para algunos hospitales, cosa que está bien. Pero ciertamente la impresión que le da a uno es que hay toda una cantidad de países que quisieran colaborar mucho más activamente enviado suministros médicos, medicamentos, alimentosa la población y no se consigue la vía para que ello llegue.
  11. Usted como rector de la universidad está especialmente preocupado por el tema de la educación. ¿Cuál es la situación en este ámbito?
Venezuela parece dar los primeros pasos para un cambio y lo hace gracias a los primeros contactos que han tenido lugar en Oslo (Noruega) para intentar solucionar la crisis con la colaboración del gobierno de este país neutral. 

Venezuela parece dar los primeros pasos para un cambio y lo hace gracias a los primeros contactos que han tenido lugar en Oslo (Noruega) para intentar solucionar la crisis con la colaboración del gobierno de este país neutral. 

Me preocupa el sistema educativo en Venezuela que está muy deteriorado. Las aulas no logran retener a los niños y a los jóvenes, que no pueden asistir regularmente a clase, bien sea por problemas de transporte o por problemas de alimentación. Nuestras escuelas, liceos y universidades están sufriendo el terrible impacto de la migración de profesores y docentes. Estudiar en Venezuela se está convirtiendo casi en una proeza.

  1. Llevamos casi dos años hablando de la situación en Venezuela y podría llegar un momento en que la gente diga “bueno, no se puede hacer nada”. ¿Cómo no perder el ánimo?

R. Venezuela necesita urgentemente del apoyo del mundo. Venezuela fue un país receptor de buena parte de la migración europea después de la Segunda Guerra Mundial, y en los terribles años 50, en los años de la reconstrucción. Yo de hecho soy hijo de un inmigrante europeo, de un italiano proveniente de Sicilia. Hay muchos venezolanos hijos o nietos de inmigrantes que han aportado mucho al país. Europa debería retribuir ese apoyo que en otros momentos Venezuela le dio. Apoyo solidario y el apoyo económico que se brinda de muchas maneras. Yo los animaría a que lo sigan haciendo porque todo eso crea un sentido de solidaridad muy importante.

My gift to support the ACN mission with the persecuted Christians and those in need.

Noticias

CONOCE MÁS SOBRE Aid to the Church in Need, VISITA http://www.churchinneed.org
logoacnwhy2

QUIÉNES SOMOS

Fundada en 1947 como una organización católica de ayuda para refugiados de guerra y reconocida como una fundación pontificia desde 2011, ACN se dedica al servicio a los cristianos en todo el mundo allá donde estén perseguidos, discriminados o sufran necesidad material, a través de la oración, la información y la caridad. Anualmente ACN apoya alrededor de 5.000 proyectos pastorales en cerca de 150 países, gracias a donaciones privadas, ya que la organización no recibe ayudas gubernamentales.